publicidad

Oleada de odio frenó reforma

Oleada de odio frenó reforma

El Consejo Nacional de La Raza no se rinde y exige seguir batallando por la reforma migratoria "amplia y justa".

Respuesta equivocada

El fracaso del debate sobre la reforma migratoria en el Senado se debió a una "oleada de odio", dijo la vicepresidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) Cecilia Muñoz, según un reporte publicado el domingo por el diario The Washington Times.

Muñoz, encargada de investigación, campañas publicitarias y proyectos de ley del NCLR, indicó que el sentimiento de odio que prevaleció durante el debate (del 21 de mayo al 28 de junio) "tuvo un impacto extraordinario" en el Congreso, pero sobre todo en la Cámara Alta.

"Como nación no creo que debamos aceptar el hecho de que el Senado de Estados Unidos (al rechazar la reforma) respondiera a lo que, en gran medida, era una oleada de odio", puntualizó.

Muñoz afirmó además que la propuesta tripartita de reforma migratoria, que incluía una vía de legalización para la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, no fue debatida por el Congreso por sus propios méritos, sino que los legisladores se han dejado llevar por el hecho de "sentirse incómodos con los latinos".

Asamblea Anual 2007

La Raza celebra desde el sábado 21 y hasta el martes 24 de julio su Asamblea Anual 2007 en el Centro de Convenciones de Miami Beach, evento que centra su atención en el poder latino y el impulso de la campaña "Ya es hora ¡Ciudadanía!", que busca motivar a millones de residentes permanentes a que gestionen la ciudadanía estadounidense y participen con su voto en los comicios presidenciales de 2008.

publicidad

El plan de reforma migratoria citado por Muñoz fue redactado en secreto -entre abril y mayo- por una comisión negociadora integrada por demócratas, republicanos y la Casa Blanca e incluía una serie de medidas de seguridad para frenar el tráfico de indocumentados y una vía para legalizar la permanencia de indocumentados que se encuentran en el país desde el 1 de enero de 2007.

El Senado aprobó debatir el proyecto en medio de decenas de enmiendas, la mayoría republicanas, que pretendían bloquear la vía de legalización bajo el argumento de que los indocumentados habían cometido un delito y por tanto no eran merecedores de una visa de residencia.

Moción derrotada

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid (Nevada), interpuso en dos ocasiones una moción para detener las enmiendas, salvar el capítulo de legalización y acelerar el voto pero los esfuerzos fracasaron por falta de apoyo bipartidista.

El 28 de junio el debate se detuvo y algunos legisladores dijeron que la reforma migratoria probablemente volvería al pleno después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2008.

Sin embargo el domingo, el Senador demócrata Bob Menéndez (Nueva Jersey) dijo que la reforma migratoria no había muerto, que se encontraba "en coma" y que no daba por perdidas todas las esperanzas en que se reanudara la discusión para legalizar a la mayoría de los 12 millones de indocumentados.

publicidad

Datos de la Asamblea

La NCLR es la principal organización hispana de Estados Unidos y encabeza una batalla para que el Congreso apruebe un cambio "justo y humano" de las leyes de inmigración.

La agenda de la Asamblea Anual 2007 que se celebra en Miami, Florida, incluyó el domingo foros con los precandidatos demócratas a la Casa Blanca, senadores Hillary Clinton (Nueva York) y Barack Obama (Illinois).

También celebra la Latino Expo USA, en el que participan más de 250 empresas privadas y agencias del gobierno federal estadounidense.

El evento concluirá el martes 24 con una cena de gala donde serán galardonados líderes hispanos de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad