publicidad

La Academia de Pediatría insiste en que las embarazadas no deben tomar alcohol

La Academia de Pediatría insiste en que las embarazadas no deben tomar alcohol

La Academia de Pediatría de EEUU se basa en tres décadas de investigación sobre trastornos fetales ligados al alcohol

La Academia de Pediatría insiste en que las embarazadas no deben tomar a...

Por Noelia González  @NoeliaGMo



La Academia de Pediatría de Estados Unidos (AAP por sus siglas en inglés) fue contundente este martes al referirse a una directriz que siempre ha defendido: No se puede tomar alcohol durante el embarazo.

Un nuevo informe clínico lo sustenta. En la publicación Pediatrics La AAP revisa las tres últimas décadas de investigación sobre el trastorno del espectro alcohólico fetal (TEAF por sus siglas en inglés) y elabora nuevas guías para proveedores de cuidados de salud sobre prevención, diagnóstico y tratamiento para detectar los síntomas en niños cuyas madres bebieron durante el embarazo.

El mensaje es claro: todas las bebidas alcohólicas deben ser evitadas en cualquier cantidad durante los tres trimestres del embarazo.

El cordón umbilical permite que el bebé reciba oxígeno y nutrientes de su madre. Si ella toma una cerveza, una copa de vino, o cualquier otra bebida alcohólica, el feto también lo hará. Esto puede ocasionar diferentes trastornos, que van desde defectos de nacimiento hasta discapacidades del desarrollo, problemas físicos y de comportamiento del niño. También puede causar un aborto espontáneo.


publicidad


Otro estudio reciente sobre el tema publicado este mes asegura que una de cada diez mujeres de entre 18 y 44 años en Estados Unidos dijo haber tomado alcohol durante su embarazo en los últimos 30 días. La investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) también afirma que un tercio de las mujeres embarazadas que afirmó beber, reportó hacerlo en exceso (cuatro o más bebidas alcohólicas por ocasión).


“El alcohol puede interrumpir el desarrollo fetal en cualquier estadio del embarazo, incluyendo las primeras etapas antes de que una mujer incluso sepa que está embarazada”, advierte en su sitio web el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo.

Desde hace unas tres décadas, los doctores advierten a las embarazadas no tomar alcohol. Sin embargo, los nuevos números siguen una tendencia que los CDC y otras agencias de salud intentan revertir, por lo que este nuevo estudio es “un importante recordatorio de que las mujeres no deben beber nada de alcohol estando embarazadas”, señaló en un comunicado de prensa publicado el jueves Coleen Boyle, directora del Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo de los CDC.

La clave es que no vale la pena correr ese riesgo”, dijo a Univision Noticias Alina Flores, especialista en educación en salud en los CDC. Flores, quien no participó del estudio, dijo que estos resultados también sirven como recordatorio para los expertos como ella, sobre la importancia de continuar educando a los médicos y también a las mujeres acerca del alcohol y sus consecuencias durante el embarazo. El estudio “nos dice que todavía tenemos que trabajar en el área de educación”, explicó Flores.

publicidad

La investigación se basa en datos recogidos entre 2011 y 2013 por el Sistema de vigilancia de factores de riesgo del comportamiento (BRFS, por sus siglas en inglés), a través de encuestas que se realizan por azar, vía teléfono fijo o celular. Para esta investigación, los autores usaron cifras de mujeres en los 50 estados y el Distrito de Columbia. En total, 200,000 mujeres contestaron. De ella, 8,383 estaban embarazadas

El estudio también analizó los datos brindados por mujeres que no estaban encintas: más de la mitad (54%) dijo haber tomado alcohol en los últimos 30 días.

Los resultados del estudio también indicaron que quienes tomaron más alcohol durante el embarazo fueron las mujeres mayores, de entre 35 y 44 años (19%), las mujeres con título universitario (13%), las que no estaban casadas (13%) y las que tenían trabajo (12%).

¿Por qué algunas mujeres toman alcohol durante el embarazo, incluso cuando se conocen sus efectos negativos?

La principal autora del estudio, Cheryl Tan, dijo a Univision Noticias que el sistema con el que se recogieron los datos “no nos permite obtener el ‘porqué’. Las mujeres tal vez no conocen los riesgos asociados al alcohol en el embarazo o pueden necesitar ayuda para dejar de beber. Escuchan mensajes mixtos acerca de los riesgos de tomar alcohol durante el embarazo a través de su familia, amigos, los medios, y a veces, proveedores de salud”.

publicidad

Según el estudio, una posible explicación de que el consumo de alcohol fue mayor entre mujeres con título universitario puede estar relacionado con un mayor ingreso, con una mayor aceptación social del consumo de alcohol durante los años universitarios o una combinación de ambos factores.

Dentro del grupo de mujeres que dijeron haber tomado en exceso (binge drinking, en inglés), las embarazadas reportaron hacerlo con más frecuencia. “Una de las posibles explicaciones para esto puede ser que las mujeres que tomaron en exceso durante el embarazo son, en promedio, más proclives a ser alcohol-dependientes que la mujer que bebe en exceso”, escribieron los autores en el estudio, “y por eso el binge drinking es más frecuente”.

A su vez, puede haber sucedido que algunas de las mujeres estaban embarazadas sin saberlo, escribieron los autores en el estudio, lo que puede indicar que ni siquiera estaban intentando reducir o evitar el consumo de alcohol. Según explicó Flores, cerca de la mitad de los embarazos en Estados Unidos no son planeados: “ Muchas de las mujeres no se enteran que están embarazadas hasta incluso un mes después”, dijo Flores.

El estudio de los CDC también tiene sus limitaciones, que los autores explican en la publicación. Según la autora Tan, las principales limitaciones radican en que el consumo de alcohol fue “autoinformado”, por lo que las mujeres pueden no recordar con exactitud cuánto consumieron durante los últimos 30 días, o pueden haber dicho beber menos de lo que en realidad tomaron.

publicidad

Otra de las limitaciones es que los investigadores desconocen el comportamiento de las personas que no respondieron la encuesta, lo que deja lugar a posibles sesgos en la información.

Espectro alcohólico fetal

Los hijos de mujeres que tomaron alcohol durante el embarazo pueden llegar a desarrollar diferentes trastornos del espectro alcohólico fetal. Estos son desórdenes que duran toda la vida y pueden ir desde discapacidad en el aprendizaje, hiperactividad, dificultades para prestar atención, retrasos en el habla o el lenguaje, problemas de razonamiento y de juicio. “ Esto puede significar problemas en la escuela, problemas con habilidades sociales, problemas con el empleo, problemas viviendo de forma independiente, y más”, dijo Tan.

Pero estos problemas son 100% prevenibles si la mujer no toma alcohol estando embarazada, afirman los CDC en su sitio web. Con base en estudios previos, se cree que la prevalencia en el consumo alcohólico entre mujeres en edad reproductiva “ha permanecido bastante estable en el tiempo”, explicó Tan. Sin embargo, debido a la complejidad de medir la prevalencia de TEAF, los expertos no saben si los casos han aumentado o decrecido con el tiempo. Estudios comunitarios estiman que un 2 a 5% de los estudiantes de primer año en Estados Unidos puede tener uno de estos desórdenes.

Las mujeres que reportaron beber en exceso pero no eran alcohol-dependientes “se beneficiarían” de un chequeo de alcohol y una “breve intervención” para ayudarlas a plantearse los pasos a seguir para reducir su consumo de alcohol, sugirieron los autores en la publicación. A su vez, los pacientes con problemas de alcohol más severos deberían recibir cuidado especializado.

publicidad

El plan nacional Healthy People 2020 (Gente Saludable 2020) puso como objetivo que el porcentaje de mujeres que toman alcohol durante el embarazo se reduzca a solo un 2% en 2020, y que ninguna embarazada incurra en excesos de alcohol. Las acciones preventivas y de atención médica que tengan lugar durante los próximos cinco años determinarán si se llega a la meta.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad