publicidad

Obama y la danza del voto latino

Obama y la danza del voto latino

Obama y la danza del voto latino

Siguen las promesas

WASHINGTON, DC " Tres años después de prometer ante el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) que promulgaría una reforma migratoria amplia durante el primer año de su presidencia, Barack Obama habló hoy ante la principal organización hispana del país sin haber cumplido la promesa y declaró que “siéntanse en la libertad de mantener la presión sobre mí y sobre los demócratas, pero entiendan que el presidente y los demócratas están con ustedes. No se confundan con eso”.

“Necesito una pareja de baile y la pista está vacía”, declaró Obama refiriéndose a la falta de apoyo republicano para poder impulsar la reforma migratoria amplia. Un total de 23 senadores republicanos que hace cinco años apoyaron dicha reforma ahora le han dado la espalda, agregó.

El presidente, quien ha roto récord de deportaciones desde que asumió su cargo en enero de 2009 y ha ampliado controversiales programas como Comunidades Seguras y 287(g), declaró que entiende que está aplicando leyes que tienen fallas pero que lo está tratando de hacer de la manera más humana posible. “Comparto sus preocupaciones”, aseguró Obama.

Y repitió que hay algunos sectores que desearían que pasara por alto al Congreso para ofrecer alivio migratorio administrativo mediante su poder ejecutivo. Algunos de los presentes comenzaron a aplaudir mientras  coreaban “Sí usted puede”. Obama bromeó diciendo que ante el tranque de las negociaciones sobre el tope de la deuda, hacer las cosas por su cuenta, “suena tentador”, no sólo en lo referente a inmigración sino a otros asuntos.

publicidad

La presidenta del NCLR, Janet Murguía, afirmó posteriormente ante la prensa que “es justo decir que tenemos un desacuerdo en torno a eso”, es decir, en torno a si el presidente puede echar mano de su poder ejecutivo para proveer alivio administrativo de la deportación a ciertos grupos.

“El presidente se quedó corto en el tema de las deportaciones. Nuestra comunidad está muy desilusionada con los resultados que hemos visto. Hoy (Obama) no aclaró y siguió diciendo que no puede hacer nada con este asunto (mediante la vía administrativa) y tenemos un verdadero desacuerdo con él sobre este resultado”, agregó.

Obama indicó que necesita el apoyo de los votantes latinos para completar lo que no ha podido, como es el caso de la reforma de inmigración.

Repasó lo logrado en otros rubros: reducir los impuestos a la clase media, garantizar cobertura médica a 4 millones de niños, incluyendo inmigrantes legales, la reforma sanitaria. “Hemos mantenido nuestra promesa”, afirmó Obama aunque reconoció que además del asunto pendiente de la reforma migratoria, la tasa de desempleo de los hispanos es “dolorosamente alta”.

En el interior del evento, que reúne a miles de líderes hispanos en diversos rubros, la bienvenida fue calurosa, aunque otros vinieron a recordarle que la falta de la reforma migratoria representa una diaria incertidumbre y el temor a la detención y eventual deportación.

publicidad

Es el caso de los jóvenes estudiantes indocumentados, conocidos como los Soñadores, que le han venido solicitando a Obama que ante la ausencia de una reforma migratoria y del DREAM Act que los legalizaría que al menos los ampare de la deportación, como grupo, mediante una orden ejecutiva. La administración, empero, se mantiene firme en que no habrá alivio grupal y que los casos se considerarán, como hasta ahora,  de manera individual.

Un grupo de ellos lució camisetas que dicen "Obama deporta Soñadores" mientras alzaron las manos entrelazadas como si estuviesen esposados.

Las organizaciones United We Dream y Presente.org emitieron un comunicado de prensa conjunto indicando que “el presidente Obama no puede ocultar el hecho de que está devastando a más de un millón de familias. No somos ciegos ni ignorantes”, indicaron los grupos.

Pero ya la carrera electoral arrancó con fuerza y con ella se inicia la guerra de mensajes sobre la realidad de lo logrado y la percepción de lo que se ha hecho o está tratando de hacerse.

Seguramente el año entrante, año electoral y cuando Obama busque la reelección, lo veremos no sólo en la próxima conferencia de NCLR sino de otras organizaciones hispanas bailando la danza del voto latino.

Ya el Comité Nacional Demócrata (DNC) inició la tarea con el primer anuncio en español en estados clave para la reelección: Nevada, Florida, Nuevo México y Colorado. El anuncio también incluyó el Distrito de Columbia.

publicidad

El spot responde a los anuncios en español no sólo del Comité Nacional Republicano (RNC) sino del conservador comité de acción política Crossroads, criticando el desempeño del presidente Obama.

El anuncio demócrata, titulado En quién confiar, dice que “detrás de los anuncios que pretenden preocuparse por nuestros hijos están los republicanos, quienes quieren poner fin a la garantía de Medicare mientras protegen las bajadas de impuestos para los más ricos”.

Pero agrega que  “sabemos en quién confiar y en quién no”, tras enumerar algunos de los logros del presidente Obama en materia educativa, de salud y en reducir los impuestos a la clase media.

Cuando menos hay un tema no abordado en este anuncio, la inmigración, por el cual los votantes latinos, sobre todo de los estados donde se está divulgando el comercial,  depositaron su confianza en el presidente Obama en los comicios del 2008.

Cuando los votantes latinos se pregunten en quién confiar en el tema migratorio, estarán entre la espada y la pared porque el único mensaje que reciben de los republicanos del Congreso es que quieren deportar a todo mundo, incluyendo familiares y amigos de esos electores; y con los demócratas no han obtenido mucho alivio.

“Es un creciente dilema”, afirmó Murguía, “pero en 2012 los votantes latinos tendrán la oportunidad de juzgar al presidente basado en su récord y compararlo con el de los candidatos republicanos, agregó.

publicidad

De momento, sólo siguen escuchando promesas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad