publicidad
Apoyo en Miami a las Damas de Blanco, encabezado por Gloria y Emilio Estefan

Se acabó el juego de damas

Se acabó el juego de damas

1° de mayo: Día del Trabajo inventado por la 2da Internacional Socialista en 1889 por la muerte de síndico-anarquistas en Chicago

Apoyo en Miami a las Damas de Blanco, encabezado por Gloria y Emilio Est...
Apoyo en Miami a las Damas de Blanco, encabezado por Gloria y Emilio Estefan

No importa que no exista ley que impida caminar por la vereda. No

importa que no exista un documento que explique la norma. Un "seguroso"

dicta la norma verbalmente y eso es suficiente. El mayoral tampoco

necesitaba más que su voz para exigir la obediencia de los esclavos (y

el látigo no venía mal).

La calle es de Fidel. La acera es de Fidel. La represión es de Fidel.

Ha llegado el momento, ya no habrá más marchas, lo que habrá son actos

de repudio en las puertas de las casas de las damas y viajes en autobús

de regreso a casa para las que se les escapen.

El cálculo del régimen es que estas acciones represivas son preferibles

a que sigan marchando. Con el advenimiento de las Damas de Apoyo se les

podrían sumar más y más mujeres. Fue preferible mandar a parar la

publicidad

marcha aunque sea evidente que hay represión, pues de todas maneras iba

a haber más represión más tarde o más temprano, y en televisión.

También es preferible dejar morir a Fariñas que soltar a 26 presos de

conciencia enfermos. Cero concesiones. Todo esto era fácil de

pronosticar para cualquiera que haya seguido el proceder de los

hermanos Castro desde siempre. Nada nuevo bajo el sol, excepto el nuevo

corralito que les inventaron a las Damas no dejándoles moverse para

ningún lado bajo el ardiente sol por casi tres horas. Un acto de

repudio estático, con la turba recibiendo agua fría para que grite y

fastidie con mayor rendimiento.

No hay juego de damas para las Damas. Se congela el tablero. Esto no es

un juego. El tablero es de Fidel. El único que puede mover fichas es

Fidel. El único que puede coronar a su hermano es él.

La comunidad internacional tiene dos opciones. (1) Acepta que no hay

juego, que Fidel se ha llevado el tablero, y expresa su repudio a este

publicidad

acto totalitario ó (2) Al no haber marcha racionaliza que ya nadie

marcha en Cuba así que no hay nada que hacer ni que condenar.

No digo yo si Fariñas se ve obligado a continuar su horrible huelga de

hambre y sed. Lo único que funciona es olvidarse de todo miedo a morir

y a sufrir, entregar el cuerpo y el alma para canjear la vida por la

dignidad. No hay juego de damas, pero sí queda el de ajedrez de

Fariñas, sin tablero que confiscar. De todas maneras es demasiado.

Fariñas no debe entregar su vida con tal de acabar con el rey. Al rey

le queda poco y a la reina también. Que quede vivo para ver el día que

coronemos a las Damas como se merecen en el tablero de la Patria,

cuando la Quinta Avenida ya no sea de Fidel y caminar vestido de

cualquier color y con cualquier flor, de nuevo no sea un delito ni en

Miramar, ni en la Habana Vieja, ni en Banes ni en Santa Clara.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad