publicidad

Seguro medico infantil

Seguro medico infantil

Recortes presupuestarios a nivel federal y estatal ponen en riesgo el seguro médico para miles de niños californianos.

Un circulo vicioso

LOS ÁNGELES - Miles de niños que reciben protección médica a través del programa Healthy Families de California, podrían perder muy pronto sus beneficios debido a la falta de fondos federales para financiar el programa.

Healthy Families es el principal canal a través del cual se aplica el Programa Estatal de Seguro de Salud para Niños (SCHIP, en inglés), que atiende 840 mil niños en California, cuyos padres no pueden pagar un seguro médico de salud, pero que tampoco clasifican para los programas estatales de salud pública de Medical.

"Es un círculo vicioso que cada vez se cierra más" afirmó a Efe el doctor Barin Brara, médico familiar con experiencia en pacientes de SCHIP.

"Estos niños van a perder la cobertura para sus medicinas con lo cual van a faltar más a la escuela, por enfermedad. En la mayoría de los casos ambos padres trabajan y van a tener que faltar al trabajo. Al final es posible que uno de los dos pierda el trabajo o, simplemente, deje de trabajar. Sus ingresos mensuales se van a reducir todavía más", explicó.

Una ampliación de los fondos para SCHIP, aprobada por el Congreso, fue vetada por el presidente George W. Bush, aunque líderes del partido demócrata esperan todavía lograr un acuerdo sobre el tema.

Ante la posibilidad de que el programa no reciba los fondos federales esperados, la Junta de Seguro de Riesgo Médico Manejado, autorizó ayer a las autoridades de salud de California a comenzar a retirar niños del programa Healthy Families, "en el momento en que se considere necesario".

publicidad

"Es totalmente malo. ¿Un niño que no ha tenido cobertura tiene menos necesidad que un niño que la ha tenido?", comentó Lesley Cummings directora ejecutiva de la Junta, al comentar la decisión.

La reducción del amparo médico comenzaría en enero de 2008 con un promedio de 66 mil niños fuera cada mes hasta septiembre, según indicaron las autoridades de salud.

Recortes a nivel estatal

Por otra parte, funcionarios estatales advirtieron al gobernador Arnold Schwarzenegger que el cálculo del déficit esperado para el próximo año ha aumentado de algo más de $1,000 millones a cerca de 10 mil millones y seguirá aumentando, debido principalmente a los problemas en el mercado de vivienda.

Inmediatamente el gobernador ordenó un recorte del 10 por ciento en las proyecciones de gastos que serán presentadas en enero, según trascendió, aunque la medida no se ha formulado oficialmente.

A pesar de que SCHIP no depende de fondos federales, la limitaciones presupuestarias del estado cierran las puertas para otras soluciones alternativas sobre la cobertura médica de los niños que salgan del programa.

California necesita $1,200 millones en fondos federales para cubrir las proyecciones de cobertura del programa, en el año fiscal que comenzó recientemente. Sin un acuerdo nacional que permita los fondos para SCHIP, la ayuda federal volvería los niveles del año anterior, cerca de $250 millones o menos, señaló Cummings.

publicidad

Según cifras presentadas por Asociación Nacional de Jubilados (AARP, en inglés), el programa SCHIP ha logrado que el número de niños sin seguro de salud en California disminuya en más de un 30 por ciento.

Si el programa no recibe los recursos adecuados y no aumenta su cobertura, se calcula que 1.5 millón de niños adicionales carecerían de seguro para 2012, según AARP

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad