publicidad

René, Chef exitoso vota por ve

René, Chef exitoso vota por ve

René Fernández tuvo dos sueños, abrir un restaurante propio y hacerse ciudadano.Y lo logró. Votó por primera vez en el 2008.

René, Chef exitoso vota por ve 0d0a590b34fb40028ad4e1cec385410b.jpg

Cada voto cuenta

SAN ANTONIO, Texas - René Fernández tuvo dos sueños; abrir un restaurante propio y hacerse ciudadano. Y lo logró. Hoy es propietario y chef estrella, junto con un socio suizo, Piere Kramzle, de "Azuca, Nuevo Latino", catalogado entre los mejores cincuenta restaurantes en su tipo en toda la nación americana. Este mexicano-americano de Chihuahua es un ejemplo de latino exitoso y de ciudadano con todas las letras, pues votó por primera vez en las elecciones del 2008.

De cara al proceso electoral, aseguró que "el voto latino tendrá su impacto", por eso se suma a este derecho y privilegio de poder elegir. Nada más simple que entender que "cualquier decisión de poder nos afecta y cada voto cuenta", opinó. "Nunca se lograría nada, si nos mantenemos al margen o lo dejamos pasar", agregó.

publicidad

René es ciudadano americano desde hace cinco años. Antes, "no le daba mucha importancia", comentó en entrevista con Univision Online. Dejó pasar su primera oportunidad en el 2004, pero sintió "que es necesario representar de alguna forma a los demás". 

Su mayor preocupación respecto a los cambios que esperaba, era una reforma migratoria "que permita a ciudadanos ejemplares y trabajadores hacerse residentes y luego ciudadanos de este país, como yo".

"No estoy de acuerdo con la guerra. Se puede ganar, antes de pelear, con diplomacia". Es obvio, se refiere a la guerra en Irak, un asunto del que admite no sabe mucho, pero firmemente dice no creer en los conflictos bélicos para solventar diferencias.

Respecto a los candidatos aseveró: "Me da miedo votar por algunos de ellos, porque no veo que tengan ninguna integridad. Todos tiene una cola muy grande que pisarse". Pero cuando le consultamos si en Estados Unidos estamos preparados para que gobierne una mujer, su discurso cambia: "Si Hillary Clinton fuera la candidata, entonces ella sería mi elección".

René, empresario

Vivió en Houston desde 1976 hasta 1981. Fue asistente de cocina en varios lugares, pero fue en el Country Club donde consiguió una beca en el "Culinary Institute of America". Tomó cursos de panadería, carnicería y control de costos de alimentos y bebidas. Ese fue el trampolín para tener a su cargo numerosos negocios de alta cocina.

publicidad

En esas idas y venidas conoció a Piere Kramzle, su actual socio. Cuenta con orgullo: "Siempre decíamos que íbamos a poner un negocio". 

Hacía 5 años que no visitaba a su familia, así que salió a verla. El destino y el calor de la gente mexicana lo sedujeron. Se quedó por 14 años en la Ciudad de México, donde conoció a su esposa, Norma. Allí se desempeño como Chef en distintos hoteles donde ganó experiencia y pudo viajar por toda Latinoamérica.

"¡Claro!" -dice-, "a investigar sobre gustos, especias y condimentos propios de cada país".

"Azuca", -explica René- "es el ícono latinoamericano de todos los que admiramos a la reina de todos los tiempos, Celia Cruz y "Nuevo Latino" viene por mi aprendizaje en la combinación de ingredientes autóctonos de cada región, en cada plato; y el sabor, es completamente distinto al típico mexicano".

Tras el sueño americano

En 1995 decidió emprender de nuevo el sueño americano. Esta vez, en San Antonio, Texas. Para alcanzarlo, tuvo que remover escombros de un edificio de 100 años para construir su propio negocio. "Hasta en eso tuvimos que meterle mano", cuenta sin tapujos.

Invitó a todo aquel que tenga un sueño, cualquiera que sea, a continuar luchando sin descanso, "porque ésta es una gran nación, con oportunidades para todos. El nivel de vida es otro y los jóvenes pueden obtener títulos de Universidades reconocidas".

publicidad

A René, hacerse ciudadano le costó muchos sacrificios. Ahora le tiende la mano a otros, incluso a su propia madre y cuñado, que están deseosos de pisar suelo americano. Por ellos, por los que están por venir, dijo convencido: ¡Hay que votar!

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad