publicidad

Cómo manejar un desastre ante un suceso "de fuerza mayor" en un viaje

Cómo manejar un desastre ante un suceso "de fuerza mayor" en un viaje

Terremotos, derrames de petróleo, disturbios... Consumer Reports te dice cómo evitar que tu viaje sea un desastre.

De "fuerza mayor"

Terremotos, nubes de ceniza, derrames de petróleo, terribles disturbios, y predicciones para una estación de huracanes muy activa, con la temporada alta justo en camino: Hasta ahora esto ha sido un año extraordinario para los acontecimientos de fuerza mayor.

Fuerza mayor hace referencia a toda clase de sucesos incontrolables, incluidas huelgas laborales y problemas mecánicos en algunos casos, que ocasionan cancelaciones y retrasos de viajes terrestres, por mar, o aire.

Esto puede significar un gran dolor para los viajeros porque las aerolíneas y otras empresas de transporte pueden negarles alguna compensación y asistencia justo cuando más la necesita.

Tus derechos en una situación de fuerza mayor pueden verse reducidos. Por ejemplo, si un vuelo es interrumpido por sucesos fuera del control de la empresa de transporte, esta no estaría obligada a brindar comida o una habitación de hotel, tal como American Airlines informó recientemente a una persona que quedó varada toda la noche a causa del mal tiempo. Las líneas de crucero tienen el derecho a cambiar los itinerarios sin reembolsarle.

Cómo resolver problemas

-- Lee "el contrato de transporte". Los sitios web de las aerolíneas brindan enlaces para aquellos contratos que detallan lo que una aerolínea hará por usted si se retrasa o cancela un vuelo. Los contratos varían de acuerdo a cada aerolínea y cambian todo el tiempo. En general, los contratos se han vuelto más restrictivos últimamente.

publicidad

-- ¿Viajas a Europa? Considera una aerolínea europea. Las normas de la Unión Europea podrían brindar más protección a los viajeros varados que las pólizas de las aerolíneas estadounidenses.

-- Revisa las advertencias antes de viajar al extranjero. Busca los boletines publicados por el Departamento de Estado (Department of State) o los gobiernos extranjeros. Si ya te encuentras en el exterior, revisa la página de viajes del Departamento de Estado para obtener consejos (www.state.gov/travel).

-- Considera un agente de viajes. Buenos agentes pueden ayudar con un viaje internacional o con un itinerario complicado porque ellos saben cómo volver a hacer reservas para otras ciudades o empresas de viaje. Pregunta anticipadamente a un agente u operador de viaje acerca de los planes de contingencia en caso de mal tiempo.

-- Habla con los directores del hotel o crucero. Si te aventura a ir a algún lugar amenazado por tormentas, pregunte sobre las pólizas antes de hacer la reserva.

-- Estudia las rutas seguras para conductores. En junio, un estudio de AAA reveló que el 33 por ciento de los residentes de Florida, que es propensa a huracanes, no están seguros acerca de las rutas de evacuación de emergencia.

-- Reserva con una tarjeta de crédito. Esto podría protegerte si una empresa de viajes no brinda servicios.

-- Revisa el seguro de viajes. Podría ser útil si no puedes volver a programar fácilmente un viaje y estás preocupado por los acontecimientos adversos. Pero la fecha escogida es esencial.

publicidad

Por ejemplo, una vez que se identifica una tormenta y se le asigna un nombre (o un derrame de petróleo ha comenzado), es demasiado tarde para comprar una póliza que cubra aquel acontecimiento específico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad