publicidad
Volver a la dieta tradicional mexicana puede tener consecuencias positivas en la pérdida de peso para los méxico-americanos en Estados Unidos.

Retomar la dieta tradicional mexicana puede ayudar a perder peso

Retomar la dieta tradicional mexicana puede ayudar a perder peso

Volver a la dieta tradicional mexicana puede tener consecuencias positivas en la pérdida de peso para los méxico-americanos en Estados Unidos.

Volver a la dieta tradicional mexicana puede tener consecuencias positiv...
Volver a la dieta tradicional mexicana puede tener consecuencias positivas en la pérdida de peso para los méxico-americanos en Estados Unidos.

ATLANTA, Georgia - Volver a la dieta tradicional mexicana puede tener consecuencias positivas en la pérdida de peso para los méxico-americanos que al llegar a Estados Unidos y adoptar los hábitos alimenticios de este país aumentan de peso, de acuerdo con un estudio reciente.

Comer huevos "a la mexicana" en el desayuno o una sopa "aguada" antes del almuerzo o la cena puede hacer la diferencia a largo plazo en la tarea de perder de peso, según el estudio de Kaiser Permanente Center for Health Research divulgado en el Journal of Immigrant and Minority Health.

"Fue muy agradable confirmar que se necesita hacer una modificación cultural a los programas de reducción de peso porque definitivamente lo que comemos está estrechamente relacionado a nuestra cultura", dijo a Efe Nangel Lindberg, autora y principal investigadora del estudio, denominado "De Por Vida" (For Life).

publicidad

El estudio, que siguió de cerca lo que 47 mujeres mexicanas o de origen mexicano comían durante un año, encontró que reemplazar las costumbres culinarias de Estados Unidos por las México podía producir una pérdida de peso de un promedio de 16 libras.

Pese a que la investigadora señala que el reporte no analizó formalmente el impacto de este cambio de régimen en otras condiciones comúnmente relacionadas al sobrepeso, como la diabetes, el colesterol o la presión arterial alta, reconoció que se dieron cambios positivos.

"Formalmente, medimos solamente peso y ejercicio, pero entre las participantes había varias que tenían diabetes y notamos que varias de ellas dejaron de necesitar insulina", dijo la autora.

El estudio, que fue patrocinado por National Institutes of Health, tenía el propósito de entender mejor el papel que juegan las diferencias culturales en el éxito de los programas de pérdida de peso.

"Por alguna razón los programas de reducción de peso tienen menos éxito en la población latina y por ello quisimos diseñar un programa específicamente diseñado para las latinas, y en este caso a las mexicanas", aseguró Lindbergh.

De acuerdo con datos citados en el informe, más de tres cuartas partes de las mexicanas en Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesas debido a los cambios en la alimentación al adaptarse a la cultura gastronómica de este país.

publicidad

Lindbergh señaló que una de las principales barreras que las participantes enfrentaron durante el estudio fue la incorporación de medidas para poder ingerir las porciones correctas de alimentos.

"Al servirse con medidas era adonde venían las dificultades porque se servían media taza de arroz al cálculo, cuando en realidad era el equivalente a tres tazas de arroz", afirmó.

Para participar en el programa, las mujeres tenían que ser mexicanas o de origen mexicano, ser mayores de 18 años y tener un índice de masa corporal de 30 o más.

Las participantes empezaron el programa con un peso en promedio de 207 libras y después de seis meses ya habían perdido un promedio de 11,7 libras, de acuerdo con el informe.

Las mujeres debían asistir regularmente a sesiones en las que eran pesadas y se discutían opciones alimenticias más saludables y formas de incrementar la actividad física.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad