publicidad

El niño latino desaparecido por 13 años finalmente se reúne con su madre

El niño latino desaparecido por 13 años finalmente se reúne con su madre

El encuentro, según el abogado del padre, fue durante Acción de Gracias

julian hernandez dl bs

Fue un caso que sorprendió a todo Estados Unidos: un padre agarró a su hijo de solo cinco años y se lo llevó de Alabama a Ohio, sin decirle nada a su madre. Ella lo buscó durante años, con la esperanza de volver a verlo, mientras que Julián Tiberius Hernández crecía lejos y con otra identidad.
  
Y así estuvieron por 13 años. El joven hispano, que ahora tiene 18 años, hizo una vida normal. Pero a principios de noviembre se supo que Hernández, cuando trataba de continuar sus estudios y entrar en un "college", descubrió su verdadera identidad. Y también supo que durante años estaba siendo buscado por su madre. 

Bobby Hernandez (d) junto a su abogado, en corte.
Bobby Hernandez (d) junto a su abogado, en corte.


El joven nunca apareció en los medios y tanto él como la familia pidieron respeto a su vida privada. Por eso, nunca se supo qué había decidido: si reunirse después de tanto tiempo con su mamá o no. Dado que es ahora mayor de edad, él debía elegir. 

Ahora se sabe qué hizo finalmente: quiso volver a verla y se encontró con ella la pasada semana, durante Acción de Gracias. Así lo declaró Ralph DeFranco, abogado de Bobby Hernández, padre del joven.

El letrado no dio detalles de cómo fue el encuentro después de todos estos años de búsqueda, aunque sí reconoció que todo este tiempo separados es la "parte negativa" de esta historia. DeFranco, quien anunció que Bobby Hernández se ha declarado no culpable, sostuvo que su cliente fue un buen padre que crió a un buen hijo con excelentes calificaciones. "No pudo hacer más por él", según sus declaraciones. 

Luego de 13 años aparece niño perdido sano y salvo Univision


La abogada de la mamá, Gloria Allred, no ha confirmado el encuentro. Simplemente ha vuelto a repetir el deseo de su cliente de permanecer en silencio y lejos de los focos de los medios de comunicación. 

Bobby Hernández, quien se hacía llamar John Mangina, se encuentra arrestado en Ohio acusado de 32 delitos, entre ellos los de haber falsificado documentos e interferir en la custodia. El juez mantiene una fianza de 250,000 dólares para él. 

El abogado DeFranco sí especificó que padre e hijo han hablado por teléfono e incluso se han visto desde que el caso fue conocido. Hasta ahora, Julián, que ahora ha recuperado su identidad, sigue viviendo en Cleveland, en la misma casa que compartió durante años con su progenitor y la novia de este. 

El niño latino desaparecido por más de una década
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad