publicidad

rey gruas maywood corrupcion

rey gruas maywood corrupcion

Tooradj Khosroabadi logró lucrativos contratos con la ciudad; ahora lo investigan por posible corrupción y soborno a funcionarios.

Inmigrantes convertidos en blancos de la policía

LOS ÁNGELES - El dueño de una compañía de grúas que logró un lucrativo contrato con la ciudad de Maywood ha gastado miles de dólares entreteniendo a funcionarios y oficiales de la policía con cenas, boletos a eventos deportivos y viajes a Las Vegas, reportó el lunes un periódico.

Dos miembros del Concejo han admitido no haber reportado los regalos como lo requiere la ley estatal, reportó el diario Los Angeles Times en un artículo que cita registros y entrevistas.

Conocido en Maywood por el apodo “Bravo” o “Tony Bravo”, el nombre real del propietario de Maywood Club Tow es Tooradj Khosroabadi, afirmó el Times.

Desde 1998, el empresario ha ganado millones con sus grúas luego de que la ciudad iniciara una agresiva campaña contra los conductores ebrios y los que manejan sin licencia, quienes terminan con sus autos confiscados, reportó el diario.

Conductores preferían abandonar sus autos

Los cargos para recuperar un automóvil a veces eran tan altos que los conductores –muchos de ellos inmigrantes indocumentados—preferían abandonar sus autos en vez de pagar, y algunos vehículos eran comprados por oficiales de la policía, según el Times.

El oficial Pablo Cunningham, quien acusó al Departamento de Policía de Maywood de haber tomado represalias en su contra por reportar actividades inapropiadas, estableció en documentos de la corte que el jefe del departamento, Bruce Leflar, en una ocasión llamó a una junta para exigir más confiscaciones.


publicidad

Cunningham declaró que los oficiales se enfocaban en automovilistas que suponían eran inmigrantes indocumentados, reportó el Times.

Las acusaciones de que Khosroabadi daba tajadas a los oficiales de policía que se enfocaban en atrapar a conductores son parte de una investigación más amplia que enfrenta esta pequeña ciudad al sureste del condado de Los Ángeles, reportó el diario.

El FBI, el procurador del estado y el fiscal del condado de Los Ángeles han solicitado a la ciudad copias de los registros de confiscación de vehículos y entrevistado a testigos sobre quejas de corrupción.

El Times también reportó que a través de recibos y entrevistas ha confirmado que Khosroabadi agasajó a funcionarios cuando al mismo tiempo trataba de renegociar su contrato para aumentar las tarifas de almacenamiento. Bajo el acuerdo, firmado en 2004, Khosroabadi obtuvo derechos exclusivos de confiscación hasta 2015.

El empresario se negó a ser entrevistado por el diario.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad