publicidad
Dormir bien, tener una vida sexual activa y huir de quienes roban vitalidad son unas claves para cargar pilas. Descubre las otras.

¿Cansado"?: Descubre cinco claves para aumentar tu energía

¿Cansado"?: Descubre cinco claves para aumentar tu energía

Dormir bien, tener una vida sexual activa y huir de quienes roban vitalidad son unas claves para cargar pilas. Descubre las otras.

Dormir bien, tener una vida sexual activa y huir de quienes roban vitali...
Dormir bien, tener una vida sexual activa y huir de quienes roban vitalidad son unas claves para cargar pilas. Descubre las otras.

¿Ya estás "cansado de estar cansado"? Compruebas cómo tu energía vital se va agotando a medida que transcurre el día, y cuando finaliza la jornada te preguntas cuánto tiempo podrás aguantar tu actual ritmo de vida. Cada mañana sientes que tienes que "tirar de tu cuerpo y de tu alma" para mantenerte en pie.

¿Qué te está ocurriendo? Unos niveles bajos de vitalidad pueden deberse al estrés que agota la energía del organismo, a una dieta que no aporta los nutrientes que necesita tu organismo para funcionar o, incuso, al tedio y la rutina cotidianas que te empujan a precipitarte en el sedentarismo y el desánimo.

Además, el agotamiento permanente no sólo se origina en una agotadora actividad laboral, personal y familiar, sino que puede obedecer a una serie de costumbres, actitudes y pensamientos, que van robando tus reservas de vitalidad.

publicidad

El doctor Santiago Luis de la Rosa Iglesias, asesor científico en Medicina Natural de la Academia Iberoamericana de Medicina Biológica, propone unas sencillas recomendaciones para "recargar las pilas" y que las fuerzas te duren el mayor tiempo posible:

Disfruta de un sueño reparador. Dormir menos de las alrededor de ocho horas necesarias es una costumbre que causa problemas como la dificultad para concentrarse y lagunas de memoria, irritabilidad, fatiga y debilidad de las defensas orgánicas. Además el organismo funciona con unos ritmos biológicos regidos por los ciclos de sueño y vigilia, durante los cuales produce distintos tipos de hormonas. Si no se descansa lo suficiente por la noche el cuerpo no recupera la energía que ha gastado durante la jornada.

Potencia tu vida sexual. Hacer el amor con frecuencia puede aportarte un rápido y placentero empuje de energía. El orgasmo aumenta los niveles de la hormona oxitocina, la cual aumenta la vitalidad. El sexo también es una buena forma de conseguir un sueño de calidad. Si no estás de ánimo para "un encuentro cercano", prueba con un abrazo: los niveles de oxitocina parecen elevarse incluso con las simples caricias.

La primera comida es fundamental. Si no desayunas o lo hace escasamente, no sólo pasarás la mañana en baja forma porque no has incorporado los nutrientes necesarios para tu actividad física y mental, sino que llegarás con mucho hambre a las otras comidas o picotearás entre horas de forma descontrolada. La combinación de fruta fresca, lácteos, cereales y frutos secos es un desayuno ideal que aporta minerales, vitaminas y oligolementos.

publicidad

Mantén el sedentarismo a raya. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo maneja mejor los elementos psíquicos y emocionales que te producen estrés y roban energía. Asegúrate de ejercitarte al menos tres veces por semana durante 30 minutos. Hagas lo que hagas -caminar, correr, ejercicios aeróbicos- comienza a practicarlo sin extenuarte. La gimnasia estimula: entrena 5 minutos y comprobarás que al comenzar poco a poco y sin presión, no sólo puedes seguir entrenando sino que lo desearás.

Huye de los "ladrones de vitalidad". Hay compañeros de trabajo, familiares o amigos que desgastan su energía psicológica y emocional con sus quejas, victimismo ó visión negativa o pesimista de la realidad. Si no se puede eludir la relación con esta gete tóxica, hágase consciente de que mantienen esa actitud a una "forma de ver las cosas" que han aprendido a lo largo de su vida, que es característica de ellos pero no es la suya.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad