publicidad

Rodríguez renunció a apelar

Rodríguez renunció a apelar

Rodríguez, pagó por el asesinato de su esposa y participó en la famosa fuga de los "Siete de Texas", será ejecutado este jueves.

Rodríguez renunció a apelar f865612f5dc548208a6dac943f39b561.jpg

Suspendió toda apelación

WASHINGTON- Michael Rodríguez, un homosexual que sufrió abusos de niño, que pagó por el asesinato de su esposa y que participó en la famosa fuga de los "Siete de Texas", será ejecutado el jueves tras haber renunciado a toda vía de recurso.Rodríguez, que nació hace 45 años en la ciudad tejana de Bexar, libró una batalla legal de más de un año, hasta que logró en noviembre de 2007 que se certificara su competencia mental y se aceptara su petición de que se suspendieran todas las apelaciones a su condena de pena capital.

El ex peón de la construcción había sido condenado a prisión de por vida en 1995 por el asesinato de su esposa, Theresa, de 29 años.

publicidad

En el juicio, Rodríguez admitió que él y su hermano Mark habían contratado a Rolando Ruiz para que matara a la mujer a fin de beneficiarse de un seguro de 250.000 dólares.

El 14 de julio de 1992, Ruiz mató a balazos a Theresa en el garaje de la casa de la pareja en San Antonio, frente a Michael y Mark Rodríguez.

El sicario, quien cobró 2.000 dólares por su tarea, también está condenado a muerte. Los dos hermanos recibieron sentencias de prisión de por vida.

El 13 de diciembre de 2000, Rodríguez y otros seis convictos, a los que se bautizó como los "Siete de Texas" por la notoriedad que obtuvo el caso, escaparon de la Prisión Connally, de seguridad máxima en el sur de Texas.

El grupo, liderado por George Rivas, quien cumplía una sentencia de 18 años de prisión por robo a mano armada, dominó a varios empleados de la cárcel cerca de Kenedy, tomó armas del arsenal de la institución y huyó en un camión hasta un almacén cercano, donde el padre de Rodríguez había dejado otro camión para que huyeran.

En víspera de Navidad, los "Siete de Texas" que eran objeto de una intensa cacería policial en todo el estado, ejecutaron un plan de Rivas para robar ropa y dinero en Texas Oshman's, una tienda de artículos deportivos en Irving, un suburbio de Dallas.

Aunque al principio todo ocurrió según el plan de Rivas, alguien desde afuera de la tienda percibió lo que ocurría y llamó a la policía. El primer aviso llegó al agente Aubrey Hawkins quien estaba cerca de la tienda, en una cena de Nochebuena con su esposa y su hijo.

publicidad

En el enfrentamiento que siguió, los criminales dispararon a Hawkings, y en el juicio Rodríguez admitió que había sacado al agente de su vehículo.

Los asaltantes dispararon a Hawkins en la cabeza, se subieron a su vehículo y pasaron por encima del agente.

Los "Siete de Texas" fueron a Colorado y compraron una casa rodante en la cual planificaron el robo de un casino en Nevada.

Pero en enero de 2001, tras seis semanas de cacería que se extendió a nivel nacional, un pelotón de policías de operaciones especiales rodeó al grupo en un parque a las afueras de Colorado Springs.

Rivas, Rodríguez y Joseph C. García, oriundo de San Antonio, fueron capturados, y Larry James Harper, un violador convicto, se suicidó. Los otros dos fugitivos, el violador Patrick Murphy, y Donald Newbery, condenado por robo a mano armada, se entregaron dos días después.

Durante el juicio por la muerte de Hawkins, los abogados defensores alegaron, como circunstancias atenuantes, que la homosexualidad de Rodríguez y su atracción hacia Rivas habían motivado su conducta criminal.

Asimismo indicaron que la conducta de Rodríguez debía ponerse en el contexto del abuso sexual que había sufrido, cuando niño, de un maestro católico y a su crianza en una familia con estricta moral cristiana que rechazó su homosexualidad.

Desde que en 1976 el Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos restableció la pena de muerte han ocurrido 1.115 ejecuciones en los 38 estados que aplican ese castigo.

publicidad

California encabeza la lista de condenados a la espera de ejecución, con 669, seguido por Florida con 388, Texas con 370, Pensilvania con 227 y Alabama con 201.

Sin embargo, Texas es el estado en el cual se han llevado a cabo más ejecuciones en este período, con 410, seguido por Virginia con 102 y Oklahoma con 87.

Rodríguez será ejecutado en el penal de Huntsville, donde también fueron ajusticiados el mexicano José Medellín, el pasado 5 de agosto, y dos días después, el hondureño Heliberto Chi.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad