publicidad

Reforma costará millones

Reforma costará millones

Mientras el gobierno y el Congreso discuten la reforma migratoria, miles se preguntan cuánto deberán desembolsar.

Dos rutas por ahora

MIAMI, Florida - Para el liderazgo demócrata del Congreso estadounidense la reforma migratoria tiene que ser amplia, justa, humana y comprensiva, y debe aprobarse antes del receso de agosto.

Para la Casa Blanca, en cambio, tiene que ser "integral", estar basada en un estricto control fronterizo y, en un plazo razonable, eliminar la inmigración ilegal sobre la base de un estricto programa de legalización y deportaciones.

La pregunta obligada es: ¿Cuánto pagará cada indocumentado que califique para recorrer una de las probables rutas, primero para alcanzar la residencia, y después la ciudadanía?

La respuesta es: entre $5,000 y $15,000.

Según datos del Pew Hispanic Center, un grupo de Washington que analiza tendencias hispanas, en Estados Unidos viven 12 millones de indocumentados y la mayoría es originaria de América Latina.

Los planes migratorios de 2007

La tercera semana de marzo un grupo encabezado por los representantes Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) y Jeff Flake (republicano de Arizona), entregaron al Comité Judicial de la Cámara Baja una propuesta bipartidista de reforma migratoria que, en resumen, permitiría legalizar a los indocumentados que se encuentran en Estados Unidos desde el 1 de julio de 2006.

Si este plan es aprobado por el Congreso y firmado por el presidente George W. Bush, cada extranjero ilegal pagaría unos $4,920 hasta obtener la ciudadanía. Esto, sin contar gastos de abogado, exámenes médicos y apelaciones durante el largo y complejo proceso para salir de la clandestinidad.

publicidad

Y si el Congreso decide aprobar un plan que en secreto elabora la Casa Blanca y que ofrece una vía de legalización a cambio de fuertes multas, cada indocumentado pagaría unos $15,420 hasta jurar como ciudadano. Esto -como en el caso de la propuesta Gutiérrez-Flake- sin contar gastos de abogado, exámenes médicos y apelaciones durante el largo y complejo proceso para salir de la clandestinidad.

Eso sí, tenga en cuenta que por ahora el Congreso aún no ha aprobado nada, por lo que los indocumentados deben esperar y no dejarse engañar por quienes les prometan la residencia o ciudadanía a cambio de dinero.

Las fechas clave de la reforma

Todos ganarán

El gasto que deberá hacer cada indocumentado dependerá del "tipo de reforma" que apruebe el Congreso "y del reglamento que autorice", indicó el abogado José Pertierra, miembro de la asociación estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA) y consejero de la sala de Chat y del subcanal de inmigración de Univision Online.

"Todos van a ganar", agregó. "Ganarán los indocumentados (la residencia legal permanente), pero al servicio de inmigración le caerán del cielo muchos millones de dólares", apuntó.

El camino bipartidista

Si se aprueba una reforma sobre la base del proyecto Gutiérrez-Flake, el trámite de legalización incluiría como mínimo:

  • $2,000 (Multa inicial para legalizar la estadía y recibir una visa temporal de residencia válida por seis años).
  • $1,000 (Multa al momento de recibir la residencia permanente seis años más tarde).
  • $905 (Formulario I-485, solicitud de residencia permanente).
  • $340 (Formulario I-765, permiso de trabajo).
  • $80 (Toma de huellas biométricas).
  • $595 (Formulario N-400, petición de Ciudadanía).
publicidad

En total, cada indocumentado que se beneficie con este plan pagaría (hasta obtener la ciudadanía) sólo por concepto de multas y tarifas la cantidad de $4,920.

Y si los 12 millones de indocumentados califican, las arcas del servicio de inmigración recibirían $5,940.000.000.

La ruta del gobierno

Pero si el Congreso aprueba el plan migratorio de la Casa Blanca, cada trámite de legalización costaría:

  • $3,500 (Multa para recibir una visa como residente temporal).
  • $10,000 (Multa al momento de iniciar el trámite de residencia permanente).
  • $905 (Formulario I-485, solicitud de residencia permanente).
  • $340 (Formulario I-765, permiso de trabajo).
  • $80 (Toma de huellas biométricas).
  • $595 (Formulario N-400, petición de Ciudadanía).


En total, cada inmigrante sin papeles que califique al programa pagaría (hasta obtener la ciudadanía) sólo por concepto de multas y tarifas la cantidad de $15,420.

Y si los 12 millones de indocumentados califican, las arcas del servicio de inmigración recibirían $185,040.000.000.

Puede que sea más

Los precios tentativos se basan en las nuevas tarifas del servicio de inmigración que regirán a partir de junio.

"Pero hay que advertir que se trata de un supuesto", resaltó Pertierra. "El Congreso todavía no ha aprobado una ley de reforma migratoria que diga cuánto deberá pagar cada indocumentado. Puede, incluso, que sea más, mucho más de la cantidad que estamos especulando", advirtió.

publicidad

"Sólo estamos revisando las cifras actuales. Las tarifas corresponden a casos comunes de regularización o de ajuste de estatus", aclaró.

Gastos adicionales

Al precio estimado para legalizar la estadía en Estados Unidos, hay que sumar una serie de gastos adicionales que implican cada proceso migratorio. Entre ellos destacan:

  • Gastos de representación de abogado en caso que el extranjero tenga problemas con la justicia.
  • Gastos de envío de documentos al servicio de inmigración.
  • En aquellos casos que el servicio de inmigración niegue un trámite y el extranjero apele el fallo, deberá contratar un abogado y enviar el Formulario I-290B, que a partir de junio costará $585 cada vez que se envíe una apelación. Cada apelación debe hacerse en un plazo que no supere 30 días.


"Y si durante el trámite le vuelven a rechazar el caso y quiere apelar nuevamente, deberá pagar otros $585, más los honorarios del abogado", dijo Luis Salgado, abogado de inmigración en Washington.

No haga ni pague nada

Tanto Pertierra como Salgado advirtieron a los indocumentados que por ahora "no hagan nada, no paguen nada, no envíen nada, no gestionen nada, porque el Congreso no ha aprobado nada".

"Cualquier persona que ofrezca una residencia está mintiendo", dijo Pertierra. "Recién el Comité Judicial de la Cámara de Representantes está debatiendo una propuesta. Y si la aprueba, entonces la enviará al pleno. Eso puede demorar meses", apuntó.

publicidad

"Si alguien le dice que desde ya puede pagar para obtener la residencia, le está mintiendo", recalcó. "Si paga y envían sus papeles al servicio de inmigración, lo único que conseguirá es que le abran un proceso de deportación, lo arresten y lo expulsen de Estados Unidos", concluyó.

Los pasos que faltan

Para que la reforma migratoria se convierta en ley, deben cumplirse los siguientes pasos:

  1. Los comités Judicial de la Cámara de Representantes y del Senado deben aprobar una propuesta.
  2. Cuando la propuesta sea aprobada, ésta o éstas deben ser enviadas a los plenos de cada cámara.
  3. Ambas cámaras deben aprobar la reforma.
  4. Si ambas cámaras aprueban una misma versión, el proyecto es enviado al presidente para que la promulgue o la vete.
  5. Si la firma, se convierte en Ley.
  6. Si las cámaras aprueban versiones diferentes, el presidente del Congreso convoca al Comité de Conferencia.
  7. El Comité de Conferencia armoniza ambas versiones y redacta una versión final.
  8. La versión final es enviada al presidente para que la promulgue o la vete.
  9. Si la firma, se convierte en Ley.
  10. Se procede a su publicación en el Registro Federal.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad