publicidad

Se reanudó el juicio contra Casey Anthony, la madre acusada en Florida de matar a su hija

Se reanudó el juicio contra Casey Anthony, la madre acusada en Florida de matar a su hija

Tras un descanso de dos días, se reanudó en una corte de Orlando el juicio contra Casey Anthony, la madre acusada de matar a su hija dos años en 2008.

ORLANDO, Florida - Tras un descanso de dos días, se reanudó el martes en una corte de Orlando, el juicio contra Casey Anthony con más testimonios de miembros de la familia de la acusada de matar a su hija dos años en 2008.

Cindy Anthony, la madre de Casey Anthony, continuó respondiendo al interrogatorio que desde el sábado pasado ha sido sometida por la fiscal Linda Drane Burdick, y que se concentra en las relaciones entre ambas.

También hubo preguntas sobre el patio y la piscina de la residencia familiar, donde según el argumento del abogado defensor José Báez, la pequeña se ahogó el 18 de junio de 2008.

Casey Anthony, de 25 años, está acusada de asesinato en primer grado, homicidio voluntario y abuso infantil agravado por la muerte de Caylee Marie Anthony.

La osamenta de la menor apareció en una bolsa de basura a pocos metros de la casa que compartía con sus padres George, un ex detective que trabaja en el negocio de la seguridad privada, y Cindy Anthony, enfermera de profesión, y que está ubicada al este de Orlando.

Al ser cuestionada por la fiscal, Cindy Anthony dijo que Cayle Marie era vigilada muy de cerca cuando se bañaba en la piscina y que nunca le permitían estar sola.

También negó que olvidara desmontar la escalera de acceso al agua como argumentó la defensa el primer día del juicio.

Hoy por primera vez, el jurado escuchó las grabaciones de las llamadas a las línea de emergencia 911, hechas por Cindy Anthony, en julio de 2008, en las que denuncia la desaparición de la niña y se refiere al "fuerte olor a cadáver" que emanaba del automóvil Pontiac de Casey Anthony, pieza clave de la fiscalía en contra de la acusada.

publicidad

Mientras la grabación era escuchada, Casey Anthony se mantenía sentada estoica, y su madre reaccionaba con lágrimas incontenibles y que trataba de ocultar, bajando la cabeza, tapándose la cara con sus manos.

También el martes el juez Belvin Perry falló a favor de la petición del abogado Marck Lippman, representante legal de George, Cindy y Lee Anthony, quien solicitó que éste último, hermano de la acusada y cuya comparecencia en estrado se espera desde hoy, se le permitiese estar presente durante el juicio.

De esta manera queda excusado de la ley de mordaza impuesta por el juzgado para testigos en casos criminales.

Cheney Mason, uno de los abogados de Anthony y experto en casos capitales, objetó sin éxito la orden del juez Perry, alegando que la presencia de testigos durante un juicio podría influir su testimonio, como habría pasado, según dijo, con las declaraciones de George y Cindy Anthony, a quienes también la Corte permitió permanecer en la sala durante el juicio en el que de ser encontrada culpable, Casey Anthony enfrentaría la pena de muerte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
publicidad