publicidad
.

Residencia a familiares 9/11 logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

Residencia a familiares 9/11

Residencia a familiares 9/11

Un proyecto de ley busca otorgar residencia legal a los inmigrantes indocumentados que perdieron familiares en los ataques terroristas del 9/11

Iniciativa en el Congreso

NUEVA YORK - Un proyecto de ley que busca presionar al gobierno para que se otorgue la residencia legal a los inmigrantes indocumentados que perdieron familiares en los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, estaría en proceso de votación para decidir si pasa a estar en la agenda del Congreso.

La iniciativa llamada Ley de Ayuda Humanitaria Antiterrorista y Patriótica fue presentada por un grupo de la ciudad de Nueva York.

En una de las primeras votaciones realizadas la propuesta ley logró que no limitarán el número de personas que podrían recibir la residencia. 

El vicepresidente de la Coalición de Organizaciones Nacionales Etnicas, Bill Fugazy Jr., dijo: "es algo simple para el Congreso", e indicó que la iniciativa cuenta con apoyo de los republicanos y de los demócratas.

"Que les den la tarjeta verde (de residencia permanente) para que puedan permanecer legalmente aquí, para que puedan comprar las casas que les gustaría, y para que no estén en la clandestinidad", prosiguió.

El Fondo de Compensación a las Víctimas de los ataques identificó a 11 víctimas que eran extranjeros indocumentados. Ese fondo ofrece ayuda financiera a los sobrevivientes de los ataques y pagó un promedio de $2,1 millones de dólares a las familias.

Pero a pesar de la compensación económica, muchos de esos familiares permanecen en el limbo desde hace más de cinco años debido a su condición de inmigrantes indocumentados.


publicidad

"No puedo obtener una licencia de conducir. No puedo solicitar un empleo. No puedo trabajar. No puedo estudiar. No puedo subirme a un avión. No puedo hacer nada", expresó una mujer oriunda de Ecuador, de 38 años, que perdió a su esposo en los ataques contra el Centro de Comercio Mundial.

Ella recibió el dinero de las compensaciones por la pérdida de su esposo, pero no ha podido usarlo por falta de los papeles legales.

"No sé cuando acabará esta pesadilla", añadió la mujer que pidió no ser identificada.

Campaña por la aprobación

La organización de Fugazy lanzó a finales del 2006 una campaña dirigida al presidente de los comité encargados de los temas de inmigración en ambas cámaras del Congreso, el senador republicano Arlen Specter, y el representante oficialista James Sensenbrenner.

Debra Brown Steinberg, una abogada que ayudó a redactar la iniciativa y ha representado a cinco familias de víctimas indocumentadas, expresó que es hora que el Congreso tome una decisión.

"Estamos construyendo monumentos de mármol para los muertos", manifestó Steinberg. "¿No podemos darle un lugar a sus familiares?"

El proyecto de ley enfrenta algunos opositores quienes dicen que si es aprobada esta ley, entonces cualquier persona que pierda un familiar en Estados Unidos podría usar este recurso para pedir la residencia en el país.

publicidad

Pero este "es un caso humanitario y no de inmigración", señaló Brown.   


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad