publicidad

Revelan negocios con cárceles

Revelan negocios con cárceles

Los centros de detención de indocumentados resulta un buen negocio por los lucrativos contratos con el gobierno federal.

Expansión de $72 millones

DENVER - La construcción o expansión de centros de detención de inmigrantes indocumentados resulta un buen negocio por los lucrativos contratos con el gobierno federal, tanto para las empresas privadas como para las ciudades o condados donde se ubican, denunciaron el jueves grupos pro-inmigrantes en Denver, Colorado.

El caso más reciente en Colorado es el del proyecto de expansión del centro de detención del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Aurora, al este de Denver.

El proyecto, dirigido por el Grupo GEO, tiene un costo de $72 millones.

La propuesta incluye elevar la capacidad de alojamiento de la cárcel ya existente de 400 a 1,100 personas, mejorando además las instalaciones para las madres detenidas junto con sus hijos.

Ingresos Millonarios

Según datos oficiales, durante el 2007, GEO empleó a 146 personas y generó ingresos por $9 millones para Aurora.

Si la nueva cárcel se construye, la empresa emplearía hasta 350 personas y generaría $30 millones anuales para la economía de esta ciudad.

Para Chandra Russo, portavoz de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés), este proyecto "es un ejemplo de una empresa privada lucrando con la miseria de los inmigrantes".

Sin control de ninguna clase

"Las prisiones privadas son un buen negocio. En este caso GEO ni siquiera necesita un contrato con ICE para operar la prisión. Y sin supervisión estatal ni federal, ¿qué garantía hay que la administración de la prisión se hará adecuadamente?", comentó.

publicidad

Según Russo, no solamente CIRC, sino también asociaciones vecinales, grupos empresariales y organizaciones religiosas de Aurora se oponen a la construcción de la nueva cárcel.

Tanto en Colorado como en otros estados, ciudades y condados se benefician con los ingresos generados por las cárceles privadas o públicas que tienen contratos con el gobierno federal.

Lluvia de billetes

Por ejemplo, el condado Gardfield (en el oeste de Colorado) recibe $40 mil dólares al año para alojar un promedio de 15 inmigrantes indocumentados al día en la cárcel de Glenwood Springs.

Mientras que el condado Park (en la misma zona) recibe un monto similar por tener "varias docenas" de presuntos indocumentados en su centro de detención.

En comparación, el contrato establecido por la cárcel del condado Frederick, en Maryland, con ICE en septiembre del 2007, estipula que la agencia federal pague 83 dólares al día por cada inmigrante indocumentado detenido.

Danza con dólares

Con más de 500 presuntos indocumentados alojados, el condado Frederick recibe más de $1 millón al mes por parte de las autoridades federales.

Por otro lado, la prisión privada del Grupo GEO en Florence, Arizona, que funciona desde diciembre del 2006, aporta aproximadamente $22 millones al año para la economía de esa ciudad por alojar hasta mil inmigrantes indocumentados y delincuentes comunes por día.

publicidad

"Destinar más dinero a la construcción de cárceles privadas para inmigrantes indocumentados a la vez que se recortan los programas de educación y de salud no ayuda a construir un buen futuro", opinó Miriam Peña, portavoz de la Coalición Progresista de Colorado.

Condenan la solución

"Sabemos que el actual sistema migratorio no está funcionando, pero construir cárceles privadas en sectores residenciales de una ciudad no es la solución", agregó.

Para Peña, los centros de detención de indocumentados "destruyen familias y comunidades, victimizan a los que buscan asilo por haber sido torturados en sus países de origen y crean condiciones de vida atroces para los detenidos".

Peña basó sus declaraciones en las denuncias realizadas por Celia Ramírez, ex empleada de GEO en Aurora, quien en diciembre pasado presentó una demanda judicial contra la empresa por "conductas inapropiadas" de los guardia cárceles hacia ella y hacia otros latinos.

Informe lapidario

En julio del 2007, un reporte oficial de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO, en inglés) encontró que las condiciones de vida de los inmigrantes detenidos en Aurora eran "inadecuadas" debido a la sobrepoblación dentro de las celdas, a la falta de limpieza en el establecimiento, a la carencia de un servicio telefónico adecuado, y a problemas en la preparación de las comidas.

publicidad

GAO reportó "deficiencias similares", incluyendo falta de atención médica y de acceso a servicios legales en otras 23 cárceles de GEO en todo el país.

El año pasado, GEO (basada en Boca Ratón, Florida) tuvo ingresos por casi $861 millones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad