publicidad
.

Cinco datos sobre grasas trans y el plan de FDA para suprimirlas logo-no...

Los estadounidenses siguen comiendo en torno a un gramo de grasas trans cada día.

Cinco datos sobre grasas trans y el plan de FDA para suprimirlas

Cinco datos sobre grasas trans y el plan de FDA para suprimirlas

La comida en Estados Unidos tiene muchas menos grasas trans que hace una década, pero el gobierno de Obama trabaja para eliminarlas casi por completo.

Los estadounidenses siguen comiendo en torno a un gramo de grasas trans...
Los estadounidenses siguen comiendo en torno a un gramo de grasas trans cada día.

La comida en Estados Unidos tiene muchas menos grasas trans que hace una década, pero el gobierno de Obama trabaja para eliminarlas casi por completo.

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) estima que los estadounidenses siguen comiendo apróximadamente un gramo de grasas trans cada día. Eliminarlas de forma gradual evitaría 20,000 ataques de corazón y 7,000 muertes al año.

La FDA propuso por primera vez en noviembre de 2013 la eliminación progresiva de estos ingredientes. La agencia decidió este martes que las empresas tienen tres años para no incluirlas más en sus productos. 

A continuación, cinco datos sobre las grasas trans y la propuesta de quitarlas de circulación:

publicidad

1. La peor clase de grasa 

Los científicos dicen que las grasas trans no ofrecen beneficios para la salud. Se utilizan en la comida procesada y en restaurantes, por lo general para mejorar la textura, retrasar la caducidad o potenciar el sabor.

Las grasas trans pueden subir los niveles del colesterol "malo" y bajar los del colesterol "bueno", lo que eleva el riesgo de problemas de corazón, la principal causa de muerte en Estados Unidos. Las grasas trans son consideradas como las peores para el corazón, incluso peores que las grasas saturadas, que también pueden perjudicar al corazón.

Estas grasas se fabrican añadiendo hidrógeno a aceite vegetal para solidificarlo, por lo que a menudo se les llama aceites parcialmente hidrogenados.

2. Sin prohibición total

Para eliminar su uso de forma gradual, la FDA emprendió en 2013 una iniciativa preliminar para sacar las grasas trans de su categoría de "generalmente consideradas seguras", que agrupa a miles de aditivos que pueden utilizar los fabricantes a los alimentos sin revisión de la agencia. Una vez retiradas de esa lista, cualquier empresa que quiera utilizarlas tendría que solicitar un permiso a la FDA. Eso las retiraría casi por completo, porque es probable que se permitiera en pocos casos.

Los responsables de alimentación indicaron que la agencia podría retirar las grasas trans más deprisa en algunos alimentos que en otros, dependiendo de lo fácil que sea sustituirlas.

publicidad

3. Los peores casos

Piense en bollería, palomitas para microondas y comida frita. A lo largo de los años, las grasas trans han abundado sobre todo en productos como coberturas de repostería, que requiere grasa sólida para la textura, o en las que necesitan durar más tiempo o una mejora en el sabor. Algunos alimentos populares que de forma tradicional han contenido grasas trans son las masas de pastel, galletas, palomitas de microondas, crema para café, pizza congelada, masa refrigerada, materia grasa vegetal y margarinas en barra.

Además, se han utilizado en restaurantes para freír. Muchas grandes cadenas han dejado de utilizarlas, pero los establecimientos más pequeños podrían seguir recibiendo de sus proveedores comida con grasas trans.

4. Desapareciendo, poco a poco 

Los productores de alimentación han reducido de forma voluntaria la cantidad de grasas trans en sus productos en un 86% desde 2003, según la Asociación de Productores de Alimentación. Las empresas de alimentación utilizan otras grasas para sustituirlas.

Ese declive se vio impulsado por la decisión de la FDA de exigir la identificación de las grasas trans en los envoltorios de comida en 2006. Algunas leyes locales, por ejemplo en la ciudad de Nueva York, prohibieron esas grasas. Minoristas como Wal-Mart han reducido la cantidad que venden.

5. La industria pedirá excepciones

La Asociación de Productores de Alimentación trabaja con empresas alimentarias en una solicitud a la FDA para que determine si hay una "cantidad razonable no dañina" para que puedan utilizarse estas grasas en casos concretos. Un portavoz del grupo no entró en detalles sobre lo que pedirá la industria, pero señaló que la FDA había alentado a las empresas a hacer su solicitud.

publicidad

El grupo activista Centro para la Ciencia en el Interés Público fue el primero en pedir a la FDA que prohibiera las grasas trans hace nueve años. El director del grupo, Michael Jacobson, elogió los esfuerzos de la industria hasta ahora para reducir su uso, pero dijo que hacen falta acciones federales.

Una eliminación gradual sería "lo más importante que ha hecho la FDA por la salubridad de nuestro suministro alimentario", afirmó Jacobson.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad