publicidad

San Bruno: Dos años después de explosión

San Bruno: Dos años después de explosión

El progreso ha sido lento en restaurar la comunidad, en la implementar sanciones, y en resolver las demandas . Y a dos años aún queda mucho por hacer.

SAN FRANCISCO, California - En el segundo aniversario de la  explosión de una tubería de gas en San Bruno,  que mató a ocho personas hirió a 58 y destruyó 38 hogares, son pocas las señales de progreso tanto en la reconstrucción de la comunidad, como en las regulaciones de seguridad.  

"La reconstrucción física está progresando", dijo el alcalde Jim Ruane, en una ronda de prensa, anunciando que las ocho viviendas han sido completadas. "La reconstrucción psicológica tomará mucho más tiempo. Y, francamente, para algunas personas, que nunca va a suceder." 

publicidad

Han pasado dos años pero, sólo ocho de los 38 hogares destruídos se han restaurado y aún hay decenas de demandas civiles sin resolverse en corte.  Víctimas de la explosión viven  con el temor  de que podría  ocurrir de nuevo, y en cualquier  momento, ya que la raíz del problema aún queda sin resolverse.

El desastre sacó a la luz una larga historia de fallas de seguridad en Pacific Gas & Electric Co (PG & E, por sus siglas en inglés) . 

Un documento interno que la empresa de electricidad Pacific Gas & Electric Co (PG & E, por sus siglas en inglés) recientemente entregó a reguladores estatales, podría comprobar que estaban al tanto de los problemas que causaron la fatal explosión del 2010 en San Bruno.

Pruebas que PG&E sabía sobre las fallas en la tubería

Los documentos indicarían que la empresa sabía de la fuga en la tubería desde 1988 y en los 20 años no tomaron las medidas necesarias para prevenir el accidente. 

Víctimas de la explosión presentaron casi 100 querellas civiles contra la compañía que aún no se han resuelto. En marzo la empresa declaró que le pagaría 70 millones de dólares a la ciudad de San Bruno en compensación, pero podrían terminar pagando millones más en los próximos año. 

publicidad

Y a raíz de la tragedia, se presentaron una serie de reformas legislativas para aumentar la seguridad de los residentes y requerirían que la Comisión de Seguridad Pública de California asuma mayor responsabilidad en el desempeño de seguridad de PG & E. 

FOTOS: Los espeluznantes detalles que arrojó la investigación de la explosión

Ya va más de un año desde que se presentaron, y estos tres proyectos de ley siguen en la espera de la firma del gobernador, todos ellos requerirían la California Public Utilities Commission asumir mayor responsabilidad en el desempeño de medidas de seguridad de PG & E.

Según la Junta Nacional del Transporte (NTSB por sus siglas en inglés) otra de las lecciones para evitar que se repita otra tragedia como la de San Bruno,  es la necesidad de modernizar miles de millas de gasoductos antiguos con sensores que serían capaces de detectar soldaduras defectuosas. Pero el NTSB sólo tiene el poder de hacer recomendaciones, no de implementarlas y el informe no menciona si la industria debe ser forzada a pagar miles de millones de dólares por la modernización de tuberías antiguas para incluir estos sensores.Tampoco menciona que se registraron 23 incidentes desde el 2002 en los que soldaduras de San Bruno han fallado. 

** Con información del San Francisco Chronicle

publicidad
Contenidos Relacionados
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad