publicidad

Salud del Papa Francisco

Salud del Papa Francisco

Mientras se continuó difundiendo información sobre el nuevo pontífice un dato particular consternó a millones de personas: ¡el Papa tiene un sólo pulmón!

Por: Doctor Juan Rivera

Latinoamérica saltó de alegría al enterarse de que el Argentino Jorge Mario Bergoglio sería el próximo Papa. Sin embargo, mientras se continuó difundiendo información sobre el nuevo pontífice un dato particular consternó a millones de personas: ¡el Papa tiene un sólo pulmón!

Así es, según reportes el hoy Papa Francisco fue sometido a una cirugía en sus años de adolescencia para extirparle un pulmón. Y aunque sabemos que esto es una cirugía seria (se le llama neumonectomía en lenguaje médico), obviamente es alentador que haya vivido tanto años luego de la operación sin alguna complicación significativa (o por lo menos eso creemos).

No sabemos la causa por la cual hubo la necesidad de extirparle un pulmón al Papa Francisco. En la actualidad, muchos de los casos en el que se realiza este procedimiento son por cáncer del pulmón. Obviamente este no es el caso en esta situación. Otras posibles causas serían una infección bacteriana severa como Tuberculosis, una infección con un hongo o una enfermedad pulmonar congénita. Otro factor importante es que es posible que el Papa Francisco haya sufrido una infección pulmonar severa y en esa época y lugar no existieran los medicamentos adecuados para combatirla, lo que a su vez haya llevado a los doctores a tomar un curso de acción mucho más drástico de lo usual.

publicidad

La cirugía pasó y obviamente el Papa la sobrevivió. Pero ahora cuando asume su nueva posición muchos se preguntan si la falta de un pulmón afectará su capacidad física de cumplir con sus responsabilidades. Permítanme explicarles que cambios fisiológicos y anatómicos suceden en el cuerpo cuando se extirpa un pulmón. Lo primero que sucede es que el espacio donde se encontraba el órgano se llena de líquido. Esto hace que en la radiografía de pecho el área en vez de negra (como se vería un pulmón lleno de aire) se vea completamente blanca. Es obvio que el pulmón que queda tiene que asumir la responsabilidad completa de oxigenar al cuerpo por lo que experimenta una hiperinflación. A consecuencia de ese espacio lleno de agua en donde antes se encontraba el pulmón extirpado algunos órganos del cuerpo como el corazón, la tráquea, el hígado y el vaso cambian ligeramente de posición. Desde el punto de vista fisiológico, la persona definitivamente pierde función pulmonar, la capacidad de oxigenar al cuerpo, pero usualmente no pierde el 50% como instintivamente pensaríamos (esto porque el otro pulmón compensa).

Entonces la pregunta que todos se hacen es la siguiente: ¿puede el Papa con el empuje físico que va a requerir su nuevo rol? La realidad es que el no tener un pulmón no atenta directamente contra su vida…pero de que tiene menos capacidad de ejercitarse intensamente que otra persona con dos pulmones sanos me parece una aseveración justa. También está el riesgo de que si en un futuro, Dios no lo quiera, llega a sufrir una enfermedad o infección que le afecte el único pulmón que tiene, se le haría más difícil lidiar con la situación. Como todo en la vida, el que quiere puede…y me parece a mí que si el Papa Francisco ha logrado funcionar bien con esta condición de salud, a no ser que la iglesia le exija hacer triatlones, va a poder cumplir con sus obligaciones. 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad