publicidad

Entablan demanda colectiva contra fabricantes de anticonceptivos Essure

Entablan demanda colectiva contra fabricantes de anticonceptivos Essure

Miles de mujeres se quejan de los dolorosos efectos secundarios del anticonceptivo Essure.                  

Mujeres demandan a los fabricantes de anticonceptivos Essure /Univision

Danay Rivero y Jorge Luis Mota

Siete años prisionera del dolor, así describe Mara Colón su vida mientras usaba el anticonceptivo Essure, método que escogió porque ya tenía cuatro hijos y su situación económica no le permitía tener más.

“Eran dolores de cabeza todos los días”, recuerda. “Migrañas que me tumbaban en la cama. Tenía que apagar las luces del cuarto. Estaba todo el tiempo cansada, con dolores en mi cuerpo como si tuviera resfriado…”

Essue es comercializado como un método anticonceptivo permanente sin cirugía. Durante el procedimiento, se colocan dos bobinas de metal dentro de las trompas de Falopio, y en los próximos tres meses el tejido se supone que cicatrice alrededor de las bobinas, lo cual bloquea la concepción. El método es aún más atractivo porque dura entre 10 y 20 minutos en aplicarse y es ambulatorio.

Más tarde Mara descubrió que no era la única en esta situación. Miles de mujeres habían creado un grupo en la página social Facebook para manifestar su descontento contra este método anticonceptivo.

Mara cuenta que después del procedimiento no sólo aumentó más de 80 libras de peso, sino que también comenzó a padecer diabetes. Por si esto fuera poco, salió otra vez embarazada. Tuvo entonces que recurrir a métodos extremos para librarse del dolor.

publicidad

“Me hice una histerectomía. Me tuvieron que remover mi matriz, todo. Fue la única manera de eliminar el problema”, dijo.

Sin embargo el doctor Edio Zampaglione, director médico de salud para la mujer, y quien habló en representación de la compañía que fabrica Essure, Bayer Healthcare, puso en duda la magnitud de estas quejas.

“Las quejas sobre los efectos secundarios son muy pocas, y desafortunadamente en los medios de comunicación enseñan el número de quejas pero no mencionan la parte más importante de la historia, que es el número total de mujeres que han adquirido el dispositivo: alrededor de setecientos cincuenta mil se han vendido y distribuido en todo el mundo”, afirmó Zampaglione.

Aunque la compañía Bayer asegura que no hay métodos anticonceptivos cien por ciento seguros, Mara objeta que el producto debe ser retirado del mercado.

“Si saben que causa trauma y dolor en tantas mujeres, que lo retiren entonces. ¿Permitirían ellos que su esposa, su hermana, una hija, lo usen? No lo creo”, concluyó.

Pero pese a las quejas, el Departamento de Control de Alimentos y Drogas, no ha retirado el producto, y este verano se entabló una demanda colectiva contra la compañía fabricante. Ahora el caso se resolverá en los tribunales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad