publicidad

Entró en vigor la reforma de salud de Obama

Entró en vigor la reforma de salud de Obama

La reforma de salud que aprobó el presidente Barack Obama en marzo pasado entró en vigor el 23 de septiembre, cambiando por completo el sistema de salubridad de Estados Unidos.

Cambios al sistema médico

Una parte importante del paquete de medidas incluidas en la Ley de Cuidado de Salud de Bajo (que promulgó el presidente Barack Obama en marzo pasado) entrará en vigor a partir de este jueves, cambiando así por completo la forma como funcionan las empresas aseguradoras y entidades del servicio de salud en Estados Unidos.

La histórica legislación pondrá en práctica reformas integrales del seguro médico que harán que las aseguradoras rindan cuentas por sus actos, reducirá el costo del cuidado de salud, garantizará más opciones de cuidado y mejorará la calidad de cuidado a todos los estadounidenses, aseguró la Casa Blanca el miércoles a través de un comunicado.

Entre los beneficios más notables que ofrece la nueva legislación de salubridad se destacan el ofrecimiento de vacunas gratuitas para menores de edad, y el hecho de que los adultos jóvenes a partir de ahora podrán permanecer en el plan de salud de sus familias hasta cumplir los 26 años de edad.

El plan de salud de la administración Obama proporcionará también atención médica preventiva gratuita, como mamogramas y exámenes de colesterol; y evitará que los planes de salud cancelen la cobertura de personas que se enfermen.

Paralelamente, la medida ofrecerá cobertura médica obligatoria a menores con problemas preexistentes de salud; y pondrá fin a los límites de tiempo de las coberturas y eliminación gradual de esos límites.

publicidad

Este miércoles, durante una visita en la localidad de Falls Church, Virginia, el presidente Obama intentó una vez más, exponer su reforma de salud a los electores escépticos, a los que no les gustó o no la comprenden, seis meses después de que fuera convertida en ley.

Aunque reconoció que la economía es la preocupación más importante, Obama insistió en que "la atención médica era uno de los temas que no podíamos dejar de lado más tiempo".

Obama resaltó algunos puntos de las nuevas reformas que entran en vigencia el jueves, en el sexto mes tras su aprobación.

"Le estoy agradecida desde el fondo de mi corazón", dijo al mandatario Norma Byrne, una de las presentes. Byrne, de Vineland, Nueva Jersey, afirmó que se había beneficiado de un punto de la ley que cerró un hueco en la cobertura de medicinas que necesitan receta dentro del sistema de salud Medicare.

Sin embargo, no todos agradecen la reforma.

Según una nueva encuesta de la Associated Press , sólo 30 por ciento de las personas están a favor y 40 por ciento en contra de la reforma, que tendrá un costo de un billón de dólares en 10 años para conceder cobertura de salud a 32 millones de personas que carecen de seguro médico.

Otro 30 por ciento no están a favor ni en contra. De acuerdo con el sondeo, existe un alto nivel de confusión en cuanto al contenido de la iniciativa.

publicidad

Obama reconoció que él mismo tiene cierta responsabilidad en cuanto a esta situación: "A veces yo mismo me he culpado de no tener capacidad para exponer las cosas con mayor claridad al país", afirmó el presidente.

La reforma de salud en detalle

La Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio, conocida en inglés como el Affordable Care Act, fue promulgada en ley por el presidente Obama el pasado 23 de marzo.

Parte de la nueva legislación es una Carta de Derechos del Paciente, que lleva a su fin los peores abusos de las compañías de seguros y pone a los consumidores, no las aseguradoras, a cargo de su cuidado de salud. Entre las nuevas medidas de protección se encuentran:

Prohibir la discriminación contra niños con enfermedades preexistentes: Antes de la reforma, todos los años se les negaba seguro para sus hijos a decenas de miles de familias debido a una enfermedad.

A partir de ahora, los planes no pueden discriminar contra niños con enfermedades preexistentes.

En el 2014, no se podrá discriminar debido a una enfermedad preexistente contra nadie que quiera cobertura. Se tiene previsto que hasta 72 mil niños no asegurados obtengan cobertura al prohibir que las aseguradoras rehúsen cobertura debido a una enfermedad preexistente. Las pólizas de hasta 90 mil niños ya no excluirán beneficios debido a una enfermedad preexistente.

Prohibir que las aseguradoras cancelen cobertura: Antes de la reforma, las aseguradoras podían cancelar la cobertura de las personas cuando se enfermaban y más la necesitaban, debido a un simple error en su solicitud.

publicidad

A partir de ahora, se prohíbe que las aseguradoras cancelen su cobertura debido a un error no intencionado en su solicitud. Con la nueva ley se protegerá la cobertura de aproximadamente 10,700 personas, el número anual de personas cuya cobertura se cancela debido a que se enferman o cometen un error técnico en su solicitud.

Prohibir que las aseguradoras limiten la cobertura: Antes de la reforma, a menudo se forzaba a pacientes con cáncer y personas con otras enfermedades serias y crónicas a limitar su tratamiento o prescindir de él debido a un límite de cobertura de por vida que imponían las aseguradoras.

A partir de ahora, las aseguradoras ya no podrán tener un límite de por vida en la cantidad de cobertura que otorgan, de manera que las familias podrán contar con la seguridad de saber que tendrán cobertura cuando más la necesiten.

Hasta 20,400 personas que típicamente alcanzan el monto límite de por vida que se puede gastar en cobertura, además de casi 102 millones de personas que tienen pólizas con límites de por vida, ya no tendrán que preocuparse de alcanzar el límite de beneficios.

Se restringirá el uso de límites anuales de dinero, y en el 2014 se prohibirán del todo. Para el 2013, hasta 3,500 personas obtendrán cobertura como resultado de la prohibición de límites anuales que las aseguradoras actualmente les imponen a casi 18 millones de personas.

publicidad

Prohibir que las aseguradoras limiten los médicos que se pueden escoger: Antes de la reforma, las aseguradoras podían decidir a cuál médico iban las personas.

A partir de ahora, si compran o se suman a un plan nuevo, las personas tendrán el derecho de escoger a su propio médico dentro de la red de su aseguradora. Para el 2013, hasta 88 millones de personas se beneficiarán de esta estipulación que protege la opción de escoger al proveedor de atención primaria.

Prohibir que las aseguradoras restrinjan la atención en la sala de urgencias: Antes de la reforma, las aseguradoras podían limitar a cuál sala de urgencias podían ir las personas o cobrarles más si iban a una fuera de su red.

A partir de ahora, si compran o se suman a un plan nuevo, se prohibirá que esos planes cobren más por servicios prestados fuera de red. Hasta 88 millones de personas se beneficiarán de esta estipulación.

Garantizar su derecho a apelar: Antes de la reforma, cuando las aseguradoras les negaban cobertura o restringían el tratamiento a las personas, éstas tenían pocas opciones de apelación.

A partir de ahora, si compran o se suman a una nueva póliza, se les garantizará el derecho a apelar las decisiones de la aseguradora ante una tercera entidad independiente. Para el 2013, hasta 88 millones de personas se beneficiarán de las nuevas estipulaciones sobre el proceso de apelación.

publicidad

Ofrecer cobertura a adultos jóvenes por medio del plan de un padre: A partir de ahora, se permitirá que los adultos jóvenes sigan siendo parte del plan de sus padres hasta que cumplan los 26 años, a no ser que se les ofrezca cobertura en el trabajo.

Hasta 2.4 millones de adultos jóvenes, hasta 1.8 millones de personas no aseguradas y casi 600 mil personas que compran cobertura en el mercado individual podrían recibir cobertura por medio de sus padres.

Cubrir la atención preventiva gratuita: A partir de ahora, las personas que compran o se suman a un nuevo plan recibirán atención preventiva recomendada sin tener que pagar nada.

Se cubrirán servicios como mamografías, colonoscopías, vacunas y atención prenatal y neonatal, y se prohibirá que las aseguradoras cobren deducibles, copagos o coseguro. Hasta 88 millones de personas tendrán acceso a atención preventiva sin tener que pagar nada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad