publicidad

Reunión de reforma migratoria entre Barack Obama y senadores se canceló

Reunión de reforma migratoria entre Barack Obama y senadores se canceló

Una reunión para hablar de reforma migratoria entre Obama y dos influyentes senadores fue cancelada el lunes.

Vuelo cancelado

Una reunión para hablar de reforma migratoria entre el Presidente Barack Obama y dos influyentes senadores que redactan un proyecto de ley y que se iba a celebrar en privado el lunes, fue cancelada porque uno de los participantes no pudo llegar a la cita.

Previo al encuentro, la Casa Blanca explicó que la reunión serviría para que los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), informaran al Presidente los avances en el documento.

Pero Graham no llegó a la cita porque su vuelo fue cancelado, según explicó una fuente de la Casa Blanca. "Así que tenemos que coordinar una nueva fecha para la reunión con el Presidente", agregó.

El encuentro, clave para concretar un tema que tiene inquieta a la comunidad hispana de Estados Unidos, ayudaría a definir un calendario de debate que se ha visto frenado por falta de apoyo tanto demócrata como republicano.

Votos insuficientes

Si bien los demócratas tienen mayoría en ambas cámaras del Congreso, no disponen de los votos necesarios (60 en el Senado y 218 en la Cámara de Representantes) para aprobar la reforma y permitir que millones de indocumentados gestionen la residencia permanente.

Entre 10 y 12 senadores demócratas fueron electos por votantes que no aceptan legalizar a los indocumentados y exigen políticas severas para detener y disminuir la inmigración indocumentada.

publicidad

Los demócratas no quieren arriesgarse a someter a votación un proyecto que no tenga garantía de ser aprobado. Si lo hacen y pierden, el tema de la reforma migratoria moriría en el intento y habría que esperar al menos dos años en que reviva.

¿Qué opina del manejo del tema migratorio por pate de la Administración de Barack Obama? Comente aquí.

Debates truncados

El debate de la reforma migratoria ha sufrido dos importantes fracasos en los últimos cuatro años.

El 15 de diciembre de 2005 la Cámara de Representantes aprobó un proyecto que criminalizaba la estadía indocumentada y recomendaba un incremento en las redadas y acelerar las deportaciones, y el 25 de mayo de 2006 la Cámara de Representantes aprobó un plan que incluía una amplia vía relegalización para indocumentados.

El 3 de junio el entonces liderazgo republicano canceló el nombramiento del Comité de Conferencia aduciendo razones de seguridad nacional.

Un año más tarde, en junio de 2007, el Congreso volvió a fracasar en el intento de aprobar una reforma migratoria por falta de apoyo bipartidista.

Ola antiinmigrante

La no solución al problema migratorio por parte del Congreso generó una ola antiinmigrante que golpeó a la mayoría de estados de Estados Unidos.

Un reporte de la asociación nacional de municipalidades dio cuenta que entre 2005 y 2008 más de 1,500 proyectos de ley para sancionar y perseguir la inmigración indocumentada fueron presentados en al menos 39 estados y unos 140 fueron aprobados.

publicidad

De ellos, la mayoría fueron frenados en las Cortes porque la ejecución de la ley migratoria, se lee en los dictámenes, corresponde al gobierno federal y no a las autoridades locales (estatal y municipal).

En 2008 el entonces candidato Barack Obama prometió que durante el primer año de su mandato impulsaría una reforma amplia, pero el compromiso no fue cumplido.

Temas tales como la crisis económica, las guerras en Irak y Afganistán, y la reforma de salud, entre otros debates, acapararon la atención del gobierno, relegando a un segundo plano la reforma migratoria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad