publicidad

Redadas en Ohio e Illinois

Redadas en Ohio e Illinois

Agentes federales llevaron a cabo una redada en plantas de la procesadora de alimentos Koch Foods en Ohio e Illinois.

Confirman arrestos

Agentes federales llevaron a cabo una redada en plantas de la procesadora de alimentos Koch Foods ubicadas en los estados de Ohio e Illinois, y detuvieron al menos 160 trabajadores indocumentados.

Tildan redadas de terrorismo doméstico

La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE, por sus siglas en inglés) dijo en un comunicado que los arrestos forman parte de un operativo dirigido a capturar infractores de la ley de inmigración.

Los agentes federales llegaron a los sitios de trabajo acompañados de agentes de la policía local y estatal.

ICE dijo que el operativo fue montado tras una investigación de dos años en la que fueron identificados al menos 180 trabajadores extranjeros con estadía dudosa en Estados Unidos.

Desde 2005 el gobierno federal de Washington viene poniendo en práctica un complejo sistema de verificación de empleo para fichar a la totalidad de los trabajadores extranjeros en el país.

Evidencia clave

El ICE dijo que las investigaciones permitieron reunir evidencias de que en las plantas de Koch Foods había extranjeros indocumentados trabajando con conocimiento de los empleadores.

Julia Meyers, del ICE, apuntó que el "empleo ilegal" es uno de los imanes dominantes que fomentan la inmigración indocumentada a través de las fronteras de Estados Unidos.

"Cuando los extranjeros ilegales utilizan documentos fraudulentos o cometen robo de identidad, vulneran la seguridad nacional y causan daños severos a ciudadanos estadounidenses", agregó.

publicidad

ICE aseguró que continuará adelante con el programa de verificación de empleo y perseguirá a violadores de la ley.

El sistema le permite al gobierno asegurarse de que los datos de identificación proporcionados tanto por empleados como por empleadores corresponden a un trabajador extranjero autorizado para trabajar en Estados Unidos.

Los errores de marzo

En los operativos del martes participaron varias agencias federales, estatales y municipales, incluyendo la Oficina de Niños y Familia.

En marzo, durante una redada en New Bedford, Massachussets, el gobierno detuvo a más de 320 trabajadores indocumentados cuyos hijos se encontraban en escuelas y guarderías infantiles.

La detención causó una grave crisis al quedar los menores abandonados a su suerte o al cuidado de vecinos y parientes, situación que generó críticas de grupos nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos.

La totalidad de los arrestados en New Bedford fueron trasladados a centros de detención en Texas, medida que también provocó airadas protestas al impedir el gobierno que familiares y abogados tuvieran fácil contacto con los arrestados.

Humanizan los arrestos

Esta vez ICE mencionó que los 160 detenidos fueron llevados a centros de detención en Cincinnati y que todos fueron interrogados por agentes y empleados de las agencias que participaron en la redada.

La información recavada se utilizó para decidir qué hacer con cada uno de los trabajadores. A los arrestados se les notificó que serán presentados ante un juez de inmigración.

publicidad

La agencia dijo además que puso en vigor 24 líneas de teléfono para que los familiares de los detenidos puedan averiguar el estado de sus casos.

Las llamadas a las líneas son gratis, en inglés y español, a través del número 1(866) 341-3858.

EL ICE no reveló el nombre ni la nacionalidad de los detenidos, pero fuentes cercanas a los detenidos confirmaron a Univision Online que la mayoría de los trabajadores son originarios de México.

Delito de mayor cuantía

Sobre la mayoría de detenidos pesa el cargo de robo de identidad, indicaron las autoridades.

El robo de identidad está tipificado como un delito de mayor cuantía.

Brian Moskowitz, agente especial a cargo del ICE en Ohio y Michigan, dijo que en la redada se reunión evidencia para presentar cargos contra directores de la planta procesadora de alimentos, según reportó el periódico Cincinnati News en su página web.

Un portavoz de la compañía aseguró que llevan tiempo revisando archivos para no aceptar indocumentados en sus plantas.

El ICE dijo que en el momento de la redada más de la mitad de los empleados estaban trabajando.

Koch Foods tiene plantas procesadoras de pollo en Georgia, Indiana, Illinois y otros estados. En 2006 fue mencionada por la revista Forbes como la 274 compañía privada más grande de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad