publicidad

Sólo seis autodeportados

Sólo seis autodeportados

En 10 días de funcionamiento del polémico plan del gobierno sólo seis de las 550 mil con orden de deportación se anotaron.

Sin antecedentes

PHOENIX, Arizona - En 10 días de funcionamiento del polémico plan de autodeportaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), sólo seis personas -de las 550 mil con orden de deportación- se anotaron en la lista, reportó el viernes The Associated Press.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), una de las 23 agencias del DHS y que se encarga del programa, reiteró que el polémico plan de auto expulsiones cubre a aquellos inmigrantes indocumentados con orden de deportación emitida por un juez y que no tienen antecedentes delictivos.

A mediados de 2004 más de 640 mil extranjeros con orden de deportación final y que no habían cumplido vivían en Estados Unidos.

El ICE estima que el plan de autodeportaciones, vigente entre el 5 y el 22 de agosto, es una opción menos inquietante que ser arrestado y encarcelado inmediatamente por agentes federales que rastrean a fugitivos en sus casas o lugares de trabajo.

El DHS tiene en operaciones al menos 90 grupos de búsqueda de fugitivos con orden de deportación y otras 15 unidades serán activadas en septiembre.

De qué se trata

Julie Myers, directora del ICE, ha dicho que la "Operación Salida Programada" es un plan piloto cuyo fin es reducir la población indocumentada en Estados Unidos.

"Les permite a aquellos que se quieran auto deportar hacerlo de una manera organizada y con tiempo suficiente para hacer los debidos arreglos familiares o legales en caso de que dejen familia en Estados Unidos”, señaló.

publicidad

El ICE también señaló que el plan permitirá que los indocumentados se inscriban voluntariamente a la deportación sin afrontar cargos criminales, ni riesgo de encarcelación, pero excluye a quienes tengan antecedentes criminales o sean fugitivos de la ley.

Con pasaporte en mano

El gobierno federal explicó en una de sus páginas de internet que el programa sólo será activado en las ciudades de Santa Ana y San Diego (California); Phoenix (Arizona); Chicago (Illinois), y Charlotte (Carolina del Norte).

Los indocumentados podrán acudir a cualquiera de las oficinas del ICE con sus pasaportes y demás documentos de identidad para concertar un período de gracia que pudiera ser hasta de 12 semanas mientras preparan el retorno a sus países de origen.

Myers consideró que el programa ayudaría también a evitar las redadas que realizan en viviendas y sitios de empleo los agentes de ICE para identificar y deportar a los inmigrantes clandestinos.

La base del gobierno

Según dijo la semana pasada Bárbara González, portavoz de ICE para la zona sureste de Estados Unidos, el proyecto gubernamental surgió como respuesta a sugerencias de organizaciones pro-inmigrantes para que la agencia ofreciera "opciones" a indocumentados de salir voluntariamente y evitar el proceso de deportación.

Pero José Lagos, director de la Unidad Hondureña de Miami, reiteró su rechazo al argumento y dijo que "nosotros nunca le pedimos eso al gobierno federal".

publicidad

"Nuestra propuesta consiste en una moratoria a las redadas hasta que el Congreso apruebe la reforma migratoria y la mayoría de los indocumentados legalice su permanencia en Estados Unidos", puntualizó.

Salida sin retorno

Jim Hayes, director de la Oficina de Detención y Expulsión de ICE, dijo que un estimado de 550 mil inmigrantes, sin récord criminal pero con órdenes de abandonar el país viven en Estados Unidos.

Lagos expuso que una reforma migratoria amplia puede incluir a estos indocumentados para que salgan de las sombras y consigan sus documentos de estadía legal.

El abogado José Pertierra, coordinador del Chat de Inmigración de Univision.com, insistió en que si estos indocumentados se acogen al plan, "pierden todo derecho de legalizar la permanencia si es que el año próximo el Congreso debate y aprueba la reforma migratoria, y dentro de sus beneficios incluye a los que tienen orden de deportación y carecen de antecedentes criminales".

Dónde funciona

El programa de autodeportaciones está disponible en las oficinas del ICE en Santa Ana y San Diego (California); Chicago (Illinois); Phoenix (Arizona); y Charlotte (Carolina del Norte).

The Associated Press apuntó que las seis personas que habían firmado hasta la noche del miércoles incluyen a un estoniano, en Phoenix, un hombre de la India con su esposa y un guatemalteco en Chicago; un salvadoreño en Charlotte y un mexicano en San Diego, según dijo Virginia Kice, una vocera del ICE en San Diego.

publicidad

El plan federal concede a los participantes hasta tres meses para arreglar sus asuntos personales y la seguridad de que los agentes no los arrestarán en sus casas.

Pero el gobierno advirtió que cada caso es revisado detenidamente por los agentes encargados de manejar el programa.

Crecen las críticas

Críticos a nivel nacional aseguran que las redadas del servicio de inmigración a menudo dividen familias y dejan a niños sin sus padres.

Un reporte entregado en octubre del año pasado por el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el principal grupo hispano de Estados Unidos, determinó que al menos 3 millones de niños estadounidenses están en riesgo de ver afectados sus derechos si el gobierno sigue adelante con su plan de deportaciones.

La Raza y varios otros grupos nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos exigen al gobierno y al Congreso que aprueben una reforma migratoria que legalice a los 12 millones de indocumentados que viven en el país.

La permanencia ilegal en Estados Unidos es una falta de carácter civil, pese a los esfuerzos del gobierno por criminalizar la estadía indocumentada.

Les dio risa

Jennifer Allen, directora de Border Action Network, con sede en Tucson, una organización defensora de los derechos de los inmigrantes, comentó que le dio risa cuando escuchó hablar del programa (de autodeportaciones) por primera vez.

"Siento que su 'tasa de éxito' habla por sí misma", dijo Allen.

publicidad

Seis personas interesadas en participar "habla sobre su utilidad y relevancia", agregó.

El programa del ICE muestra una falta de comprensión de la complejidad y realidad de la inmigración, agregó Allen, y apuntó que algunas familias tienen miembros que son ciudadanos mientras otros no lo son, reportó The Associated Press.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad