publicidad

Sálvate del ¿síndrome del ordenador¿

Sálvate del ¿síndrome del ordenador¿

El abuso de las nuevas tecnologías que favorecen la inmovilidad potencian complicaciones vasculares. ¡Cuidado!

¿Trabajas en la Banca, en una notaría, un estudio de abogados o en una asesoría fiscal?. ¿Cumples tu horario de oficina en una inmobiliaria, gestoría, aseguradora, empresa de informática o redacción periodística? ¿Eres funcionario u oficinista?.Son algunas de las profesiones que conllevan un mayor riesgo de producir el "síndrome del ordenador", una complicación tromboembólica a la que están más predispuestas las personas obesas, sedentarias, que tienen varices o las piernas hinchadas y permanecen inmóviles muchas horas en el trabajo.Según el cirujano cardiovascular Miguel Angel Santos Gastón, presidente de la Fundación para el Estudio y Prevención de las Enfermedades de las Venas (FespreV), "el abuso de las nuevas tecnologías está potenciando en la actualidad las complicaciones vasculares".Trombosis venosa Este experto confiesa que trata con relativa frecuencia casos de trombosis venosa en personas apasionadas por la informática, que pasan su jornada laboral sentadas, inmóviles ante la pantalla y, "por si fuera poco, después del trabajo vuelven a engancharse a la red en sus domicilios".Según Santos Gastón "es incuestionable el riesgo que supone permanecer sentado por imposición del trabajo y, además, no mover las piernas durante horas por la concentración que exige la tarea".Desarrollar un coágulo en una vena de la extremidad inferior es la consecuencia lógica en tales circunstancias, máxime si ya concurren otros factores de riesgo. Esta complicación tromboembólica merece el calificativo de "síndrome del ordenador", según el experto.

publicidad

Teniendo en cuenta la elevada cifra de ordenadores personales existentes y que cada año se venden, entre fijos y portátiles, pueden vislumbrarse el "brillante" futuro que aguarda a esta patología.Desde la perspectiva vascular, la inmovilidad que exige trabajar con aparatos de informática y la atención que requiere, puede explicar las molestias típicas de insuficiencia venosa, como el cansancio, la quemazón, los calambres en los tobillos y la porción inferior de la pierna, y sobre todo, el riesgo de trombosis, según Santos Gastón.Todos son propensosAnatómicamente todas las personas nacen con unos estrechamientos que ejercen compresión en algunas venas de la extremidad inferior y están situados en distintos puntos de las arterias aorta e iliaca, y las venas cava, femoral, poplítea y tibial.Si a estos impedimentos al normal flujo venoso de retorno se añaden otros como permanecer mucho tiempo sentado y con las piernas cruzadas, padecer varices y/o insuficiencia cardio-respiratoria, las posibilidades de formar coágulos aumentan considerablemente.Básicamente, las recomendaciones para quienes trabajan sentados consisten en cambiar determinados hábitos y, sobre todo, realizar pequeños ejercicios estáticos que se pueden desarrollar incluso sin moverse del asiento, con la idea de neutralizar la inmovilidad, activando así el retorno venoso.

publicidad

Estos son los consejos del titular de FespreV para prevenir el tromboembolismo debido al "síndrome del ordenador":Permanece con las piernas estiradas y nunca flexionadas hacia atrás, pues el retorno venoso disminuye sensiblemente.Aprieta con fuerza los dedos de los pies y levantarlos apuntando hacia arriba.Eleva los talones y apóyese sobre los dedos.Haz flexiones subiendo y bajando de puntillas.Moviliza el tobillo en sus tres posiciones: antero-posterior, lateral, circular. Contrae los músculos de las piernas, muslos y glúteos.Procura no cruzar las piernas, pues oprimen las venas y esto hace disminuir la circulación hasta un 25 por ciento de lo normal.Levántate del asiento cada hora y camina un minuto.Haz ejercicios respiratorios para favorecer la "vis a fronte": la fuerza aspirativa que aprovecha la presión negativa intratorácica producida por el músculo mediastino al respirar. Gracias a este fenómeno fisiológico, la sangre de las extremidades asciende al corazón más fácilmente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad