publicidad
.

Blog: Esos kilitos que pesan de más logo-noticias.cd3dd216dd56a6bfeef5c5...

Esos kilitos que pensan de más

Blog: Esos kilitos que pesan de más

Blog: Esos kilitos que pesan de más

Suzzane Ruíz relata cómo fue su proceso para bajar de peso

Por: Sussy Ruiz, Mánager Regional, Noticieros Locales
Facebook: Sussy Ruiz/ Twitter @Sussy53


Son unos kilitos que van más allá de la báscula; de aquellas miradas que sin palabras te dicen "estás gorda" hiriendo a tu persona y su valor integral.  Es un peso que como mujeres, y muchas veces como hombres, nos acostumbramos a llevar SOBRE los hombros, y aún peor al pasar de los años. Vivimos en una sociedad en la que la flaca es una diosa y la "gordita".... bueno, "tiene carácter y es de hueso grueso…porque genéticamente hablando así nos hicieron nuestros antepasados. ¿O no?

Yo me puedo agregar a esa serie de gorditas que algún día fueron diosas ante aquellas miradas también indiscretas. Me ha tocado vivir aquella ojeada atrevida que insinúa cualquier deseo impropio a la mirada que ni te ve. Que no te toma en cuenta porque en realidad "no existes" hasta que eres buena para algo, ayudas o tienes buenas ideas. “Las flacas bonitas no tienen que pensar para recibir ese tipo de atención”, me dijo un buen amigo. Creo QUE de esto somos culpables tanto hombres como mujeres. 

Para que tengan una idea de el por qué decidí escribir sobre este tema: fui talla 4 desde mi adolescencia hasta los 21/22 años. Subí a talla 8 hasta como los 28/29 años, que por mi estatura no me venía nada mal. Yo era adicta al ejercicio y a las actividades deportivas, pero no para perder peso sino por diversión. Crecí en ese entorno. Para los que me conocieron en esa década de mis veinte años, no me van a dejar mentir. Me encantaba bailar casi a diario, incluyendo en concursos y demás. Pero al entrar a la edad de los 30, la historia cambió. Subí de talla 8 a 10 a 13 en un período de dos años. Mis cachetes no me cabían en el rostro (o por lo menos así pensaba). Pasé por cambios hormonales, psicológicos, laborales, amorosos que yo misma no entendía y que biológicamente, ahora entiendo, me estaban cavando en el cuerpo, alma y  psiquis. Sentía que mi semilla intrínseca femenina moría. Vivía deprimida, sin energía; no quería socializar, bailar, jugar… en fin. Me decían que eso era normal al pasar de los años: “Apréndete a querer como eres.” Inclusive tuve quien me dijera que no me había tocado nada en comparación a quienes tenían hijos. Que a otras les iba peor porque estaban genéticamente predispuestas; que tratara de hacer ejercicios para mi salud, no para recuperar mi figura. De hecho un viejo amigo que me decía flaca y tenía unos dos años sin verme me dijo un día, “¿Qué paso con la flaca? Bueno, ahora eres la gordita.” Caí de espaldas como Condorito “PLOP” (la caricatura colombiana). En realidad me convencí de que era mujer de hueso grueso como me habían dicho en algún momento y me vi en un mundo al que no le hallaba una convivencia en paz conmigo misma, pero al que tenía que responder y con más ganas y astucia que nunca si quería triunfar y alcanzar mis metas profesionales y sociales. Me volví en una gordita intelectualmente necesaria para la sociedad. Entendí por qué todas las gorditas, o una gran mayoría, son simpáticas. Y esta parte es interesante porque más adelante hablaremos del rol de los amigos, colegas y familiares, la sociedad que nos rodea en este tipo de transición.

publicidad

Tuve suerte y mucha ayuda psicológica de parte de mi mama y una psicóloga A QUIEN hasta que muera le estaré infinitamente agradecida. Un día desperté y me pregunté por qué oír todo estos malos consejos y no hacer lo que en realidad me gusta: deportes y bailar. Me busqué una amiga que me motivó a andar en bicicleta y a jugar raquetbol nuevamente; volví al gimnasio y bailaba en mi casa. Para mis 33 años ya estaba de vuelta a talla 9. Fueron años muy productivos para mí porque sin saberlo supe combinar lo físico con lo intelectual (lo simpático de la gordita), y a un nivel de madurez más elevado que me permitió mantenerme así hasta que me casé y conseguí mi barriguita de 9 meses. ¡SI! ¡Me llegó otro cambio! Fue un tiempo espectacular. Pero nunca se me olvidó aquello que DE después del embarazo, la pérdida de peso no era fácil. Y aunque me cuidé, la lengua NO se le hizo chicharrón a nadie y volví a subir de peso gradualmente hasta llegar a talla 13 OTRA VEZ.  En mi mente tenía que más nunca iba a salir de esa talla, menos ahora que estaba RONDANDO los 40 años. Leí en una revista (que NO voy a mencionar) que como llegas a los 40, así te quedas para el resto de lo que te queda de vida. Me volvieron a pesar los kilos en los hombros, igual que antes. Mi marido bajó de peso; otras mamás sí perdían peso, y recién mudada a una ciudad más exigente desde ese punto de vista, como lo es Miami, con casi 4 años de haber tenido al bebé, dije “voy a quererme como soy.” Y SI, me sentí cómoda con mis kilos demás. Hasta que un día me saludaron, me dieron un abrazo y, sin mala intención, me felicitaron preguntándome cuántos meses de embarazo tenía (¿Te acuerdas de Condorito? “PLOP” Volvió a pasar).

publicidad

Como buena periodista empecé a leer artículo tras artículo sobre la pérdida de peso. Le hice preguntas a cuanto profesional conseguí. Cada quien tenía su versión; su fórmula; sus críticas. Nadie me podía dar una respuesta clara a mi necesidad, pero era con razón porque yo misma no sabía qué tanto podía o no hacer. No sabía lo que buscaba porque esta vez no era solo perder peso, sino cómo hacerlo de manera permanente y sin ansiedad de quererlo hacer de un día para otro. Sin embargo estaba a un mes de cumplir mis 40 años e imagínate que se cumpliera aquello que decía la famosa revista que mencioné anteriormente. Sería gordita y fina para el resto de mi vida- sin yo quererlo ser.

Por cosas de la vida, o de Dios, cayó en mis manos una revistas de esas que se distribuyen en las calles, restaurantes, kioscos que tenía más de una propuesta atractiva para perder peso: piérdalo rápido; véase diferente en tantos días; tratamientos 3 en uno, faja milagrosa, y cuanta promesa que haría de cualquier necesitado como yo un gancho fácil. Me fui por uno de los anuncios que hablaba de la hormona del embarazo, el HCG por sus siglas en inglés. Sabía exactamente de qué se trataba porque ya había leído mucho sobre el tema. La hormona estaba disponible en inyección o en gotas, según lo que había leído (y que estas últimas NO funcionaban). Con esto de las redes sociales había visto testimonios positivos y negativos, pero había aprendido en alguno de tantos sitios que leí que más allá de la inyección o la gota, tenía que haber un cambio de adentro hacia afuera y no solo físico.

publicidad

Fui con la doctora del anuncio. Para mi suerte también es psiquiatra y médico internista. No pude evitar hacerle todo una revisión de historial (y me disculpa doctora que se esté enterando por este medio), pero era mi primera vez que iba a hacer una dieta y en este caso, una algo controversial porque me inyectara un agente externo a mi cuerpo sin yo saber a ciencia cierta que era más que lo que había leído. Así que basada en mi primera impresión, la indagación y el conocimiento de esta profesional, tomé una decisión informada. 

Tuve un momento de luz al entender que estaba aceptando a sabiendas de lo contrario que aquello de los huesos gruesos era solo un mito y que no importa la edad que tengas, el trabajo que hayas pasado, ni la cantidad de hijos que hayas tenido siempre y cuando tengas lo más importante: la fuerza de voluntad acompañada por una autoestima saludable. Con esto puedes lograr lo que se te antoje. Lo digo así, saludable, porque si hay un desbalance tanto de más como de menos de autoestima o fuerza de voluntad, la fórmula no funciona. Es un balance que debe existir entre el cuerpo, la psiquis y el espíritu.

¿Has oído esto? 

Después del embarazo uno queda así; mientras más vieja tenga el bebé peor es para recuperarse; ya soy mamá y eso es más importante que perder peso, o el típico y fatídico "ya nunca" me pude (me podré) recuperar de este aumento de peso. Es todo un acondicionamiento psicológico que socialmente hablando te lleva a descuidar tu físico- tu templo- y, peor aún, te conduce a aceptar excusas para hacerlo, descuidando asimismo tu salud. Hablando con la doctora me acordé: Cuando menos lo esperas has subido tres tallas más y el peso lo llevas en la mente con cada paso que das. 

publicidad

Mis excusas:

·         NO tenía la disciplina para una dieta

·         La disponibilidad de tiempo para el gimnasio

·         La debilidad por las arepas 

·         Recién mudada a una nueva área

·         Sin amistades que me motivaran

 

La realidad es que sin saberlo conocí a la Doctora- que ahora de por vida le estoy también agradecida- que no solo me informó de toda los malos conceptos que tenía, sino me enseñó que era yo quien una vez más tenía el cambio en mis manos y que aquella fuerza de voluntad a la que yo le temía para hacer una dieta iba a ser motivada por mí misma. Es decir, me enseñó que todavía a mis 40 años de edad yo no me conocía esa faceta de fortaleza personal. Me desconocía a mí misma. Sin decírmelo directamente, me demostró que mi autoestima había caído un poco al pasar de estos últimos años después de haber tenido a mi bebé, pero mi seguridad personal era tan grande que excusaba el que yo hubiese aumentado un par de libras (¡o de tallas!) y ahora me había llegado el momento de volver a cambiar. 

publicidad

No fue fácil. Inicialmente y con el fin de protegerme, algunos de mis amigos más cercanos e incluso familiares me metieron miedo. Hasta me dijeron que me podría desmayar y tener problemas crónicos posteriores al tratamiento ya que se trataba de una dieta en bajas, muy bajas calorías. Al oír todo esto, solo podía dar gracias a que no soy dulcera y no tendría ese tipo de debilidad, pero la “arepa” seguía en mi mente.

Inicié la fulana dieta. Consiste en inyectar a diario cierta cantidad de la hormona de manera intradérmica por la cantidad de días que uno escoja basado en un plan realista que te presentan, y mantener una dieta de entre 500 a 700 calorías excluyendo todo tipo de carbohidratos por un tiempo determinado. Algo que en un principio, empezando con las agujas y las arepas, yo veía imposible. Sin embargo puedo decir honestamente que solamente sentí un bajón de ánimo la tercera semana. Me explicó la doctora que esto era debido a la eliminación de carbohidratos de la dieta, donde, a mi entender, el cerebro buscaba un balance químico. Después de haber tratado ese desbalance, más nunca tuve ningún pesar y hasta influenza me dio, situación que era para que me quisiera comer el mundo entero más una vaca según mis previas predicciones. Pero han pasado 4 meses y, para hacer el cuento corto, ya voy por la talla 9. Casi la misma de antes de salir embarazada, que para mí estatura está chévere. Me ha costado disciplina, que descubrí que sí la tenía, y dedicación. Ahora, tantos unos(as) como otros(as), sí me vuelven a notar el cabello arreglado (el cual nunca me lo había dejado de acomodar); “un aura bonita” como me dijo un colega, y me dicen que hasta me veo más alta. A pesar de que conozco personas que están apostando a que subiré de peso en menos de 3 meses (eso desde que inicié la dieta), lo positivo de todo esto es que yo estoy y me siento feliz. No solo porque haya adelgazado tanto, sino porque conocí y vencí un lado débil de mi persona con el que pecaba de ignorancia. Algo con lo que creo muchas mujeres, e inclusive hombres, se pueden relacionar: que son la fuerza de voluntad y motivación propia.

publicidad

Antes de cerrar este rubro de experiencias sobre mi guerra con el peso, no puedo dejar de decir dos cosas: aunque reconozco a un cien por cien mi responsabilidad en este juego de gane y pierda, hago un llamado a cada uno de nosotros para que veamos cómo reaccionamos ante las personas que tienen sobrepeso versus las personas delgadas. Somos una sociedad madura con valores que pueden dejar una buena secuela a futuras generaciones, solo depende de dónde pongamos esos valores. No debemos dejar una aceptación o rastro de discriminación a causa de estas cosas tan superfluas. No debemos enseñar a futuras generaciones a ser imprudentes  ante este tipo de situaciones, sino a concientizar  para que no se formen estereotipos ni favoritismos y mucho menos haya sobrepeso.  Para terminar, es importante estar bien informados durante la toma de decisiones en cuanto a lo que hacemos para bajar de peso. Si creemos que estamos en una situación de estas, no utilicemos los productos del supermercado para bajar de peso sin una consulta previa. Hagámoslo con un profesional que sepa de la biología, psicología y espiritualidad del ser humano.

No dejes que el peso de esos kilos de más te pesen tanto. Suerte en tus planes. Espero que mi experiencia te sirva de algo.

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El hoyo se abrió en una carretera en la ciudad de San Antonio tras la ruptura de un tubo de alcantarilla. El incidente también dejó un herido.
Además, continúa aumentando el número de víctimas del incendio ocurrido en durante una fiesta en Oakland, California y también, Ben Carson fue nominado por Donald Trump para ocupar el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.
La malinterpretación de una vieja entrevista a su director, Bernardo Bertolucci, generó una gran polémica y llevó a grandes medios a afirmar que Marlon Brando violó a Maria Schneider en la famosa escena de sexo de 'El último tango en París'.
La excandidata presidencial del Partido Verde anunció que le pidió a una corte federal de Pennsylvania un recuento de votos.
Naturaleza
Las explosiones, provocadas por el derrumbe, hacen que esa zona permanezca cerrada, según informó el Observatorio de Volcanes de Hawaii.
A través de un video el padre de la quinceañera invitó a familiares y amigos a la fiesta de su hija en San Luis Potosí. El hashtag #XVdeRubi se volvió tan famoso que al menos 900,000 personas ya confirmaron su asistencia. Al parecer, el papá de Rubí se arrepintió de extender la invitación.
La madre pudo dar a luz con la ayuda de algunos profesionales de la salud que viajaban en el avión. La aeronave tuvo que aterrizar de emergencia, aunque no hubo ningún inconveniente con el parto ni con el bebé.
La empresa encargada se comprometió a buscar una ruta alternativa para el paso del oleoducto, sin que afecte este lago que suministra agua a varias comunidades. Con risas y lágrimas celebraron esta decisión a favor del medio ambiente.
La doctora Diane Pérez nos explica las consecuencias que tiene en el cuerpo ingerir alcohol por diferentes partes que no sean tomadas.
Dan a conocer cómo el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, descontaba dinero de los sueldos de los trabajadores del estado para entregárselo al PRI.
La Secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, insistió en la importancia de impulsar proyectos que fortalezcan la frontera y el Tratado de Libre Comercio
Eric Garcetti reconoció que es un momento difícil para los indocumentados, pero dijo que utilizará el poder que tiene para proteger a los inmigrantes. Destacó el papel fundamental de esta comunidad para el desarrollo de Los Ángeles y de Estados Unidos.
El periodista Jorge Ramos tuvo un corto encuentro con el Papa Francisco en Roma, y en medio de la emoción por poder saludarlo aprovechó para interceder por los indocumentados. Dice que el sumo pontífice sonrió pero no le dio ninguna respuesta.
Las autoridades continúan las investigaciones para establecer las causas de devorador incendio. Muchos de los cuerpos quedaron irreconocibles, además las labores se dificultan el estado en que quedó la estructura. En la bodega se realizaba una fiesta electrónica, pero no tenía permisos para funcionar.
Alexander Schultz atravesó los 711 pies que separan la Torre Bancomer y el edificio Torre Reforma a unos 780 pies de altura.
El presidente de la Cámara de Representantes negó que se esté formando un cuerpo especializado en la deportación de inmigrantes indocumentados. Dijo que la prioridad del Congreso es asegurar la frontera con México.
Dictan cadena perpetua a Justin Ross Harris por el asesinato de su hijo
La víctima, de 22 meses de edad, murió en 2014 luego de que su padre lo dejara en un auto por múltiples horas.
Terrorismo
Atacante yihadista de París grabó el asesinato del policía y su pareja
El presidente francés François Hollande atribuyó el ataque a una "acción terrorista".
El "Mannequin Challenge" llegó a la Casa Blanca (y ni Michelle Obama pudo resistirse)
Los campeones de la NBA, los Cleveland Cavaliers, estuvieron de visita en la Casa Blanca y no podían dejar pasar la ocasión para ser tendencia. Tras ser recibidos por el presidente y su esposa decidieron hacer el popular "Mannequin Challenge".
¿Se atreverá? Kate del Castillo ya puede viajar a México sin miedo
Código Segura tiene todos los detalles de cómo va el proceso en contra de la actriz mexicana con respecto a la investigación de su encuentro con el narcotraficante 'El Chapo' Guzmán.
publicidad
Indianapolis aplastó 41-10 a Jets en gran noche de Andrew Luck
Los Colts le propinaron su novena derrota al conjunto neoyorquino y llegaron a récord de 6-6 para empatar con Texans y Titants en el liderato de la AFC Sur.
Andrew Luck vuelve enchufado con Colts en paliza 41-10 sobre Jets
El quarterback reapareció con Indianapolis con cuatro pases de touchdown en New York, tres de ellos para el sorprendente Dwayne Allen.
Fútbol
Toda la información y noticias sobre lo último del fútbol mundial
Los magníficos 10 de las semifinales de la Liga MX
Revive las mejores y espectaculares jugadas que nos dejaron los encuentros por el pase a la final del fútbol mexicano.
Fashion Gurús: Los Detectives de la Moda vs. Milennials ¿quién tiene la razón?
En los Premios Juventud más "retro" enfrentamos las opiniones de los expertos Milennials contra los expertos de la casa, ¿quién te gustó más?
El talento de Univision viajó en el tiempo en Premios Juventud 2016
Una vez más, nuestro talento brilló en la alfombra. ¿Quiénes te gustaron?
El show en fotos: Mira el Mega Reventón Retro de Premios Juventud 2016
Disfruta de una gran retrospectiva que celebra lo mejor de décadas pasadas junto a Pitbull, Gente de Zona, Enrique Iglesias, Chino & Nacho, Daddy Yankee, Prince Royce, CNCO, Magneto ¡y muchos más!
Premio Lo Nuestro 2016: Ganadores, alfombra, musicales, ¡todo el show!
Disfruta lo mejor de la 28va edición de Premio Lo Nuestro y no te pierdas todo lo que ocurrió durante las actuaciones estelares de tus artistas favoritos durante la ceremonia.