publicidad

Senado votará la reforma

Senado votará la reforma

Nerviosos y con miedo a que recrudezcan las redadas, millones de indocumentados aguardan ansiosos el voto del Senado.

A casi tres semanas

Nerviosos y con miedo a que recrudezcan las redadas, millones de indocumentados aguardan ansiosos que el Senado vote el martes una moción para reanudar el debate de la reforma migratoria.

Todo está previsto para que el pleno decida alrededor del medio día, confirmó a Univision la oficina del líder de la mayoría demócrata Harry Reid: "Está en la agenda".

¡Si eres indocumentado, conoce tus derechos!

Suspendido el 7 de junio tras el fracaso de una gestión de Reid para frenar las enmiendas y acelerar el voto, el frágil proyecto enfrenta esta vez la férrea oposición del sector ultra conservador republicano, que se opone a incluir una vía de legalización y apuesta, entre otras medidas, por incrementar la seguridad fronteriza y acelerar las deportaciones.

"Nosotros queremos que haya una reforma migratoria amplia y justa", dijo Michelle Waslin, directora de política migratoria del Consejo Nacional de La Raza, el principal grupo hispano de Estados Unidos.

"Para nosotros es muy importante que este proceso avance, porque el sistema está roto y mucha gente está sufriendo todos los días en este país", añadió.

Waslin mencionó que el proyecto en manos del Senado tiene "problemas" y citó como ejemplo la ausencia de un camino hacia la ciudadanía para trabajadores temporales o la limitada reunificación familiar para indocumentados que alcancen la residencia.

publicidad

"Pero queremos que sea aprobado", apuntó.

Sistema problemático

También se refirió el sistema de puntos que determinará qué indocumentados son elegibles para entrar en el camino hacia la residencia permanente y dijo que si es implementado, "puede ser un problema para las familias".

El sistema califica a cada inmigrante de acuerdo con su historial familiar, conocimiento del idioma inglés, estudios y tiempo de estadía en Estados Unidos, entre otros parámetros, medición que para algunos favorecerá a un reducido número de indocumentados.

En cuanto a los esfuerzos de algunos republicanos de eliminar del proyecto la legalización de indocumentados, Waslin dijo que para la Raza el camino a la ciudadanía es la parte más importante del proyecto.

"No podemos aceptar otra reforma migratoria que no sea una solución al problema", aseguró.

"Se ve bastante difícil"

Para Angelina Corona, directora de la Hermandad Mexicana de Los Angeles, California, las preocupaciones son similares a las de La Raza.

"Esperamos que continúe el debate, pero se ve muy reñido". comentó.

La activista dijo que lo único seguro es que "habrá una gran pelea en el Senado", y que el debate (en caso se reanude) "se ve bastante difícil".

"Hay mucha controversia, demasiados intereses de por medio y mucho temor entre la comunidad", apuntó.

publicidad

"Lo único claro es que no habrá una reforma como la que hubo en los años 80, con el presidente (Ronald) Reagan, pero hay que seguir intentando que haya una oportunidad justa para los 12 millones de indocumentados que esperan un chance", añadió.

Dudas en Texas

En Texas también prevalece el nerviosismo.

"Nosotros esperamos que haya un resultado positivo, que avance el proyecto, pero sabemos que no será tarea fácil", dijo Teorodo Aguiluz, director del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), en Houston.

"Esperamos que las palabras que se han estado vertiendo, sobre todo de la Casa Blanca, se vuelvan realidad. Pero también debemos estar preparados para la siguiente batalla, en la Cámara de Representantes. Ahí tengo mis serias dudas de que pase el proyecto", vaticinó.

El dirigente explicó que las organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos trabajan preocupados "por el apuro de que se resuelva la agonía de 12 millones de seres humanos que merecen una oportunidad en Estados Unidos".

"Mo abandonaremos este esfuerzo hasta que el Congreso haga algo, algo bueno para nuestra comunidad", aseguró.

Los votos clave

Para que el debate regrese al pleno se requiere del voto de al menos 60 de los 100 asientos del Senado.

Pero uno de los principales opositores al proyecto de reforma migratoria, Jeff Sessions (republicano de Alabama), aseguró el domingo en el programa This Week, de la cadena ABC, que el apoyo al plan es cada vez menor no solo en la Cámara Alta, sino también entre el público.

publicidad

"Un grupo de senadores clave que se pensaba que iba a respaldarlo ha anunciado en los últimos días que no lo hará, y en las encuestas las cifras son cada vez más reducidas", indicó el legislador, quien apuntó que sólo el 20 por ciento de ciudadanos apoya el proyecto tal como está.

El plan de reforma

El plan, elaborado en secreto por negociadores demócratas, republicanos y de la Casa Blanca entre abril y mayo, incluye un fuerte componente de seguridad (combate al tráfico ilegal, muros en la frontera, sanciones a patronos que contraten indocumentados, acelerar las deportaciones y eliminar la inmigración indocumentada) y una vía de legalización para indocumentados que viven en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 2007 y carecer de antecedentes criminales.

Los elegibles pagarán multas de hasta $5 mil y deberán salir del país en un plazo de tres años para gestionar la tarjeta verde, trámite consular que podría demorar un año.

El Senador Edward Kennedy (demócrata de Massachussets), uno de los principales defensores del plan y quien participó en las negociaciones, aseguró que "hay grupos que se oponen" a que el proyecto de reforma sea aprobado, y advirtió que si el debate muere y no se hace nada, "el problema sólo iría a peor".

Las enmiendas demócratas

Si el debate se reanuda, el Senado también votará por un número máximo de enmiendas que serán tratadas en un plazo no mayor a 30 horas antes de la votación final, prevista para el jueves o viernes.

publicidad

Hasta ahora, la lista bipartidista difundida por la oficina de Reid y que aún esta siendo debatida, incluye 11 enmiendas demócratas y 11 republicanas.

Los demócratas pretenden introducir los siguientes cambios: 

  • Enmienda 1199, patrocinada por el senador Christopher Dodd. Ampliar el programa de reunificación familiar.
  • Enmienda 1313, patrocinada por el senador Jim Webb. Cambios al programa de las nuevas visas Z, de residencia temporal, y limitar la residencia a quienes lleven más de 4 años en el país.
  • Enmienda 1236, patrocinada por los senadores Max Baucus y Jon Tester. Cambios a la ley Real ID (ley de identificación única aprobada por el Congreso en 2005 e incluida en el plan tripartita).
  • Enmienda 1332, patrocinada por el senador Bernie Sanders. Cambios al sistema de certificación laboral que regula las contrataciones de empleados extranjeros.
  • Enmienda 1344, patrocinada por el senador Robert Byrd. Cobros relacionados con la seguridad en las fronteras.
  • Enmienda 1317, patrocinada por el senador Robert Menéndez. Aumentar la valoración por meritos familiares en el sistema de puntos.
  • Enmienda 1340, patrocinada por el senador Sherrod Brown. Cambios al artículo relacionado con trabajos en agencias gubernamentales.
  • Enmienda 1468, patrocinada por la senadora Claire McCaskill. Aumento de sanciones a patronos que contraten trabajadores indocumentados.
  • Enmienda 1486, patrocinada por el senador Carl Levin. Relacionado con la concesión de refugio a minorías religiosas iraquíes.
  • Enmienda 1386, patrocinada por el senador Patrick Leahy. Cambios al sistema de visados para inversionistas.
  • Enmienda sin número, patrocinada por el senador Charles Schumer. Cambios al capítulo relacionado con la tarjeta biométrica de seguridad social.
  • Enmienda 1198, patrocinada por la senadora Barbara Boxer. Cambios en las visas Y. Que se limite el número de trabajadores temporales que puedan entrar al país según la cantidad de trabajadores que permanecieron con visas vencidas.
publicidad

Las enmiendas republicanas

Los republicanos proponen las siguientes enmiendas durante el debate:

  • Enmienda 1161, patrocinada por el senador Lamar Alexander. Cambios en el juramento de naturalización.
  • Enmienda 1255, patrocinada por el senador Kit Bond. Prohibir la residencia legal permanente a quienes obtengan una visa tipo Z.
  • Enmienda 1473, patrocinada por el senador Norman Coleman. Exigir a las ciudades santuario que compartan la información con el gobierno federal.
  • Enmiendas 1335 y 1258, patrocinadas por el senador Pete Domenico. Cambios en el número de jueces federales.
  • Enmienda 1490, patrocinada por el senador John Ensign. Regulaciones a los beneficios de la seguridad social. Prohíbe a los indocumentados cobrar beneficios de jubilación durante el tiempo en que permanecieron ilegalmente en el país.
  • Enmienda 1465, patrocinada por el senador Bob Graham.  Cambios al reglamento de ejecución de la ley de inmigración. Pide rehacer el contenido del capítulo porque, argumenta, no está claro.
  • Enmienda 1441, patrocinada por el senador Chuck Grassley. Cambios al capítulo tercero del plan migratorio, relacionado las políticas de aplicación de la ley.
  • Enmienda 1440, patrocinada por la senadora Kay Bailey Hutchison. Cambios al capítulo IV del plan.
  • Enmienda 1174, patrocinada por el senador John Thune. Relacionado con la personalidad jurídica.
  • Enmienda 1318, patrocinada por el senador Saxby Chambliss. Sobre acuerdos de totalización, utilizados para coordinar el pago de los impuestos y de las ventajas de la Seguridad Social para los trabajadores que trabajan en Estados Unidos provenientes de empresas extranjeras, o para trabajadores estadounidenses que trabajan en filiares en el extranjero. La enmienda haría más difícil concluir acuerdos de totalización. Estos acuerdos han estado siendo revisados desde 1978. En la actualidad existen 21, incluyendo uno con México. El acuerdo de totalización no tiene nada que ver con la inmigración ilegal. La propuesta beneficiaría más a trabajadores estadounidenses que trabajan en México, quienes se ahorrarían unos $140 millones.
  • Enmienda 1282, patrocinada por el senador Johnny Isakson. Limitar y/o regular el derecho de compra de viviendas a los indocumentados.
  • Enmienda sin número, patrocinada por el senador Lindsey Graham. Criminalizar las penas a indocumentados.
publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad