publicidad
Aunque estos minerales pueden aportarse al cuerpo por medio de suplementos dietéticos, para "mineralizarse" es preferible recurrir primero a sus fuentes naturales, los alimentos.

No te resistas a incorporar 4 cuatro minerales esenciales para la buena salud

No te resistas a incorporar 4 cuatro minerales esenciales para la buena salud

No te resistas a alimentarte con los cuatro minerales esenciales para un buen rendimiento cerebral y sexual.

Aunque estos minerales pueden aportarse al cuerpo por medio de suplement...
Aunque estos minerales pueden aportarse al cuerpo por medio de suplementos dietéticos, para "mineralizarse" es preferible recurrir primero a sus fuentes naturales, los alimentos.

¿Qué podemos comer para disfrutar al máximo de nuestro potencial físico y mental, mejorar nuestras funciones orgánicas, mantenernos saludables y protegernos de los principales trastornos, como el cáncer y las enfermedades del corazón?

La lista de compuestos nutritivos para la buena salud y el bienestar es muy larga, pero hay algunos nutrientes esenciales que nunca deben faltar, de acuerdo con los estudios científicos más recientes y los expertos en medicina y nutrición.

Aunque estos minerales pueden aportarse al cuerpo por medio de suplementos dietéticos, para "mineralizarse" es preferible recurrir primero a sus fuentes naturales, los alimentos. Una advertencia: si se sufre alguna dolencia crónica, como la hipertensión, la diabetes o la gota, hay que consultar al médico antes de introducir cambios en la dieta.

publicidad

Estos dos minerales mayores trabajan estrechamente ligados en el organismo y, a menudo, son combinados en suplementos multivitamínicos. En equipo, ayudan a reducir el riesgo de cáncer, estimulan la potencia cerebral, intensifican el rendimiento atlético y protegen la piel.

Además, el calcio y el magnesio trabajan juntos para regular los niveles de energía del organismo y mantener el normal funcionamiento del corazón y la trasmisión nerviosa, y son necesarios para tener unos huesos fuertes y sanos.

También colaboran en la lucha contra la presión sanguínea elevada, y tomados antes de irse a dormir, pueden tener un ligero efecto sedante. El calcio solo, es necesario para prevenir la osteoporosis, los trastornos cardíacos, los problemas de la menopausia y ciertos tipo de cánceres, mientras que el magnesio, es útil contra el síndrome premenstrual, la hipertensión arterial, la ansiedad, la fatiga y la diabetes.

Para que no te falten, incluye en tu dieta la leche y sus productos derivados, legumbres, coles y otros vegetales de hoja verde, sardinas enlatadas y pescado blanco, para recibir suficiente calcio, así como cacao o chocolate, frutos secos y mariscos, para tener un buen aporte de magnesio.

Los expertos en alimentación lo consideran un mineral esencial para el organismo porque ayuda a la insulina a regular el metabolismo de las proteínas, los carbohidratos y las grasas. Cuando el cuerpo tiene insuficiente cromo, pueden surgir todo tipo de problemas de salud, desde un desequilibrio en los niveles de azúcar en la sangre hasta la obesidad.

publicidad

También ayuda a reducir su riesgo de trastornos cardíacos, diabetes y problemas de la visión. Los atletas son fervoroso partidarios de este mineral para ayudar a reducir la grasa corporal, aumentar el rendimiento de los músculos y controlar el hambre y el peso.

Para que no te falte, incluye en tu dieta levadura de cerveza, carne, hígado, huevo, pollo, ostras, germen de trigo, pimiento verde, manzana, plátano y espinacas.

El Zinc

Se lo considera el mineral del sexo masculino y, de hecho, es necesario para el metabolismo hormonal, la producción de testosterona, la formación del esperma y la composición del semen, mientras que algunas de las comidas que tienen reputación de ser afrodisíacas o intensificar la virilidad, como las ostras, tienen un contenido especialmente elevado de esta sustancia.

Pero además, el zinc es crucial para otras numerosas funciones corporales, desde la cicatrización de las heridas o la inmunología hasta la desintoxicación del hígado. Los órganos sensoriales también requieren este mineral para la visión, la audición, el olfato y el paladar.

Algunos estudios indican que el zinc puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer, estimular la potencia cerebral, equilibrar el nivel de azúcar en la sangre y perder peso. Para que no te falte, incluye en tu dieta alimentos proteicos como las carne de res, cerdo y cordero y la carne oscura del pollo, así como los cacahuetes y las legumbres.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad