publicidad
El presidente Barack Obama lanzó el abril un nuevo plan a favor de la reforma migratoria: buscar el apoyo de los sectores de la sociedad civil para, juntos, presionar al Congreso. La estrategia no ha dado todavía los resultados esperados.

Pelosi dijo que la reforma migratoria no será aprobada antes de 2012

Pelosi dijo que la reforma migratoria no será aprobada antes de 2012

Activistas fustigaron declaraciones de Nancy Pelosi, quien dijo a un diario que “ciertamente no se aprobará la reforma migratoria” antes de las elecciones presidenciales de 2012.

El presidente Barack Obama lanzó el abril un nuevo plan a favor de la re...
El presidente Barack Obama lanzó el abril un nuevo plan a favor de la reforma migratoria: buscar el apoyo de los sectores de la sociedad civil para, juntos, presionar al Congreso. La estrategia no ha dado todavía los resultados esperados.

Activistas rechazan postura de líder demócrata y aseguran que siguen batallando

Las recientes declaraciones de la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), de que “ciertamente no se aprobará la reforma migratoria” antes de las elecciones presidenciales de 2012 provocó duras reacciones entre activistas por los derechos de los inmigrantes, quienes advirtieron que a pesar del pesimismo “no bajarán la guardia”.

“Nada está muerto hasta que uno deja de luchar”, dijo a Univision Interactive Media (UIM) Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato de Empleados y Servicios (SEIU). “Siguen las conversaciones con la Casa Blanca y no nos vamos a detener hasta conseguir nuestro objetivo, que el Congreso apruebe una ley comprensiva” que incluya una vía de legalización para millones de indocumentados.

publicidad

Durante una visita al diario La Opinión de Los Angeles, Pelosi señaló que la Cámara de Representantes se encuentra bajo el liderazgo republicano y que la oposición está más interesada en seguir añadiendo medidas restrictivas contra los inmigrantes.

Medina comentó que el debate migratorio “dio un giro” y aseguró que “ahora se está desarrollando de manera diferente. La batalla está centrada en los estados. Ahí es donde hemos incrementado nuestra presencia para pelear contra leyes migratorias restrictivas inspiradas, por ejemplo, en la ley SB1070 de Arizona”.

Guerra sin cuartel

“Si esperamos a que los políticos estén listos para debatir la reforma migratoria, de seguro nunca se llevaría a cabo la discusión”, dijo el sindicalista. “Nosotros estamos listos. Seguimos activos no sólo en Washington DC, sino en aquellos lugares donde las Asambleas legislativas han debatido y, en algunos casos aprobado, leyes severas contra los inmigrantes”.

El dirigente detalló que en el caso de Florida “ganamos el pulso. La Asamblea no aprobó una dura ley de inmigración como la de Arizona, pero en otros estados, como Alabama y Georgia, obtuvimos un resultado adverso. Pero estamos demandando esas leyes para que no entren en vigor. No nos estamos quedando a la espera”.

De la nueva estructura del debate, Medina explicó que “es mucho más intenso del que se venía dando. Y además se está agudizando. En Georgia, por ejemplo, los agricultores se sumaron a las protestas porque la ley HB87, promulgada el 13 de mayo, criminalizó la estadía indocumentada y puso en la mira a miles de campesinos que cada año atienden las cosechas”.

publicidad

“Todo esto le da un matiz muy diferente a la reforma migratoria. Ahora no sólo es un tema de inmigrantes, sino también es un tema económico, un tema empresarial y un tema de seguridad nacional”, apuntó.

Debate sin soluciones

Desde finales de 2005, la reforma migratoria ha sido debatida en varias ocasiones en el Congreso, pero la falta de un acuerdo bipartidista previo ha truncado esfuerzos, tanto republicanos como demócratas.

En 2006 y tras la aprobación de dos proyectos en ambas cámaras del Congreso (uno que criminalizaba la estadía indocumentada y otro que abría un camino hacia la residencia legal permanente), el entonces liderazgo republicano dio por cancelado el trabajo del Comité de Conferencia que armonizaba ambas versiones y argumentó razones de seguridad nacional.

En 2007 un nuevo intento fracasó por falta de apoyo de ambos partidos. Y en 2008 el presidente Barack Obama, en plena campaña por alcanzar la Casa Blanca, se comprometió a empujar la reforma en el primer año de su mandato.

La promesa fue postergada por otros temas de mayor interés nacional, entre ellos las guerras en Irak y Afganistán, la crisis financiera y el debate de la reforma de salud.

Entre julio de 2009 y mazo de 2010 los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) intentaron elaborar un borrador de reforma migratoria, pero el esfuerzo fue cancelado. El pasado mes de abril y ante fuertes presiones de organizaciones hispanas que le recordaron a Obama el compromiso de 2008, el mandatario abrió una nueva fase de diálogo con sectores representativos de la sociedad civil, que incluye a dirigentes de organizaciones nacionales que luchan por los derechos de los inmigrantes, abogados, religiosos, políticos, talentos de televisión, funcionarios y ex funcionarios de gobierno.

publicidad

La última estrategia

La estrategia de la Casa Blanca es conseguir el respaldo del mayor número de actores de la sociedad civil para luego presionar al Congreso. Pero las declaraciones de Pelosi parecieran indicar que el esfuerzo está lejos que alcanzar el objetivo de Obama y de los 11 millones de indocumentados.

“La manera en que se está debatiendo no es lo que estábamos esperando como punto de partida de los republicanos al frente de la Cámara de Representantes, de hacerle la vida imposible a los indocumentados”, dijo Katherine Vargas, secretaria de prensa del Foro Nacional de Inmigración (NIF). “Nosotros vamos a seguir empujando, no nos vamos a rendir”.

A la pregunta si estimaba que el debate se encontraba en un punto muerto, la activista dijo que “no estamos listos para escribir el obituario de la reforma migratoria todavía”.

Las declaraciones de Pelosi también provocaron reacciones de rechazo en el Movimiento Latino USA de Los Angeles, California. “Definitivamente son muy pesimistas. Ella tampoco estuvo en la disposición de impulsar la reforma cuando estaba como Presidenta del Congreso y tenía todo a favor”.

“Prácticamente nos están diciendo que las autoridades decretan lo que les interesa y obviamente a los demócratas no les ha interesado la reforma migratoria en los hechos. Lo único que nos han estado dando es atole con el dedo”, agregó Gutiérrez.

El activista dijo además que los demócratas, “en vez de plantear algo serio a favor de los inmigrantes, nada más nos mandan un mensaje para que nos preparamos a que no pase nada” con la reforma migratoria.

publicidad

"El pueblo no está ciego"

Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles, (CHIRLA), dijo creer que el debate de la reforma migratoria, como dijo Pelosi, “está muerto”.

“Una reforma integral parece no estar en la agenda de los republicanos y de los demócratas. Se echan la culpa uno al otro, pero todos son responsables de la falta de una reforma migratoria comprensiva. Pero el pueblo no está ciego y se acordara en las elecciones”.

“Nosotros insistimos en que si por ahora no hay reforma migratoria, el presidente tiene una lista de al menos ocho cosas por hacer para otorgar un alivio a la comunidad inmigrante”, y citó, entre ellas, “detener la deportación de los ‘dreamers’ (estudiantes indocumentados que calificarían para regularizar sus permanencias si se aprueba el Dream Act), frenar la deportación de padres indocumentados de hijos ciudadanos estadounidenses, revisar el programa Comunidades Seguras y que se deporte sólo a extranjeros con récord criminal grave y activar la la Sección 285(i) de la Ley de Inmigración.

“Son, sin duda, anuncios que aliviarán a nuestra comunidad, pero no resuelven el problema de raíz. La solución pasa por reforma migratoria. Esa es la única salida. Pero desafortunadamente están (los demócratas) más empecinados en ganar la reelección que en resolver un problema real de nuestro país”, concluyó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
publicidad