publicidad
Obama pretende reformar "los requisitos de seguridad y calidad" en los hogares de retiro del país.

Obama promueve medidas para ayudar a la creciente población mayor de 65 años

Obama promueve medidas para ayudar a la creciente población mayor de 65 años

Anunció planes para mejorar el acceso a los planes de jubilación y para modernizar la seguridad en los hogares de retiro donde viven miles de ancianos.

Obama pretende reformar "los requisitos de seguridad y calidad" en los h...
Obama pretende reformar "los requisitos de seguridad y calidad" en los hogares de retiro del país.

El presidente Barack Obama promovió una serie de ideas con las que espera ayudar a que las personas mayores "prosperen" y vivan con dignidad, y consideró "urgente" mejorar las políticas hacia ese colectivo en un momento en el que 10.000 personas cumplen 65 años cada día.

En la llamada "conferencia sobre el envejecimiento", un acto que la Casa Blanca celebra cada diez años para evaluar las necesidades de la población mayor, Obama anunció planes para mejorar el acceso a los planes de jubilación en los puestos de trabajo y para modernizar la seguridad en los hogares de retiro donde viven miles de ancianos.

"Tenemos que trabajar, hacer más para asegurarnos de que todos los estadounidenses mayores tienen los recursos y el apoyo que necesitan para prosperar", aseguró Obama en un discurso durante la conferencia.

publicidad

El presidente recordó que la llamada generación del "baby boom", los concebidos después de la Segunda Guerra Mundial, está entrando en la tercera edad y ahora "cada día, casi 10.000 de esos bebés cumplen 65 años", lo que equivale a "más de 250.000 estadounidenses cada mes".

"Están viviendo más tiempo y con mejor salud", indicó. "Y los retos de proteger a los ancianos, lidiar con los crecientes costes de una generación que envejece, asegurarnos de que tenemos suficientes trabajadores que cuiden de nuestros familiares (...), se están haciendo más urgentes".

Obama rechazó la noción de que el seguro sanitario subsidiado para los mayores de edad conocido como Medicare o el sistema de seguridad social del país estén "en crisis".

Opinó que esos programas simplemente "enfrentan retos por las tendencias demográficas" y requieren "que se ralentice el crecimiento del coste de los seguros de salud", algo que ya se está consiguiendo gracias a la reforma sanitaria aprobada en 2010.

El mandatario consideró además que es necesario "facilitar que la gente pueda ahorrar para su jubilación", dado que un tercio de los trabajadores del país no tienen acceso a un plan de ahorros para la jubilación en su empleo.

Obama ha incluido en todas sus propuestas de presupuesto de los últimos años fiscales una propuesta para "apuntar automáticamente a los trabajadores sin acceso a un plan de jubilación en su trabajo" en una cuenta individual con ese fin, algo que beneficiaría a "30 millones de estadounidenses".

publicidad

No obstante, hasta ahora el Congreso no ha actuado al respecto, pero algunos estados sí, y otros 20 territorios del país están pensando en implementar esa idea, según Obama.

Por tanto, el presidente anunció que ha pedido al Departamento de Trabajo que presente unas reglas a finales de este año que aclaren a los estados cómo deben proceder para crear programas de ahorros para la jubilación.

"Es perverso que en este país sea más fácil ahorrar si ya tienes dinero", aseguró el mandatario.

Obama recordó además que el pasado febrero ya propuso nuevas restricciones para los inversores y asesores financieros que gestionan las cuentas de ahorro para la jubilación de millones de estadounidenses, por considerar que muchas familias pierden dinero debido a normas obsoletas y malos consejos.

Durante la conferencia, Obama anunció además una propuesta para hacer la primera reforma en 25 años en "los requisitos de seguridad y calidad" en los hogares de retiro del país.

La reforma afectará a 1,5 millones de residentes en los 15.000 hogares de retiro que participan en los programas de Medicare y Medicaid, y busca reducir las "infecciones y readmisiones innecesarias en los hospitales", mejorar la calidad del cuidado y fortalecer las medidas de seguridad, según el Departamento de Salud.

Las nuevas normas, sujetas a un periodo de comentarios públicos de 60 días antes de entrar en vigor, minimizarían el uso de los antibióticos y los medicamentos antipsicóticos, promoverían el cuidado individualizado de los ancianos y permitirían a los residentes elegir a sus compañeros de habitación, entre otras cosas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad