publicidad
Los "hongos mágicos" han sido prohibidos en todo el mundo. Los investigadores de Nueva York debieron obtener una licencia para realizar el estudio.

Investigadores descubren que los hongos alucinógenos pueden reducir la depresión y el miedo a la muerte en pacientes con cáncer

Investigadores descubren que los hongos alucinógenos pueden reducir la depresión y el miedo a la muerte en pacientes con cáncer

Unos 80 pacientes participaron en las pruebas con psilocibina, un compuesto de los llamados "hongos mágicos", en dos hospitales de Estados Unidos. Entre los resultados, 80% registró mejoras "significativas" en el estado de ánimo a pesar de la enfermedad. Catalogan la experiencia como una terapia "mística".

Los "hongos mágicos" han sido prohibidos en todo el mun...
Los "hongos mágicos" han sido prohibidos en todo el mundo. Los investigadores de Nueva York debieron obtener una licencia para realizar el estudio.

Una simple dosis de psilocibina, un compuesto alucinógeno de los llamados "hongos mágicos", puede reducir la ansiedad, los episodios depresivos e incluso el miedo a la muerte en los pacientes con cáncer, de acuerdo con dos estudios publicados este jueves en la revista Journal of Psychopharmacology.

En total, 80 personas fueron parte de la investigación: 29 de ellos fueron sometidos a pruebas en el New York University Langone Medical Center y 51 en el Johns Hopkins University School of Medicine.

Stephen Ross, director de los servicios de abuso de sustancias del Departamento de Psiquiatría del Langone y líder del equipo de investigadores en ese centro, explicó a la W Radio que luego de conocer la historia de vida y clínica de los pacientes son sometidos a las terapias.

" El día que reciben la psilocibina es un día largo, de 9 de la mañana a 5 de la tarde", explicó Ross. Cada uno está acompañado por dos terapeutas al momento de administrarles la píldora sintética: "Luego, los dejamos recostados en un sofá, con gafas oscuras y una música preseleccionada".

Al cabo de seis horas, el efecto de la psilocibina se reduce y entonces se le pide al paciente que escriba su experiencia. "Son sesiones de psicoterapia", aseguró el especialista.

La psilocibina es una sustancia alucinógena que se extrae de ciertos tipos de hongos oriundos de regiones tropicales y subtropicales de Sudamérica, México y Estados Unidos, según el Departamento de Justicia. Puede tener efectos negativos que van desde naúseas y vómitos, hasta debilidad muscular, somnolencia, falta de coordinación, alucinaciones e incapacidad para discernir entre la realidad y la fantasía.

publicidad

Según el Departamento de Justicia, no hay evidencia de que este compuesto pueda generar dependencia o adicción. "Ciertamente se desarrolla una tolerancia a la droga cuando se ingiere de manera sostenida durante un breve periodo de tiempo", se lee. Sin embargo, es ilegal.


Una experiencia que cambia la vida
Dinah Bazer, de 69 años, fue una de las pacientes que participó en las pruebas. Para ella, se trató de una experiencia "que me cambió la vida", según dijo al diario The Washington Post. Bazer fue diagnosticada con cáncer de ovario en mayo de 2010 y tras recibir tratamiento la enfermedad desapareció, aunque ella siguió viviendo con el temor de que reapareciera.

En 2012 recibió psilocibina y, tal como otros pacientes, se sentó en un sofá a escuchar música mientras se hacían evidentes los efectos de la droga. De pronto, contó al Post, vio una masa negra que se iluminaba en su costilla y más tarde se sintió "bañada por el amor de dios".

Otro paciente citado por el diario The New York Times, Kevin, de 57 años y con transplante de médula por una leucemia, participó de la terapia en el Johns Hopkins en 2013. Aunque el tratamiento no le permitió volver al estado emocional que tenía antes de la enfermedad, aseguró que tuvo una "grandiosa sensación de paz sobre lo que podría venir".

publicidad


Algunos retos
En ambas investigaciones, los pacientes reportaron "mejoras en las actitudes hacia la muerte y una experiencia profundamente espiritual". Además, 80% de los participantes registraron reducciones "significativas" en sus depresiones y ansiedades.

David Nutt, psiquiatra del Imperial College London, destacó en el editorial de la revista los "beneficios profundos y duraderos para la salud mental" de los pacientes que recibieron la terapia.

Sin embargo, los investigadores aún enfrentan algunos retos. Stephen Ross explicó a la W Radio que aún no se encuentran en capacidad de definir si el tratamiento que consideran "místico" redujo el cáncer en los pacientes. De hecho, la mitad de las personas murieron durante la investigación –por el cáncer– y la otra mitad aún sigue viva.

Aunque algunos psiquiatras cuestionan la fiabilidad de esta investigación, los equipos de Johns Hopkins y Langone continuarán indagando. Ahora esperan que la Oficina de Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) apruebe un nuevo estudio que les permita evaluar a entre 300 y 400 pacientes. "Si ese estudio demuestra ser tan positivo como éste, la FDA podría clasificar esta droga como una sustancia más accesible al público".

Lee también:

Relacionado
Muchos sobrevivientes deben enfrentar efectos físicos a largo plazo, así...
Aprender a vivir después de tener cáncer
Unos 15,5 millones de estadounidenses han sobrevivido al cáncer y se espera que ese número ascienda a más de 20 millones en 2026. Estas tres historias ejemplifican los retos de volver a tener vidas normales, con el miedo constante de que la enfermedad regrese.
Relacionado
Un tratamiento que estimula el sistema inmune ha hecho posible que Juan...
El hombre que logró vivir con el enemigo dentro de su cuerpo: la metástasis
Juan Fernando Duque ha recibido radiaciones, quimioterapia y un tratamiento que casi lo destruye. Hace cinco años le detectaron un cáncer que luego se esparció por su cuerpo, pero gracias a un nuevo método, el hombre y las células malignas parecen haber hecho una tregua.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad