publicidad
Fumar, comer mucha sal y grasa, estar subido de peso, tomar mucho alcohol o no hacer ejercicio genera mayores probabilidades de desarrollar presión alta.

Presión sanguínea

Presión sanguínea

La presión sanguínea es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cada vez que el corazón late y bombea la sangre al cuerpo.

Fumar, comer mucha sal y grasa, estar subido de peso, tomar mucho alcoho...
Fumar, comer mucha sal y grasa, estar subido de peso, tomar mucho alcohol o no hacer ejercicio genera mayores probabilidades de desarrollar presión alta.

-Volver a Cambia Tu Número-

La presión sanguínea es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cada vez que el corazón late y bombea la sangre al cuerpo.

Cuando la sangre se mueve con una presión mayor que lo normal puede ocasionar hipertensión arterial y causar problemas de salud cuando se mantiene alta por mucho tiempo. Lo que significa que habrá un alto riesgo de sufrir derrames cerebrales. enfermedades cardiacas, infarto, insuficiencia renal e incluso problemas de la vista.

Se le conoce como el ‘asesino silencioso’ ya que la hipertensión no suele presentar síntomas.

Aunque no se conocen las causas exactas de la hipertensión hay varios factores que pueden ocasionar hipertensión arterial. Fumar, comer mucha sal y grasa, estar subido de peso, tomar mucho alcohol o no hacer ejercicio genera mayores probabilidades de desarrollar presión alta.

publicidad

En otros casos también es provocada por un problema de salud o algún medicamento.

Al usar un tensiómetro, siempre se cita primero la presión sistólica y luego la diastólica, por ejemplo, 140/80. Se considera una presión normal cuando se encuentra por debajo de 120/80.

Aunque la hipertensión no tiene cura, puede controlarse. Generalmente perder peso, hacer ejercicio y cambiar su dieta son indispensables para normalizar la presión arterial.

En pocas palabras:

Presión sistólica: es el primer valor medido cuando se lee la presión arterial. Indica la presión existente al contraerse el músculo cardíaco. Debe encontrarse por debajo de 120.

Presión diastólica: segunda cifra que se mide durante una toma de presión.  Refleja la presión ejercida sobre los vasos tras la dilatación del músculo cardíaco. Debe encontrarse por debajo de 80.

Hipertensión: comúnmente conocida como presión alta. Ocurre cuando aumentan las cifras normales de la presión arterial, ya sea de la sistólica o de la diastólica. Se estima que un paciente comienza a ser hipertenso cuando su registro es igual o mayor de 140/90 mmHg.

Hipotensión: comúnmente conocida como presión baja. Ocurre cuando la presión arterial se encuentra por debajo del nivel normal durante y después de cada latido cardíaco. Como consecuencia la sangre no llega con suficiente fuerza al corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

publicidad

Prehipertensión: Entre 120/80 y 139/89. Es muy probable que desarrolle presión arterial alta en el futuro. Debe consultar con su médico para prevenirla.

Recomendaciones:

-Mantén una dieta balanceada, baja en sal/sodio. Limita el sodio en tu alimentación a 2,300 miligramos (mg) o menos por día.

-Escoge frutas y vegetales en lugar de papas fritas saladas o galletas saladas.

-Puedes usar especias o hierbas en lugar de sal para darle sabor a la comida.

-Lee las etiquetas de los alimentos para comparar el contenido de sodio.

-Controla tu peso y evita un estilo de vida sedentario.

-Reduce tu estrés y mantente alejado del tabaco y reduce tu consumo de alcohol.

Te sugerimos además:

--Regulaciones controversiales sobre la presión arterial

--No seas víctima de la presión alta


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad