publicidad

Obispos católicos de EU en campaña por la reforma migratoria

Obispos católicos de EU en campaña por la reforma migratoria

Con misas y rezos en todos los templos del país, la Iglesia Católica estadounidense inició campaña por la reforma migratoria.

Semana de clamor

MIAMI - Con misas, rezos, conferencias y pláticas en todos los templos del país, la Iglesia Católica estadounidense inició el domingo una nueva campaña a favor de la reforma migratoria con vía de legalización.

La iniciativa culminará el día 10 con un pedido al presidente electo, Barack Obama, para que promueva este año en el Congreso  el debate de una nueva legislación que saque de las sombras a más de 12 millones de indocumentados y que están expuestos a ser deportados.

La Conferencia de Obispos Católicos (USCCB) dijo a mediados de diciembre que durante la jornada tambièn se pedirá al gobierno un trato más humano para los inmigrantes de Estados Unidos.

Convencidos de su fe católica, los prelados reiteraron el compromiso de involucrarse todavía más en la defensa de uno de los grupos más vulnerables de la sociedad estadounidense: los extranjeros sin permiso de estadía legal en el país.

Año de expulsiones

En el año fiscal 2008 el gobierno de Washington deportó a casi 350 mil extranjeros indocumentados y realizó más de 1,200 redadas en centros de trabajo, sin contar las operaciones en residencias, paradas de autobuses, terminales aéreas y puntos de chequeo callejeros intermitentes.

La campaña nacional de la USCCB, denominada "Semana Nacional de Inmigración", reiteró que la iniciativa sirve también como una especie de campaña de presión, educación pública y "día de reflexión" sobre las enseñanzas que aparecen en la Biblia en materia de inmigración.

publicidad

Durante esta semana, en los templos también se abordarán las penurias que impone a los extranjeros clandestinos el maltrecho sistema de inmigración estadounidense.

"Nuestra fe nos obliga a involucrarnos en asuntos sociales", dijo Alexandra Fitzsimmons, portavoz de la Conferencia Católica de Minnesota (MCC), una de las organizadoras de la jornada.

Trato humano

Los obispos católicos estadounidenses reconocen que todo país soberano tiene derecho a proteger sus fronteras y que la gente debe cumplir las leyes, pero también exigen el reconocimiento de que los inmigrantes y que estos "merecen un trato digno".

Desde 2002, los obispos se sumaron a la batalla -en la que también participan organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes- por conseguir que el Congreso debata y apruebe una reforma migratoria con vía de legalización.

La reforma migratoria, han dicho en varias ocasiones, debe incluir un camino hacia la ciudadanía para la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en el país, y debe procurar no separar a las familias.

Freno a las redadas

Los religiosos también han pedido a la administración del presidente George W. Bush y a la oficina del presidente electo Obama que detengan las redadas del servicio de inmigración hasta que el Congreso apruebe la reforma amplia.

Según una encuesta nacional de la empresa Zogby publicada en octubre pasado reveló que cerca del 69 por ciento de los católicos de Estados Unidos piensa que debe darse una vía para la legalización de los indocumentados si éstos cumplen ciertos requisitos.

publicidad

Obama prometió durante su campaña presidencial que impulsaría un proyecto de reforma migratoria durante el primer año de su mandato. La promesa fue ratificada por su oficina tras la victoria en las urnas el 4 de noviembre.

¿Qué opina de la campaña que encabezan los obispos católicos de Estados Unidos? Comente aquí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad