publicidad
Un total de 113 personas se ha contagiado de la enfermedad durante el último mes en el sur del Bronx.

¿Dudas sobre la enfermedad del legionario? Aquí las respuestas

¿Dudas sobre la enfermedad del legionario? Aquí las respuestas

A propósito del reciente brote de la bacteria legionella en el sur del Bronx, explicamos cómo se contagia y cuáles son los síntomas de la afección.

Un total de 113 personas se ha contagiado de la enfermedad durante el úl...
Un total de 113 personas se ha contagiado de la enfermedad durante el último mes en el sur del Bronx.

Desde el pasado 10 de julio los neoyorquinos se encuentran en alerta debido a la enfermedad del legionario, también conocida como legionelosis, un tipo de neumonía severa causada por la bacteria legionella que se reproduce en el agua tibia y que hasta ahora ha dejado 12 muertos en el sur del Bronx, en Nueva York.

Un total de 113 personas se han contagiado con este brote, calificado como el mayor en la historia de la ciudad de Nueva York desde que se tiene registro. Las autoridades insisten en que aquellos pacientes que presenten síntomas de la enfermedad -fiebre, tos, problemas para respirar- deben buscar atención médica de inmediato. 

Univision Noticias conversó con la doctora Janet E. Stout, reconocida por investigar la bacteria por más de 30 años y también por ser miembro de la organización sin fines de lucro legionella.org, que ofrece consejos de prevención y tratamiento de la enfermedad. 

publicidad

¿Cómo se propaga?

“La bacteria no se mueve de persona a persona”, explica la especialista. La única manera de contagiarse es exponerse al agua contaminada. Es necesario inhalar al menos el vapor que contiene la legionella.

En el caso del sur del Bronx, se cree que el brote comenzó en torres de refrigeración contaminadas: “Están en el techo de los edificios y, como contienen agua caliente, son el caldo de cultivo perfecto para la bacteria”, dice Stout. 

Estas torres forman parte del sistema de enfriamiento, aire acondicionado y ventilación de los edificios. Según el último reporte ofrecido por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, las torres de refrigeración de 18 edificios han resultado positivas en las pruebas de la bacteria que ha contagiado de enfermedad del legionario a más de 100 personas que vivían o trabajaban en esos lugares y sus alrededores. Las autoridades trabajan para desinfectarlas. 

Si las autoridades son las encargadas de controlar el brote al desinfectar y examinar las torres de enfriamiento, ¿cómo los ciudadanos pueden prevenir la enfermedad?

“No lo puedes controlar. La única manera es mantenerte lejos de las posibles fuentes de la bacteria. Pero eso es muy difícil. Si hay torres de enfriamiento contaminadas, de allí sale vapor de agua y pequeñas gotas, donde puede encontrarse la legionella. La única manera de eliminarla es usando químicos”, dice Stout.

publicidad

A estas alturas ya se trata de un asunto de salud pública. Es necesario tener sistemas de agua limpios y seguros que impidan el crecimiento de la bacteria. Los responsables de torres de enfriamiento, fuentes públicas, piscinas  y jacuzzis deben asegurarse de que estén desinfectados y tengan los niveles de PH correctos.

Pero igual se pueden tomar algunas precauciones, explica la doctora Stout: hervir el agua que vayamos a tomar, evitar piscinas y sobre todo jacuzzis. También purificar los ductos del aire acondicionado y mantenerlos libres de humedad.

Además de la fiebre y la tos, ¿cuáles son los síntomas de la legionelosis?

Se parecen a los de una neumonía. Pueden incluir escalofríos, dolores musculares. Algunos pacientes también pueden experimentar dolores de cabeza, fatiga, pérdida del apetito, confusión o diarrea. No hace falta tomar precauciones con los pacientes enfermos, solo se transmite a través del agua o el vapor contaminado por la bacteria. 

¿Quiénes corren mayor riesgo de contraer la enfermedad?

Los mayores de 50 años, en especial los fumadores, y aquellos con enfermedad pulmonar crónica, problemas renales o diabetes. También puede afectar con más fuerza a quienes tomen medicamentos que debiliten el sistema inmunológico. 

Las autoridades de Nueva York aseguran que las 12 víctimas que se ha cobrado el brote de legionelosis en el Bronx tenían otros problemas de salud y todas menos una eran mayores de 40 años.

publicidad

¿El brote en el sur del Bronx ya está controlado?

“No tenemos evidencia de nuevos casos de la enfermedad. El último día que se reportó un caso fue el 3 de agosto”, dijo el alcalde Bill de Blasio en la conferencia de prensa ofrecida el pasado lunes.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que la enfermedad tiene un período de incubación de 10 días, por lo que puede haber retrasos en los reportes. El alcalde también dijo que el número de pacientes que acude a los hospitales se ha reducido, lo que sugiere que el brote puede estar cerca de controlarse por completo.

¿En qué consiste el tratamiento?

La enfermedad del legionario se trata con antibiótico vía intravenosa. Cuanto antes mejor. Si el paciente es tratado a tiempo, tiene muchas posibilidades de mejorar, especialmente si no sufre de otras afecciones que comprometan su sistema inmunológico. De los 113 casos en el sur del Bronx, 79 han sido dados de alta del hospital.

Para aquellos con un sistema inmunológico comprometido, como quienes han recibido trasplantes de órganos, el retraso del tratamiento puede resultar en una hospitalización prolongada, complicaciones e incluso la muerte. 

Esta enfermedad, ¿es común en EEUU?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que entre 8,000 y 18,000 personas son hospitalizadas cada año por legionelosis. 

El Departamento de Salud del estado de Nueva York explica que la mayoría de los casos de legionario que se registran en el país pueden ser rastreados a sistemas de plomería con condiciones favorables para el crecimiento de la legionella, como bañeras de hidromasaje, jacuzzis, humidificadores, tanques de agua caliente, torres de refrigeración y condensadores de grandes sistemas de aire acondicionado.

publicidad

El martes De Blasio y el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunciaron que trabajarán juntos para establecer regulaciones que permitan combatir el brote de la enfermedad. El alcalde ya ha propuesto una legislación para exigir que los edificios registren sus torres de enfriamiento, se sometan a inspecciones rutinarias y se hagan responsables de descontaminarlas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad