publicidad

Senador demócrata sugirió agregar huellas digitales al sistema E-Verify

Senador demócrata sugirió agregar huellas digitales al sistema E-Verify

El sistema E-Verify podría ser modificado si en el Congreso prospera sugerencia lanzada por un influyente senador demócrata.

Datos biométricos

WASHINGTON - El sistema E-Verify podría ser modificado en breve si en el Congreso prospera una sugerencia lanzada por un influyente senador demócrata. A la obligación de las empresas de participar en el sistema y poner en duda la contrata aquellos cuyos datos no pasen el severo chequeo del servicio de inmigración, se agregaría una base de datos con las huellas digitales de todos los trabajadores extranjeros que se encuentran en Estados Unidos.

El senador Charlers Schumer (demócrata de Nueva York), dijo el martes que verificar el estatus legal de los trabajadores podría realizarse por medio de un sistema electrónico que verifique rasgos tales como las huellas digitales, de acuerdo con un reporte de The Associated Press.

La iniciativa se refiere a la utilización de un identificador electrónico conocido como biometría, que sería implementado a los sistemas de control activados por el gobierno federal en respuesta a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Schumer, quien preside el subcomité de inmigración de la Comisión Judicial del Senado, indicó que "para evitar completamente nuevas olas de inmigración ilegal, debemos reconocer que sin importar lo que hagamos en la frontera o en nuestros puertos, los empleos son lo que atrae a los inmigrantes ilegales a Estados Unidos".

En espera de un plan

La sugerencia de Schumer aparece en momentos en que el Congreso se prepara para recibir, debatir y aprobar un proyecto de reforma migratoria que, de acuerdo con la Casa Blanca, incluiría entre otros componentes un fuerte componente de seguridad, aumento en la vigilancia fronteriza, verificación de empleo, reunificación familiar y la legalización de millones de indocumentados que llevan tiempo en Estados Unidos.

publicidad

Algunos demócratas, como el caso de Schumer, tienen como meta volver más estricta la forma en la que los empleadores se aseguran que han contratado a trabajadores legales, una postura que sostienen la mayoría de los republicanos.

"La mayor diferencia es que la gente sabe que es algo esencial", dijo Schumer. "Lo es tanto, que la izquierda y la derecha están dispuestos a llegar a acuerdos".

Analistas estiman que si demócratas y republicanos unen criterios y resuelven el problema de la contrata de trabajadores extranjeros, se allanaría el camino para la aprobación de una reforma migratoria como quiere la Casa Blanca.

¿Bastará con agregar las huellas digitales al E-Verify para que el Congreso apruebe una reforma migratoria con vía de legalización? Comente aquí.

Temas calientes

Otros puntos que todavía no han sido resueltos por las bancadas se relacionan con el perfil de inmigrante indocumentado que calificaría para la reforma migratoria.

Algunos congresistas exigirían que los candidatos no tengan ninguna clase de antecedente criminal -una especie de reforma sólo pasa santos-, mientras que otros favorecen que ciertas faltas sean dejadas de lado a cambio de fuertes multas, haciendo de la reforma migratoria una vía inaccesible para miles de indocumentados.

Schumer también indicó que el refuerzo a la ley -para el control de la inmigración indocumentada- debe acompañarse de la aprobación de un programa de empleos temporales.

publicidad

Debates inconclusos

Entre 2004 y 2007 el Congreso ha debatido en varias ocasiones planes para la creación de un programa temporal de empleos, pero este tipo de proyectos ha sido rechazado por organizaciones nacionales de defensa de los inmigrantes porque desprotege a los trabajadores, quienes al concluir sus visados pierden todo derecho en Estados Unidos y deben abandonar el país.

A cambio de un plan temporal, las organizaciones, entre ellas La Raza -el grupo hispano más grande de Estados Unidos- han recomendado al Congreso que apruebe el programa AgJobs, que daría visados de residencia temporal a miles de trabajadores quienes, una vez completadas horas de trabajo y tiempo de estadía, podrán solicitar la residencia permanente.

En plan se encuentra detenido en el Congreso y podría ser activado y anexado, en otoño, al anunciado proyecto de reforma migratoria por parte de la Casa Blanca.

Verificación de empleo

El programa E-Verify fue activado el 17 de septiembre de 2007.

La base de datos del sistema se encuentra conectada con las bases de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS), que reúnen datos de millones de personas, tanto ciudadanos como residentes legales en Estados Unidos.

El programa es la segunda parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEV) que fue aprobado por el Congreso en noviembre de 2003 y que forma parte de las políticas de seguridad implementadas tras los ataques del 2001.

publicidad

El sistema, al que los empleadores acceden por teléfono o internet, faculta al gobierno federal para que verifique la identidad de cualquier trabajador extranjero, coteje su nombre y números de identidad con otras bases de datos, y compruebe que tiene visa y permiso para laborar en el país.

El formulario I-9

La verificación de empleo se solicita por medio del Formulario I-9, en el que los patronos especifican el estatus migratorio del trabajador, el número de residente (número de Alien) registrado en la autorización de empleo y el número de Seguro Social.

Una vez enviada la información, el gobierno verifica los datos y envía al empleador la imagen de la persona almacenada en sus bases de datos para que sea cotejada por el patrono.

Previo a la puesta en vigor de la primera fase del programa, en 2003, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración de Estados Unidos (AILA) emitió varios comunicados en los que advirtió que el sistema contenía errores "graves" y "peligrosos".

Poderes peligrosos

AILA precisó que el plan piloto desarrollado por el DHS fue revisado y cuestionado en 2004 por el General Accounting Office (GAO, Oficina del Inspector General de la Fiscalía de Estados Unidos) y pidió al gobierno extender las revisiones, pero que la solicitud no fue atendida.

La revisión, dijo AILA, fue requerida "debido a defectos" en el diseño del sistema de verificación.

publicidad

La asociación también advirtió que el plan republicano dio poderes especiales a los gobiernos estatales y locales "para usar el programa y comprobar el estatus de inmigrantes y ciudadanos", funciones que por ley le corresponden sólo al gobierno federal estadounidense.

Casi 136 mil patronos utilizan el sistema y algunos estados lo requieren de forma obligatoria..

Datos adicionales

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) agregó el año pasado a la base de datos del E-Verify las fotos de los residentes permanentes y de los pasaportes de ciudadanos, pero advirtió que no todos los estadounidenses tienen un pasaporte.

Se estimas que casi 5% de la fuerza laboral de Estados Unidos no tiene documentos para trabajar legalmente, ya sean inmigrantes indocumentados o extranjeros que, a pesar de contar con visa, no pueden trabajar en Estados Unidos, como es el caso de algunos estudiantes, dijo The Associated Press.

Pese cambios hechos por el DHS en los últimos meses por razones de seguridad, los empleadores utilizan para verificar la identidad de un trabajador el Formulario I-9, a pesar que este sistema ha sido violado con el uso de documentos falsos que, en algunos casos, son pasados por alto por los mismos patronos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad