publicidad

Republicanos combaten reforma

Republicanos combaten reforma

A diferencia de los demòcratas, los republianos no respaldan una reforma migratoria con vía de legalización.

Republicanos combaten reforma c643a6c96bab4c3ba6e3c720284dadc3.jpg

Los usuarios preguntaron

MIAMI, Florida - Siete de los ocho aspirantes republicanos a la Casa Blanca dijeron que si resultaran electos en la elección de noviembre de 2008, harán cumplir la ley y pondrán fin a la inmigración indocumentada.

Tres meses antes, el 9 de septiembre, los precandidatos demócratas adoptaron una postura contraria y dijeron estar dispuestos a impulsar una reforma migratoria que abra una puerta para legalizar a la mayoría de los 12 millones de indocumentados en Estados Unidos.

Durante el foro presidencial organizado por Univision y celebrado el domingo en la Universidad de Miami -conducido por los periodistas María Elena Salinas y Jorge Ramos-, los precandidatos republicanos respondieron varias de las más de 400 preguntas enviadas por los usuarios de Univision.com, la mayoría de ellas relacionadas con inmigración.

publicidad

El septiembre, los usuarios de Univision.com enviaron más de 2,300 preguntas a los precandidatos demócratas.

Y en ambos eventos el tema de mayor interés fue la inmigración, seguido de la salud, la guerra contra el terrorismo, educación y la economía.

Sin indocumentados

Sobre la posibilidad de impulsar una reforma migratoria que legalice a los indocumentados -12 millones según datos del Pew Hispanic Center- los siete precandidatos republicanos (Rudolph Giuliani, Mitt Romney, Fred Thompson, John McCain, Ron Paul, Duncan Hunter y Mike Huckabee), aseguraron que no respaldarán esa vía y enfatizaron que harán cumplir la ley para poner fin a la inmigración en Estados Unidos.

Giuliani, por ejemplo, precisó que el primer paso "es terminar la inmigración ilegal" y dijo que para ello hay que construir un muro virtual y físico en la frontera con México.

También mencionó una nueva tarjeta de identificación a prueba de fraude, y un firme respaldo a la inmigración legal en Estados Unidos.

Amnistía, un insulto

Huckabee respaldó la postura de Giuliani y dijo que la primera tarea, si es electo, "será asegurar la frontera", y mencionó que cualquier indicio de amnistía sería un insulto para los inmigrantes legales que están en la fila para conseguir sus beneficios inmigratorios.

Paul indicó que el camino a seguir es respetar la frontera y favorecer una reforma, pero "dentro de la ley".

publicidad

En cambio para Romney la batalla contra la inmigración ilegal se centra en la verificación de empleo, y puntualizó que "no debe haber un camino especial para aquellos que entraron ilegalmente en Estados Unidos".

"Estamos aquí para proteger la inmigración legal y defender, primero, la inmigración legal", dijo.

La amnistía de Reagan

Hunter recordó que en 1986 el entonces presidente Ronald Reagan aprobó una amnistía. "Se legalizaron 3 millones", dijo y agregó que ese año se creyó que no habría más indocumentados.

Hizo referencia que ahora hay más de 12 millones y señaló que "si ahora damos una amnistía, vendrá luego una nueva oleada… Hay que hacer respetar las leyes… La gente ilegal tiene que regresar a sus países".

McCain, quien en los últimos dos años ha respaldado una reforma migratoria que incluya una vía de legalización amplia, reiteró el giro en su postura y esta vez señaló que "tenemos que abordar este asunto con compasión y amor", pero fue enfático en que "nadie puede adelantarse en la cola, nadie puede quebrantar la ley".

McCain no mencionó si estaría dispuesto nuevamente a respaldar una reforma migratoria que le de la oportunidad a los indocumentados a conseguir la residencia permanente.

El foro demócrata

publicidad

Tres meses antes, el 9 de septiembre, los demócratas trataron el tema de la inmigración con argumentos distintos y estrategias contrarias a las planteadas por los republicanos la noche del domingo en la Universidad de Miami.

Por ejemplo, el Senador Barack Obama respondió estar a favor de los inmigrantes y dijo que ellos vienen a Estados Unidos "porque quieren una mejor vida para sus familias", pero enfatizó que Estados Unidos también necesita "seguridad".

Clinton, al igual que Obama, también mencionó una reforma amplia pero con severas medidas de seguridad fronteriza, un planteamiento similar al señalado por el gobierno de Bush desde el debate de 2005 en la Cámara de Representantes.

Parte de un plan amplio

"Yo estoy en favor de mayor patrullaje y de mayor vigilancia en ambas fronteras", dijo la Senadora por Nueva York. "Tenemos que asegurar nuestras fronteras", y agregó que esto "es parte de la reforma exhaustiva de inmigración".

Christopher Dod tampoco tomó distancia de Clinton y Obama, aunque agregó que en la solución del problema migratorio debe participar México.

"Debemos hablar con México para ayudar a mejorar las condiciones económicas en México y que entonces la gente no se vea obligada a emigrar a Estados Unidos. Debemos trabajar en ello".

Reforma al primer año

Respecto a si estaría dentro de las prioridades de su gobierno la reforma migratoria, el congresista Dennis Kucinich no dijo si, resultara electo, durante su primer año de mandato impulsaría una reforma migratoria.

publicidad

Agregó, sin embargo, que "no hará muros", sino que establecería relaciones", y que "cancelaría" el Acuerdo de Libre Comercio firmado entre México, Estados Unidos y Canadá (NAFTA), "para establecer nuevas relaciones que "detengan" el flujo migratorio.

"Eso es lo que haré durante mi primer año de gobierno", apuntó.

Visas y seguridad

Bill Richardson aseguró que en su primer año como presidente de Estados Unidos -si es primero nominado y luego gana las elecciones de noviembre de 2008- impulsaría la aprobación de una reforma migratoria en el Congreso.

"Lo haría", dijo, y también que incluya seguridad y tecnología, agregó.

Indicó que, como Kucinich, establecería acuerdos de cooperación con México y apoyaría una amplia vía de legalización y que los favorecidos tengan acceso a la ciudadanía.

Sobre el muro fronterizo, que en su momento contó con el voto favorable de los senadores Obama, Clinton y Dod, el gobernador Richardson lo tildó de "ejemplo horrendo de la política sin rumbo de Washington", y agregó que si Estados Unidos construye muros de 10 pies de altura, del otro lado de la frontera construirán "escaleras de 13 pies".

Desde el primer día

John Edwards, quien en las elecciones presidenciales de 2004 acompañó al Senador John Kerry como candidato a la vicepresidencia, fue un poco más lejos que el resto. Dijo que si es electo presidente no sólo tratará el tema de la reforma durante el primer año, sino "al principio" de su gestión presidencial.

publicidad

Agregó que también respalda una vía hacia la ciudadanía, pero advirtió que también buscará encontrar y solucionar las causas de la inmigración ilegal hacia Estados Unidos.

"La pobreza, las malas condiciones de salud, la falta de empleo son algunos de los motivos por los cuales vienen aquí", dijo Edwards.

"Chivo expiatorio"

El senador Mike Gravel fue más lejos que todos los demás aspirantes. Dijo que la reforma migratoria debe ser tratada inmediatamente, al comienzo de su gestión en la Casa Blanca si es electo. Y acotó que "toda la cuestión radica en que se trata de un chivo expiatorio".

Indicó que Estados Unidos tiene fallos en todos los aspectos, en educación, en salud, en trabajos y que "tenemos que culpar a alguien", y que ese alguien "son los inmigrantes".

"Abochornado" por el muro

"Estoy abochornado con el muro. Tenemos que dejar de usar a estas personas (los indocumentados) como chivos expiatorios" para ocultar los errores de Washington, mencionó.

Sobre fechas específicas para sacar adelante un proyecto de reforma migratoria, la Senadora Hillary Clinton dijo que para que sea posible "necesitamos trabajar con el Congreso para aprobar una ley amplia".

Y agregó: "No debemos separar a las familias".

Sin duda, las diferencias entre republicanos y demócratas en el tema migratorio son inmensas, y es casi seguro que serán estos planteamientos los que determinarán el voto hispano en las elecciones presidenciales de 2008.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad