publicidad

Texas quiere quitar ciudadanía a hijos de indocumentados nacidos en EU

Texas quiere quitar ciudadanía a hijos de indocumentados nacidos en EU

Las malas noticias no terminan para los indocumentados con la llegada del Año Nuevo. Miles de ciudadanos en riesgo.

Qué persiguen

DALLAS - Las malas noticias no terminan para los indocumentados en Texas con la llegada del Año Nuevo. Legisladores quieren reanudar el debate antiinmigrante y proponer, entre otras, una ley que anule miles de ciudadanías de hijos de extranjeros sin estatus legal de permanencia, y otra que penalice severamente la contrata ilegal, según un reporte de The Associated Press.

Otras iniciativas buscarán revertir una ley que permite que los estudiantes indocumentados en las escuelas superiores paguen las mismas tarifas de enseñanza que se cobran a los residentes legales.

También persiguen legislar para que las escuelas públicas verifiquen el estado migratorio de sus estudiantes extranjeros, se graven las remesas al exterior, prohibir la liberación bajo palabra de indocumentados e imponer cargos penales de invasión de propiedad a inmigrantes sin papeles detenidos por la policía municipal.

Eso sí, todas las propuestas deberán ser aprobadas por los electores en las urnas para ser puestas en vigor, a pesar de que en los últimos dos años se han barajado planes similares que no obtuvieron el respaldo de la ciudadanía o fueron rechazadas por comisiones legislativas que las consideraron anticonstitucionales, dijo AP.

Modelo viejo

Según Muzaffar Chishti, director del Instituto de Políticas de Inmigración, perteneciente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, "creo que en algunas formas, siguen un viejo patrón. Serán presentadas muchas iniciativas. Y serán presentadas de nuevo por el mismo motivo político y por el mismo grupo de personajes. El tema importante aquí es: ¿Tienen ahora más probabilidades de aprobación estas propuestas?", preguntó.

publicidad

The Associated Press precisó que la discusión sobre la inmigración ha tenido varios tropiezos en el último año y que el tema no figuró como uno de los asuntos principales en las campañas presidenciales que culminaron el 4 de noviembre con la elección de Barack Obama.

Entre 2005 y 2008 más de 1,400 leyes similares fueron debatidas en 34 estados de Estados Unidos y más de 130 fueron aprobadas, pero las cortes frenaron varias al considerarlas que violaban la Constitución de Estados Unidos y porque la ejecución y verificación de la ley de inmigración es un asunto que compete al gobierno federal.

¿Qué opinión le merecen este tipo de iniciativas de ley? Comente aquí.

Vuelven a la carga

Pero en Texas no se rinden y amenazan con volver a la carga. Además, la crisis económica podría impulsar la aprobación de iniciativas sobre los empleadores que utilizan a indocumentados, dijo Chishti.

En Missisipi, mientras tanto, las autoridades de ese estado ordenarán que todos los empleadores utilicen una base de datos federal disponible en la internet y conocida como E-Verify, que coteja los datos del trabajador con las bases de dato del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y de la Administración del Seguro Social (SSA).

El estado convertiría también en un delito grave el que los trabajadores no autorizados aceptaran o realizaran labores, y permitiría a los residentes legales del país presentar demandas si fueron despedidos y reemplazados por indocumentados.

publicidad

En Arizona, los empleadores deben verificar si sus nuevos contratados pueden recibir un empleo, mediante E-Verify, y enfrentarían sanciones si contratan intencionalmente a inmigrantes ilegales.

Van varios intentos

La idea de quitar la ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en Estados Unidos no es nueva. En enero del año pasado el legislador estatal republicano Rusell Pearce propuso una iniciativa similar que desató una fuerte polémica.

Pearce, representante por Mesa, presentó sugirió negar el otorgamiento de actas de nacimiento a los hijos de indocumentados nacidos en Arizona.

El representante aseguró que la Constitución ha sido "malinterpretada" y que la enmienda 14 de este documento que establece que "todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos y sometidas a su jurisdicción son ciudadanos de los Estados Unidos y de los Estados en que residen", fue escrita solamente para dar la ciudadanía a los hijos de los esclavos.

Arizona por un pelo

Un año antes, en enero de 2007, un comité de la Cámara de Representantes de la Asamblea de Arizona aprobó una polémica iniciativa que buscaba quitar la ciudadanía estadounidense a niños de padres indocumentados nacidos en Estados Unidos.

El Comité de Gobierno de la Cámara Baja aprobó la ley HCM 2005 (Recordatorio Conjunto), que exhortó al Congreso a enmendar el Artículo 14 de la Constitución y esclarecer que los hijos de indocumentados que nazcan en el país no gozan del derecho de obtener la nacionalidad de manera automática.

publicidad

El Capítulo 14 de la Constitución establece que toda persona nacida en Estados Unidos adquiere la nacionalidad estadounidense.

La propuesta, sin embargo, no pasó la votación del Senado estatal.

"No tienen sentido"

Kat Rodríguez, de la Coalición de Derechos Humanos de Tucson, Arizona, dijo que quienes promocionaron estas iniciativas "van a tener que cambiar la Constitución de Estados Unidos si quieren quitarle la ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados".

"Iniciativas así no tienen sentido. Ellos están cuestionando algo que está al fondo de nuestro país, como es modificar la definición de un ciudadano. Eso no podemos permitirlo", subrayó.

"Quitar eso es muy racista. Aunque ellos digan que no lo es, se trata de una propuesta antimexicana", acotó.

Asunto "muy serio"

Durante una entrevista sobre la iniciativa ventilada en 2007 en Arizona, la abogada Lilia Velásquez, de la Unión de Libertades Civiles (ACLU) en Los Angeles, California, dijo que este tipo de propuestas -de quitarle la ciudadanía a hijos de indocumentados nacidos en Estados Unidos- es un "asunto muy serio que debe ser tomado muy en cuenta".

"Mi opinión inmediata es que los estados no pueden regular, ni modificar ni alterar una ley federal, en este caso la ley de ciudadanía. Eso le corresponde al Congreso federal por la cláusula suprema", subrayó.

publicidad

"Si un estado aprueba una ley de este tipo, no podrá implementarla. Lo han querido hacer en ocasiones anteriores y no pueden, porque no es constitucional", agregó.

"Pueden aprobar este tipo de medidas, pero no pueden ponerlas en vigor", resaltó Velásquez. "Es como la Proposición 187 en California, que en los noventa intentó prohibir el derecho a la educación a miles de niños indocumentados".

Una Corte resolvió en última instancia que la medida era inconstitucional. "Lo mismo ocurrirá esta vez", dijo.

Estado antiinmigrante

En los últimos años Arizona ha aprobado varias leyes antiinmigrantes, entre ellas la iniciativa 300 que prohíbe a indocumentados acceso a programas estatales de educación preescolar y asistencia infantil.

En 2004 el electorado aprobó la Proposición 200, que niega ciertos servicios públicos a indocumentadas.

"Este tipo de iniciativas refleja la inconformidad de asambleas estatales con el Congreso Federal", dijo Velásquez. "No han aprobado una necesaria reforma a las leyes de inmigración".

Velásquez agregó que "la ausencia de cambios que solucionen el problema de la seguridad y legalice a los 12 millones de indocumentados seguirá generando este tipo de iniciativas".

"Si bien nunca entrarán en vigor, causan mucho daño a los indocumentados. Y también miedo, zozobra, pánico y desesperación a nuestros niños", concluyó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad