publicidad
La policía francesa investiga qué hacían las personas en el interior del inmueble cuando saltaron por una ventana.

Saltaron de un edificio para escapar del diablo

Saltaron de un edificio para escapar del diablo

Once personas que creyeron haber visto al diablo en un apartamento a las afueras de París saltaron por la ventana de un segundo piso para escapar de príncipe de las tinieblas. Pero...

La policía francesa investiga qué hacían las personas en el interior del...
La policía francesa investiga qué hacían las personas en el interior del inmueble cuando saltaron por una ventana.

Murió un bebé de cuatro meses de edad

VERSAILLES, Francia - Once personas que el sábado creyeron haber visto al diablo en un apartamento a las afueras de París saltaron por la ventana de un segundo piso para escapar, algunos con niños en los brazos, y un bebé de cuatro meses murió, informaron fuentes judiciales.

El pánico se amparó de los ocupantes de la vivienda que confundieron con el diablo a un padre que se dirigía, completamente desnudo y medio dormido, a la cama de su hijo que lloraba en mitad de la noche.

"Trece personas se encontraban en un apartamento en la segunda planta de un edificio cuando, hacia las tres de la madrugada, uno de sus ocupantes oyó llorar a su hijo", explicó a la AFP Odile Faivre, fiscal adjunta de la fiscalía de Versailles (cerca de París).

publicidad

"El hombre en cuestión, de origen africano, que estaba totalmente desnudo, se levantó para dar de comer a su hijo, y los otros ocupantes lo confundieron con el diablo", agregó, precisando que el hombre resultó "gravemente herido en la mano de una cuchillada antes de ser expulsado del apartamento".

Presas del pánico

El padre de familia, expulsado de su casa desnudo, intentó volver a entrar. "Fue en ese momento cuando los otros ocupantes huyeron saltando por la ventana, presas del pánico al diablo", agregó Faivre.

Un bebé de cuatro meses, gravemente herido, pereció más tarde, precisó.

Siete de los heridos sufren traumatismos múltiples.

La policía detuvo a dos hombres para interrogarlos: el padre, de 30 años, que fue confundido con el diablo y otro hombre que se habría defenestrado con una niña de dos años en los brazos.

Durante la mañana, un policía presente en el lugar había aludido ante varios medios de comunicación a una sesión de "vudú".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad