publicidad

Rick Warren evito ser controversial durante la jura de Barack Obama

Rick Warren evito ser controversial durante la jura de Barack Obama

La presencia de Rick Warren durante la jura de Barack Obama causó controversia entre la comunidad gay de Calif.

Polémica en la comunidad gay

LAKE FOREST, California – El reverendo Rick Warren, el predicador evangélico del condado de Orange que ofreció la invocación durante la histórica jura presidencial, logró evadir las protestas que marcaron su selección para hablar durante la ceremonia y aclamó el ascenso del presidente Barack Obama como un símbolo de la promesa de igualdad de la nación.

Cuando Obama lo eligió para ofrecer la invocación, Warren expresó su gratitud de vivir en una tierra "donde el hijo de un inmigrante africano puede ascender al nivel más alto de nuestro liderazgo", y exudó que el "doctor King y una gran nube de testigos están gritando en el cielo".

"Cuando fallamos en tratar a nuestros seres humanos y a la Tierra con el respeto que merecen, perdónanos", dijo.

Warren habló sobre los "días difíciles que se aproximan" y pidió humildad y civilidad en nuestras "actitudes cuando diferimos".

Rezó para que Barack Obama "tenga la sabiduría para guiarnos con humildad, la valentía para guiarnos con integridad" y "la compasión para guiarnos con generosidad".

Le pidió a Dios que nos ayudara a recordar que "somos estadounidenses, unidos no por raza, religión o sangre sino por nuestro compromiso a la libertad y justicia para todos".

publicidad

Warren cerró con el Padre Nuestro.

El domingo, unos 100 defensores de los derechos de los homosexuales entablaron una protesta pacífica contra Warren en las afueras de la iglesia Saddleback en Lake Forest.

El Centro Lésbico-Gay de Los Ángeles hizo un llamado el mes pasado para que Obama rescindiera la invitación.

"Warren jugó un rol importante al ayudar a reescribir la Constitución de California para eliminar nuestros derechos", dijo Darrel Cummings, secretario del centro. "Si el presidente electo Obama no retira la invitación a Rick Warren, entonces está definiendo lo que la inclusión en Estados Unidos significará bajo su gobierno.

"Significará que la práctica de la intolerancia es aceptable y que como presidente – en nombre de la 'inclusión' – él le dará un lugar y una plataforma a esa intolerancia para que pueda expresarse y crecer".

En respuesta, Obama se describió a sí mismo como "un feroz defensor de la igualdad para los gays y lesbianas estadounidenses", pese a su oposición a los matrimonios del mismo sexo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad