publicidad

Revive lo que pasó en Washington en 2007

Revive lo que pasó en Washington en 2007

El año 2007 trajo cambios a Washington: un Congreso con los demócratas en control; una crisis hipotecaria; y una intensa lucha presidencial.

Pero además del constante fracaso en lograr una reforma migratoria

que legalizaría a millones de indocumentados, los demócratas alcanzaron

pocos logros en todo el año legislativo que ahora termina.Aumentó el sueldo mínimoPor primera vez en 10 años, el Congreso aumentó el salario mínimo

federal, aunque muchos estados del país ya cuentan con una tasa de

sueldo mínimo superior.Los trabajadores que ganaban $5.15 dólares por hora vieron su salario incrementarse en .70 centavos por hora antes del fin del verano. La ley dispuso que se agreguen otros .70 centavos en 2008, y para el verano del 2009 todos los empleos de salario mínimo pagarán no menos de $7.25 dólares por hora."Para el que no ha visto un aumento en su salario por 10 años, esto es

significante. Para el que va a ver el año que viene otro aumento, es

significante, y para esa misma persona que va a ver otro aumento en el

año 2009, es significante", expresó el representante Xavier Becerra,

demócrata de California.Renunció el fiscal generalPor otro lado, el Congreso investigó durante meses al abogado Alberto

Gonzales, el primer procurador general de justicia de origen hispano,

que fue señalado por el controvertido despido de fiscales federales por

supuestos motivos políticos."Senador, ya admití que cometí un error en esa conferencia de prensa",

publicidad

reconoció el ex fiscal general Gonzales, durante su comparecencia ante

el senado.Luego de que los republicanos del Congreso le dieran la espalda,

Gonzales renunció de su cargo en agosto, para ser remplazado por el

abogado Michael Mukasey de Nueva York.La crisis de bienes raícesEn otras noticias, la crisis de las hipotecas de alto riesgo, sacudió a

la economía de Estados Unidos y preocupó todo el año 2007 al Congreso y

la Casa Blanca.El gobierno ofreció un plan que congelaría por cinco años las tasas de

interés de las hipotecas conocidas en inglés como "subprime", otorgadas

mayormente a personas con mal o poco historial de crédito.Habrá un alivio, "al refinanciar un préstamo existente a una nueva

hipoteca privada, o a un préstamo asegurado por la Administración

Federal de Vivienda, o congelando su tasa de interés actual por cinco

años", indicó el presidente George W. Bush, al anunciar su ambicioso

plan.

Asimismo, el Congreso también se preocupó por el gran número de

juguetes importados que fueron retirados del mercado por contener

tóxicos, en especial una alta concentración de plomo."No tenemos los inspectores necesarios para proteger a los consumidores

publicidad

del país. No tiene la actividad rigurosa que quisiéramos ver. Y

también, hay el lapso de ética cuando los mismos reguladores están

viajando pagados por las industrias que están regulando. [Eso] no es

aceptable", comentó el senador Robert Menéndez, demócrata de Nueva

Jersey, al reaccionar sobre el problema de los juguetes contaminados.La lucha por la Casa BlancaY aunque la elección presidencial de Estados Unidos no es hasta

noviembre de 2008, la contienda por la Casa Blanca dominó las noticias

la mayor parte de este año.En especial con la realización de dos históricos foros presidenciales

en español que organizaron la cadena Univision y la Universidad de

Miami.Ambos eventos (el demócrata realizado en 9 de septiembre, y el

republicano efectuado el 9 de diciembre) recalcaron sin dudas la

importancia del voto hispano en los comicios del próximo año."Creo que ayudó el debate a los republicanos en general", apuntó el representante Lincoln Díaz-Balart, republicano de Florida.Por su parte, el gobernador de Nuevo México y aspirante demócrata a la

presidencia Bill Richardson opinó: "El voto decisivo va a ser el voto

latino, y lo que estamos viendo es que ese voto está creciendo".Lo cierto es que como en otros años electorales como el 2008, el voto

hispano podría ser el que decida la elección presidencial de noviembre.Ahora habrá que ver cómo se comporta el año que pronto empieza.

publicidad

El tema de la inmigración se transformó en el centro del debate en el Congreso los primeros seis meses de 2007.En el Senado se aprobó un controvertido acuerdo de una reforma integral que habría limitado la inmigración de familiares a Estados Unidos. No obstante, y después de largas horas de debates en el Congreso, la medida fue completamente rechazada.El senador Mel Martínez, republicano de Florida, explicó entonces que se trataba de un plan que permitiría la entrada legal de inmigrantes según sus méritos, un plan basado "en una puntuación y en los intereses nacionales de Estados Unidos, pero con compasión".El legislador aclaró que aunque el proyecto contemplaba un plan que beneficiaría a las familias, el Congreso no aprobaría una reforma migratoria que permitiría "inmigrar a Estados Unidos simple y sencillamente por tener un pariente aquí".Por su parte, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Carlos Gutiérrez, señaló refiriéndose al tema migratorio: "Algún día vamos a tener que resolver el problema, y creo que algún día vamos a tener que reconocer como país que la inmigración es necesaria para el futuro".En otras noticias, el representante Luis Guitiérrez, demócrata de Illinois, fustigó las deportaciones y arrestos de indocumentados que aumentaron de forma notable durante el año."Todos los días desaparecen madres y padres de los hogares y calles de nuestra comunidad", criticó el congresista. "Y nosotros tenemos una responsabilidad de proteger esa comunidad, tan vulnerable en este momento".Ante la falta de acción por parte del Congreso, las legislaturas estatales y municipales consideraron durante el 2007 más de 1,500 leyes y ordenanzas para controlar o favorecer la inmigración.Al mismo tiempo, organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes anunciaron campañas para naturalizar a los hispanos residentes permanentes, y más de un millón de personas solicitaron la ciudadanía estadounidense."El desafío nuestro, el reto nuestro es asegurar que todo latino que pueda votar, vote [en noviembre", enfatizó Arturo Vargas, de la Asociación Nacional de Oficiales Latinos Electos y Nombrados (NALEO).

publicidad

El costo de hacerse ciudadano de Estados Unidos casi se duplicó cuando las autoridades inmigratorias anunciaran un fuerte aumento en todas sus tarifas de servicio.Mientras, el gobierno de Estados Unidos se fue en contra de los empleadores de indocumentados, y envió miles de cartas a compañías que tuvieran trabajadores con números de Seguro Social sospechosos."Si el problema no puede ser resuelto dentro de 90 días, el trabajador deberá entregar nueva evidencia confiable para demostrar que sí está autorizado para trabajar", señaló entonces Michael Chertoff, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos. "Pero si esto no se confirma después de 90 días, la compañía deberá despedir al empleado".Como resultado a esta medida, varias entidades y sindicatos bloquearon la orden presentando una demanda federal en San Francisco."Esta nueva medida, que en nuestra opinión es ilegal, va a hacer mucho dañó en los lugares de trabajo de todo el país. Empleadores van a recibir estas cartas y van a decidir a quién despiden y a quién no", manifestó la activista Ana Avendano, del sindicato de trabajadores AFL-CIO.Y, ante los continuos fracasos migratorios, el Senado hizo dos últimos intentos para aprobar el controvertido Dream Act, que beneficiaría a los estudiantes indocumentados que viven en Estados Unidos."Hemos respondido a las inquietudes de varias personas que no han querido apoyar en el pasado; limitando la edad en que se puede participar, limitando las circunstancias, no eliminando la prohibición que existe con estados de referencia al in-state tuition", dijo el senador Menéndez de Nueva Jersey.Pero al final, la medida fue derrotada una vez más, quedando postergada como el resto de la reforma integral migratoria.Está claro, sin embargo, que el Congreso quedó en deuda en el tema migratorio durante 2007, y muchos analistas especulan que probablemente tampoco se solucione el próximo año debido a la contienda electoral por la Casa Blanca.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad