publicidad
Los investigadores aseguran que las vitaminas tienen riesgos y beneficios, como otros medicamentos, y lo olvidamos.

La vitamina D no baja la presión, aseguran investigadores

La vitamina D no baja la presión, aseguran investigadores

Después de una revisión y un meta análisis, un grupo de investigadores demostraron que los suplementos de vitamina D no reducen la presión arterial.

Los investigadores aseguran que las vitaminas tienen riesgos y beneficio...
Los investigadores aseguran que las vitaminas tienen riesgos y beneficios, como otros medicamentos, y lo olvidamos.

Después de una revisión y un meta análisis, un grupo de investigadores demostraron que los suplementos de vitamina D no reducen la presión arterial.

"No recomendaría utilizar vitamina D para tratar o prevenir la hipertensión", dijo por e-mail el doctor Miles D. Witham, de la Universidad de Dundee, Hospital Ninewells, Escocia.

"Hallamos evidencia de que no sirve", agregó. Su equipo de la Colaboración D-PRESSURE actualizó una revisión sistemática de ensayos clínicos aleatorizados para determinar si los suplementos de vitamina D reducen la presión versus placebo en distintas poblaciones y con análogos de la vitamina.

El análisis, publicado en JAMA Internal Medicine, incluyó 46 estudios con datos de cohortes y 27 conjuntos de datos con información individual.

publicidad

El meta análisis de la variación de la presión durante los estudios con los datos de las cohortes no reveló un efecto clínico o estadísticamente significativo de los suplementos en la presión sistólica o diastólica y lo mismo ocurrió con el meta análisis de los datos individuales.

Tampoco hubo diferencia en los análisis de los subgrupos de pacientes con o sin diabetes y de aquellos tratados con o sin inhibidores de la ECA, y los resultados no cambiaron con respecto de la presión basal y los valores de la hormona paratiroidea o de 25-hidroxivitamina D.

En los pacientes que más se beneficiarían (presión sistólica superior a 140 mm Hg, vitamina D inferior a 10 ng/mL y hormona paratiroidea superior a 217 pg/mL), el equipo no halló evidencia de la utilidad de los suplementos.

"El mensaje principal es no utilizar vitamina D para tratar o prevenir la hipertensión", dijo Witham.

"El mensaje más amplio es no confiar en los resultados de los estudios observacionales, sino esperar la evidencia de los ensayos clínicos aleatorizados sobre las enfermedades. Los datos observacionales nos pueden confundir. Ya pasamos por esta situación en el campo de las vitaminas: con las promesas de la vitamina C y E que no se traducían en los estudios y el (betacaroteno) que producía riesgos (un aumento en las tasas de cáncer en grupos seleccionados)", afirmó.

publicidad

"Las vitaminas tienen riesgos y beneficios, como otros medicamentos, y lo olvidamos", finalizó.

El equipo declaro no recibir financiamiento externo ni tener conflictos de intereses.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad