publicidad

Plan de redadas en escuelas

Plan de redadas en escuelas

Autoridades escolares de Nebraska desarrollaron plan en caso que familiares de alumnos sean arrestados y deportados.

Pensando en los niños

LINCOLN, Nebraska - Tres meses después de que el Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) denunciara el padecimiento de cientos de niños estadounidenses por las redadas del departamento de Seguridad Nacional (DHS) y recomendara a la sociedad civil elaborar un plan para hacer frente al problema, las autoridades educativas de Columbus (al noroeste de Lincoln), Nebraska, difundieron un "plan de emergencia" que será activado en caso de una nueva operación de arrestos por parte de agentes del gobierno federal.

La estrategia fue desarrollada entre funcionarios escolares y dirigentes hispanos, dijo The Associated Press.

Según explicó Paul Hillyer, superintendente de las Escuelas Públicas de Columbus (CPS, por sus siglas en inglés), el plan cuenta con el respaldo del Comité Asesor Hispano de CPS y busca evitar que alumnos de este distrito escolar se queden solos si sus padres son deportados.

De acuerdo con el nuevo plan, el personal administrativo de CPS y los maestros "deberán ayudar a los estudiantes a realizar la transición y deberán asegurarse que esos alumnos tengan un lugar dónde ir", detalló AP.

Sólo en caso de redada

El nuevo procedimiento sólo se activará si se verifica que agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) están realizando un operativo en alguno de los frigoríficos de la zona, subrayó el funcionario.

publicidad

Hillyer enfatizó que "no estamos esperando una redada", ya que la última vez que agentes del ICE llegaron a Columbus fue hace casi una década.

"Pero el distrito debe estar listo si esos incidentes suceden", agregó.

The Associated Press informó que el plan estipula que si el distrito recibe información del arresto de inmigrantes, el primer paso será contactar a las autoridades pertinentes para comprobar la veracidad de la información.

En el caso de…

Si en verdad hay una redada, Hillyer convocará entonces al Equipo de Administración de Crisis, por medio del cual se notificará de la situación a los directores de las escuelas quienes, a su vez, deberán identificar a aquellos estudiantes afectados por el operativo y tomar las medidas necesarias en cada caso.

El plan incluye:

  • Pedir a los padres que provean los números telefónicos de las personas a quienes habría que llamar para que se hagan cargo de sus hijos en caso de una redada y se registren arrestos y/o deportaciones.
  • Se enseñará a los padres cómo crear una carta-documento o poder legal para que alguna otra persona asuma la custodia temporal o permanente de sus hijos.
  • Las autoridades educativas tratarán de averiguar la situación de esos padres si quedaron detenidos en instalaciones del ICE.


Por qué lo hacen

Hillyer comentó que la meta del plan es que "cada estudiante tenga un lugar para pasar la noche" y que, además, "reciba la consejería profesional adecuada, porque muchos de estos niños podrían sentirse atemorizados".

publicidad

"Queremos que estos alumnos se queden en nuestras escuelas y que completen su educación con la menor interrupción posible", agregó.

En la actualidad, 650 de los 3,400 alumnos de CSP son latinos. En Columbus cuenta con poco más de 21 mil residentes, de los cuales un 13 por ciento es de origen hispano.

El informe de La Raza

El 31 de octubre del año pasado La Raza emitió un detallado informe que describe los daños causados a niños y familias hispanas en tres comunidades donde el DHS llevó a cabo redadas masivas en centros de trabajo (Greenley, Colorado; Grand Island, Nebraska; y New Bredford, Massachussets).

El estudio, titulado Pagando el Precio: El Impacto de las Redadas de Inmigración Sobre los Niños en Estados Unidos es mostrar el drama humano detrás de cada detención y evaluar el impacto real de las redadas, sobre todo en los niños con padres indocumentados, dijo La Raza.

Ellos, los niños afectados por las detenciones ( la pobreza después de una redada y el golpe sorpresivo de un allanamiento), merecen toda la atención de la sociedad, sobre todo su estabilidad emocional, financiera y afectiva, indicó el documento.

Daños inmediatos

La Raza también advirtió que los procedimientos que utilizó el ICE en las redadas masivas hicieron difícil organizar el cuidado de los niños cuando sus padres fueron detenidos.

publicidad

Muchos detenidos firmaron documentos de salida voluntaria y abandonaron el país antes de que pudieran ponerse en contacto con abogados de inmigración, con sus familias o con los consulados de sus países de origen.

En los lugares de detención había un acceso muy limitado a teléfonos para que los arrestados pudieran comunicarse con sus familias y muchos fueron trasladados a remotos centros de detención fuera de los estados en los que fueron arrestados.

Muchos de los padres detenidos tuvieron miedo de revelar sus nombres y creyeron que el ICE tomaría y les arrebatara la custodia.

Abandonados en escuelas

El día de las redadas las escuelas reaccionaron bien y evitaron que los niños salieran de clases y quedaran a la deriva porque sus padres estaban arrestados.

El estudio resaltó el apoyo de las familias, de amigos, organizaciones comunitarias, iglesias y otros. Todos los niños afectados recibieron protección y asistencia el mismo día.

Algunos adolescentes, sin embargo, se quedaron en compañía de otros adolescentes o al cuidado de niños más pequeños, pero cerca de ellos había adultos supervisando.

El informe de La Raza sirvió de base para la elaboración del la estrategia desarrollada por las autoridades educativas de Columbus y dirigentes hispanos de la comunidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad