publicidad
.

Se acabó la presión logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

Se acabó la presión

Se acabó la presión

Merck suspenderá su campaña para que su vacuna contra el cáncer de cuello de útero sea obligatoria.

La vacuna contra el cáncer de cuello de útero, establecida ya como obligatoria en Texas para las niñas de entre 11 y 12 años, ha suscitado polémica desde un comienzo.

Merck ha estado haciendo campaña para que las escuelas no admitan a las niñas en estas edades que no se han vacunado, lo que ha sido criticado fuertemente por asociaciones de padres y doctores, especialmente por los altos costos.

Normalmente, las vacunas que son obligatorias en las escuelas estadounidense son para enfermedades que se contagian con el contacto diario entre los alumnos.

En cambio, el virus del papiloma humano (VPH), que combate esta vacuna de Merck, se propaga por transmisión sexual, y no sólo produce cáncer de cuello de útero, sino también verrugas genitales y distintos tipos de displaxias.

Grupos conservadores también han criticado la campaña de Merck, con el argumento de que alienta al sexo pre-matrimonial, mientras que algunas asociaciones en pro de las libertades civiles consideran que es una injerencia en las decisiones de los padres sobre la salud de sus hijas.

Merck lanzó en junio pasado Gardasil, la primera vacuna para prevenir el cáncer de útero, que afectará a más de 10.000 mujeres este año.

Aprobada por la Agencia de Alimentos y Drogas (FDA) y recomendada por el Centro de Control de Enfermedades (CDC), Merck sostiene que puede prevenir un 70 por ciento de los casos de papiloma.

publicidad

Pese a detener su campaña, Merck pronostica que para este año obtendrá ingresos de entre 2.800 millones y 3.800 millones de dólares en la venta de su línea de vacunas, entre ellas Gardasil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca comentó que se están haciendo todos los esfuerzos para tener todas las áreas de la página web en funcionamiento lo más pronto posible. Todo esto surge luego que desde el nombramiento del presidente Trump el sitio oficial de la Casa Blanca no cuenta con su versión en español.
publicidad