publicidad
.

Piden freno a deportaciones logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7b...

Piden freno a deportaciones

Piden freno a deportaciones

Organizaciones hispanas y religiosas de EU pidieron a Bush suspender las redadas y deportaciones de indocumentados.

Que muestre su corazón

WASHINGTON - Organizaciones hispanas de Estados Unidos y religiosas llamaron este miércoles al presidente George W. Bush a suspender las redadas y deportaciones de indocumentados.

El llamado se produjo en momentos que el mandatario ofrecía una conferencia en la Casa Blanca y anunciara que trabajaría con el Congreso para debatir y aprobar una reforma a las leyes de inmigración que permita legalizar a la mayoría de los indocumentados que viven en el país.

"Nos unimos (...) para pedir a Bush que muestre que tiene corazón en este Día de San Valentín y para pedirle una suspensión de las expulsiones hasta que se arregle nuestro sistema de inmigración", afirmó Brent Wilkes, director ejecutivo nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC).

"Es una petición simple y razonable. También sería una decisión correcta", añadió el activista en la capital estadounidense, donde se celebró una de las 35 ruedas de prensa organizadas este 14 de febrero por todo el país.

En todas ellas se pidió la suspensión inmediata de las redadas, el arresto de extranjeros sin papeles de estadía legal en Estados Unidos y freno a las deportaciones.

"Falta de humanidad"

"Las recientes redadas no tienen precedente por su falta de justificación y de humanidad", añadió Gabriela Lemus, directora ejecutiva de la organización sindical hispana LCLAA, al denunciar que tras varios operativos de agentes federales muchos niños "se quedaron solos (...) sin conocer el paradero de sus padres".

publicidad

En particular Lemus se refirió a la separación de familias, de las que uno o varios miembros han sido detenidos y a veces expulsados por carecer de documentos de estadía en Estados Unidos.

Según Wilkes, 23 mil familias se encuentran separadas en la actualidad en territorio de Estados Unidos a causa de las deportaciones.

Religiosos también exigen

Al llamado de las organizaciones nacionales también se sumaron representantes de las iglesias Católica, Metodista y organizaciones musulmanas.

En una carta enviada a la Casa Blanca, el obispo de la Iglesia Metodista Unida de la región de Washington, John Schol, denunció el "carácter racial" de las recientes redadas, por centrarse principalmente en los inmigrantes hispanos.

La mayor de las redadas realizadas hasta ahora se llevó a cabo el 12 de diciembre, cuando se detuvo a 1,200 trabajadores de la planta empacadora de carne Swift&Co. En ciudades de seis estados.

La mayoría de los detenidos permanece preso en instalaciones del departamento de Seguridad Nacional (DHS) en espera de una audiencia ante un juez de inmigración y 27 han sido liberados.

Qué anunció Bush

El presidente Bush aseguró el miércoles que colaborará con el Congreso para lograr la aprobación de una reforma migratoria amplia que no sólo permita la entrada ordenada de trabajadores extranjeros, sino que además brinde una solución a los millones de indocumentados que viven en el país.

publicidad

Dijo que la inmigración representa una "oportunidad interesante" para alcanzar acuerdos con el nuevo Congreso, dominado por los demócratas tras los comicios de medio tiempo del pasado 7 de noviembre.

Bush dijo que Estados Unidos necesita aumentar la vigilancia en las fronteras, pero al mismo tiempo requiere un programa de trabajadores temporales que elimine la necesidad de entrar de forma indocumentada al país, establezca un flujo "ordenado" y permita legalizar a quienes ya están en el país.

Nada de amnistías

Advirtió sin embargo que la reforma no debe darle a los indocumentados "la ciudadanía automática", sino que este camino debe ser regulado de manera diferente.

La Casa Blanca apoyaría eventualmente y programa que permita a ciertos indocumentados alcanzar primero una residencia temporal, luego una residencia permanente y por último la ciudadanía, proceso que podría demorar de 11 a 15 años y el pago de multas.

Un análisis preparado por Univision Online determinó que el costo de la reforma migratoria para los indocumentados, sólo en tarifas, ascendería a más de 53 mil millones de dólares.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad