publicidad
El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en Palacio Nacional.

Peña Nieto dice que respetará elecciones en EEUU, aunque considere que cerrar fronteras sea un error

Peña Nieto dice que respetará elecciones en EEUU, aunque considere que cerrar fronteras sea un error

"Como integrantes de la sociedad mexicana hemos de no estar de acuerdo con algunos posicionamientos discriminatorios que lastiman sin duda la relación por décadas" entre ambas naciones, señaló.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en Palacio Nacional.
El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en Palacio Nacional.


El gobierno mexicano que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto no se inmiscuirá en el proceso electoral en Estados Unidos, aunque considere que quienes buscan “aislarse” se equivocan.

"Quienes pretenden aislarse optan por una vía equivocada. Hoy somos parte de una comunidad global, donde las fronteras día a día prácticamente se reducen o dejan de existir", dijo en una alusión tácita al virtual candidato republicano, Donald Trump, durante la entrega de infraestructura vial en la zona metropolitana de Tijuana-Rosarito-Tecate, en el noroccidental estado de Baja California.

Trump, que la pasada semana quedó como el único aspirante republicano a la contienda por la Casa Blanca, defiende la deportación de Estados Unidos de más de 11 millones de indocumentados y completar la construcción de un muro en su frontera sur para bloquear la inmigración indocumentada.

En su alegato, el jefe del Ejecutivo mexicano recordó que se vive en una " comunidad mundial" y que el país forma parte de una región con una "vecindad geográfica" que marca la convivencia.

En México hay una "gran inquietud" por ciertos comentarios ligados al proceso electoral de Estados Unidos para elegir a su " presidente o presidenta", afirmó Peña Nieto.

"Como integrantes de la sociedad mexicana hemos de no estar de acuerdo con algunos posicionamientos discriminatorios que lastiman sin duda la relación por décadas" entre ambas naciones, agregó.

publicidad

No obstante, dijo que el Gobierno se mantendrá observante y respetuoso con los comicios de Estados Unidos, si bien velará para que, a través de embajada y consulados, los ciudadanos mexicanos residentes en el país vecino tengan " acceso pleno a sus derechos políticos".

“El proceso electoral que se sigue en Estados Unidos lo observamos y seremos respetuosos del mismo porque no intervenimos. No habremos de meternos en los asuntos de otros como tampoco habremos de permitir que otra nación, ni Estados Unidos ni otra, intervenga en los procesos electorales de nuestro país”, señaló.

Con todo, aseguró que el Gobierno mexicano buscará "con quien resulte electo" seguir avanzando en una "relación constructiva" que logre una Norteamérica "más productiva y más competitiva".

El Gobierno ha redoblado en los últimos meses sus esfuerzos diplomáticos para hacer frente a la imagen negativa que se está dando de México en su país vecino y principal socio comercial.

Por ello, nombró este abril al experimentado diplomático Carlos Sada como embajador en Washington, a Paulo Carreño como subsecretario para América del Norte y a Carlos Pérez Verdía, que dejó ese último cargo, como coordinador de asesores de Peña Nieto, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro).

publicidad

Además, la canciller, Claudia Ruiz Massieu, visitó la pasada semana California, donde se refirió a la necesidad de "reposicionar" la imagen de México en EEUU y recordó "las valiosas" contribuciones de los migrantes mexicanos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad