publicidad
Trabajadores inmigrantes agrícolas en un campo de California. 

Se pierden cosechas por redadas y deportaciones

Se pierden cosechas por redadas y deportaciones

Secretario de Agricultura de EEUU reconoció que las redadas y las deportaciones están provocando que se pierdan cosechas.

Trabajadores inmigrantes agrícolas en un campo de California. 
Trabajadores inmigrantes agrícolas en un campo de California. 

Pleno del Senado comenzará el 10 de junio a debatir la reforma migratoria del Grupo de los Ocho

WASHINGTON, D.C. - El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, reconoció el miércoles que las redadas y las deportaciones están provocando que se pierdan cosechas en el país por el temor que causa entre los trabajadores del campo, muchos de ellos indocumentados.

En un discurso en el Club Nacional de Prensa, Vilsack señaló que el campo estadunidense tiene alrededor de 1.1 millones de trabajadores, una parte sustancial de los cuales son inmigrantes y muchos de ellos carecen de permisos de trabajo por su situación migratoria.

"Por las preocupaciones de las leyes migratorias, por las redadas y deportaciones, tenemos situaciones en este país en que la comida es cultivada pero no es cosechada, se va al desperdicio en el campo", señaló el ex gobernador del estado de Iowa.

publicidad

"Tenemos un sistema migratorio descompuesto y necesitamos arreglarlo. El Congreso tiene una responsabilidad de hacerlo este año. Se terminó la hora de argumentos y debates", señaló.

El plan del Senado

El primer programa crea una "Tarjeta Azul" para aquellos trabajadores del campo, la abrumadora mayoría de ellos de origen mexicano, con una ruta a la ciudadanía, que demuestren que han trabajado un mínimo de 100 días por año por al menos cinco años.

El segundo programa, que remplazaría al actual programa de trabajo temporal H2A, establecería visas futuras de trabajo temporal W-3 y W-4 para extranjeros reclutados por empleadores agrícolas.

Programa estable

"El (segundo) programa no será activado a menos que estemos seguros que no hay una mano de obra adecuada para satisfacer las responsabilidades en los campos de cultivo", explicó el secretario de Agricultura.

Vilsack señaló que la reforma migratoria debe ser aprobada por el Congreso estadunidense no sólo por la agricultura, pues señaló que la iniciativa ayudará a hacer crecer la economía y reforzará el sistema de seguridad social.

"De lo contrario seguiremos teniendo cosechas que se desperdicien y eso es desafortunado", señaló.

Su perspectiva coincidió con la de Arturo Rodríguez, presidente del Sindicato de Trabajadores Agrícolas (UFW), quien vinculó la reforma migratoria con la seguridad alimentaria, durante las audiencias de la S. 744 en el Comité Judicial del Senado.

publicidad

"Nuestro sistema migratorio amenaza nuestro abasto de alimentos. El UFW y los empleadores agrícolas hemos estados enfrentados en muchos temas, pero en este momento estamos juntos para unificar a la industria", señaló Rodríguez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad