publicidad
El Senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey) ofreció entregar antes de noviembre un proyecto de reforma migratoria comprensivo al Congreso estadounidense para ser debatido.

Obama promete apoyo a pulso por la reforma

Obama promete apoyo a pulso por la reforma

El Presidente Basrack Obama se reuni'on con legisladores hispanos y reiteró su apoyo a la reforma migratoria comprensiva.

El Senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey) ofreció entregar ant...
El Senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey) ofreció entregar antes de noviembre un proyecto de reforma migratoria comprensivo al Congreso estadounidense para ser debatido.

Demócratas presentarán proyecto Dream Act

WASHINGTON - El presidente Barack Obama prometió el jueves todo su apoyo la próxima semana para lograr los votos que permitan aprobar una ley de regularización de jóvenes estudiantes indocumentados, conocida como Dream Act, en una reunión celebrada con congresistas hispanos en la Casa Blanca.

"Discutimos con el presidente cómo usar su oficina, su autoridad y poder para trabajar con el Senado" para lograr los votos que permitan pasar al debate final de la Dream Act, explicó a los periodistas tras la reunión con Obama la representante Nydia Velázquez (demócrata de Nueva York).

El Dream Act, proyecto de ley que se ventila desde 2003 en el Congreso, se trata de una legislación que de ser aprobada daría a unos 65 mil jóvenes indocumentados cada año una residencia temporal y, una vez graduados de la universidad o si ingresan a las Fuerzas Armadas, podrán solicitar la residencia permanente y cinco años más tarde gestionar la ciudadanía estadounidense.

publicidad

A quienes beneficia

Dos de los requisitos clave del proyecto es que los beneficiarios del Dream Act debieron haber ingresado siendo niños a Estados Unidos y sus notas escolares deben ser sobresalientes. Aquellos que tengan delitos criminales no calificarían.

El proyecto, que ha sido debatido en varias ocasiones, sería el primer paso para la reforma migratoria integral que ansían los demócratas hispanos, y que Obama durante la campaña presidencial 2008 se comprometió a defender e impulsar durante el primer año de su mandato, esto es, entre el 20 de enero de 2009 y el 20 sw enero de 2010.

El no cumplimiento de la oferta tiene desilusionada a la comunidad hispana en un año que los electores acudirán a las urnas para renovar la Cámara de Representantes (435 escaños) y un tercio del Senado (34 asientos de un total de 100).

Comicios de medio tiempo

Tras los comicios de 2008 los demócratas controlan ambas cámaras del Congreso, pero temen que el estancamiento del debate migratorio incline nuevamente la balanza hacia la derecha republicana, situación que ha obligado en los últimos días a su liderazgo legislativo a ofrecer el impulso de dos nuevas iniciativas y presionar a los republicanos para que acepten el debate y aprueben un plan que permita legalizar a la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

El lunes, el líder del Senado, Harry Reid (Nevada), anunció que agregará como enmienda el Dream Act a una ley sobre presupuesto de defensa, y el miércoles el senador Robert “Bob” Menéndez (Nueva Jersey), dijo que antes del 2 de noviembre entregará al Congreso una nueva propuesta comprensiva de reforma migratoria que incluirá una vía justa para sacar de las sobras a millones de sin papeles y que tengan opción de regularizar sus permanencias en el país.

publicidad

Reid apuntó que "en tiempos de guerra necesitamos un presupuesto de defensa. Confío en que los republicanos se unan a nosotros; este es un proyecto que hasta ahora ha sido bipartidista".

Batallas viejas

Desde que fue presentado por primera vez, el Dream Act ha contado con el respaldo tanto de demócratas como republicanos, pero nunca ha alcanzado los 60 votos mínimos necesarios en el Senado para ser aprobado. Esta vez sólo lo apoyan los demócratas, que suman 56 votos en el Senado. Los republicanos dijeron que no iban a apoyar el pulso lanzado por Reid.

Obama, sin embargo, prometió "de manera muy clara" que buscará los votos de los senadores, según dijo el congresista Luis Gutiérrez al término de la reunión con el mandatario el jueves, a la que también asistieron Menéndez y Velazquez.

En un comunicado, la Casa Blanca indicó que Obama "reiteró su compromiso a colaborar de modo bipartidista para aprobar una reforma migratoria exhaustiva", que garantice la seguridad en la frontera y haga rendir cuentas tanto a quienes se encuentran de modo ilegal en el país como a los empleadores que explotan el sistema.

Las elecciones del 2 de noviembre se anuncian complicadas para los demócratas, según diversos sondeos, que dan ventaja a los republicanos, dijo France Press.

Menéndez advirtió que "si no tenemos votos republicanos va a ser muy difícil. Déjennos someter la ley de Defensa a debate y veremos si tienen los votos".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad