publicidad
Obama y Rousseff visitaron este 29 de junio el Memorial de Martin Luther King Jr., en Washington.

Rousseff y Obama sellan la paz, a dos años de los pinchazos revelados por Snowden

Rousseff y Obama sellan la paz, a dos años de los pinchazos revelados por Snowden

Con la visita de Rousseff a EEUU, ambos países dan por superado el escándalo del espionaje estadounidense a Brasil, revelado en 2013 por Edward Snowden.

Obama y Rousseff visitaron este 29 de junio el Memorial de Martin Luther...
Obama y Rousseff visitaron este 29 de junio el Memorial de Martin Luther King Jr., en Washington.

Por Maye Primera   @mayepri

Una hora de explicaciones de parte del secretario de Estado John Kerry al canciller brasileño Antonio Patriota. Una visita del vicepresidente Joe Biden a Brasil. Una llamada personal de felicitación de parte del presidente Barack Obama a la presidenta Dilma Rousseff el día de su reelección. Una reunión bilateral entre Obama y Rousseff durante la Cumbre de las Américas que se celebró en Panamá.

La suma de estos gestos y los apuros políticos y económicos que atraviesa su Gobierno hicieron posible que la presidenta Dilma Rousseff accediera a visitar la Casa Blanca este lunes por la noche y que Washington y Brasilia den por superado el escándalo del espionaje estadounidense a las comunicaciones de empresas e instituciones de Brasil, casi dos años más tarde y sin que medie una disculpa de parte de Estados Unidos.

publicidad

La primera visita oficial de un mandatario brasileño a Washington en más de 20 años estaba planificada para el 23 de octubre de 2013, durante el primer mandato de Rousseff. Pero las filtraciones del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden, dieron al traste con estos planes de hacer historia.

En julio de ese año, los diarios O Globo y The Guardian revelaron que Brasil había sido durante años uno de los objetivos prioritarios del espionaje de Estados Unidos y que incluso el teléfono móvil y los correos electrónicos de la presidenta Rousseff habían sido interceptados.

Rousseff pidió explicaciones a la Casa Blanca y al ser éstas insuficientes, llamó a consultas a su embajador en Washington, despachó al entonces embajador estadounidense en Brasilia -Thomas Shannon- y suspendió el viaje a Estados Unidos en el que, según lo previsto, las dos economías más grandes del continente harían planes comunes para crecer aún más.

En su defecto, Dilma Rousseff viajó a Estados Unidos dos años más tarde en busca de apoyos políticos y de nuevas inversiones, y en medio de una crisis económica y de una seguidilla de casos de corrupción que han mermado su popularidad al 35% de aceptación.

La presidenta no será honrada con una ceremonia de bienvenida ni con una cena formal en la Casa Blanca, pues ésta no es oficialmente una visita de Estado. En cambio, cenará en privado con el presidente Obama en Washington tras una breve parada en Nueva York, donde presentó su Plan de Infraestructuras -valorado en 66,000 millones de dólares- a un grupo de selecto de empresarios estadounidenses.

publicidad

El martes volverá a reunirse con el presidente Obama para tratar temas económicos y discutir acerca del cambio climático, con miras a la cumbre mundial que se llevará a cabo a fines de año en París.

Justo este lunes, el Banco Central publicó un informe basado en opiniones de expertos financieros que calculan que la economía de Brasil se contraerá un 1,49% en 2015 y a fin de año la inflación llegará al 9%. El Gobierno ya había admitido que esto iba a ocurrir, pero estimaba que la contracción de la economía fuese de 1,20 % y se había planteado una meta de inflación de 4,5%.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad