publicidad
El presidente Barack Obama reiteró su apoyo a la reforma migratoria comprensiva y volvió a achacar la culpa de la falta de debate a los republicanos del Congreso.

Obama admite molestia de hispanos por reforma

Obama admite molestia de hispanos por reforma

El presidente Barack Obama reconoció que los líderes hispanos están decepcionados por la falta de una reforma migratoria y culpó del fracaso a los republicanos.

El presidente Barack Obama reiteró su apoyo a la reforma migratoria comp...
El presidente Barack Obama reiteró su apoyo a la reforma migratoria comprensiva y volvió a achacar la culpa de la falta de debate a los republicanos del Congreso.

Mandatario volvió a culpar a los republicanos

WASHINGTON - El presidente Barack Obama admitió el miércoles que gran parte de la comunidad hispana está decepcionada ante la inexistencia de una reforma migratoria integral y lo atribuyó a los legisladores republicanos, de acuerdo con un reporte de The Associated Press.

"Sé que muchos de ustedes hicieron campaña con fervor a mi favor y están decepcionados de que no hayamos podido llevar esto a su conclusión. Yo también. Pero permítanme ser claro: no abandonaré esta lucha", dijo el mandatario durante la convención anual del Instituto del Comité Legislativo Hispano (CHCI).

La semana pasada varios dirigentes de organizaciones hispanas que defienden los derechos de los inmigrantes y sindicalistas culparon a la Administración y al Congreso por el estancamiento en el debate migratorio, y advirtieron que esta inacción "alimenta" posturas antiinmigrantes similares a las adoptadas por la Asamblea y el gobierno estatal de Arizona.

publicidad

El 23 de abril, el parlamento de ese estado fronterizo con México aprobó la ley SB1070 que entre otras recomendaciones convirtió en delito la estadía indocumentada y otorgó poderes especiales a las policías locales para pedir pruebas de permanencia legal en Estados Unidos a individuos que sean detenidos por cualquiera otra ley vigente. En caso que las personas no entreguen pruebas, son entregados de inmediato a las autoridades federales de inmigración.

Promesa incumplida

Obama prometió durante la campaña presidencial 2008 que en el primer año de su mandato iba a empujar la aprobación de una reforma migratoria, pero a la fecha no cuenta con los votos necesarios en el Congreso. Los demócratas alcanzaron una mayoría de 57 votos en el Senado y el apoyo de dos senadores independientes, pero entre cinco y ocho legisladores del partido del presidente no respaldaron la legalización de millones de indocumentados.

Los republicanos, con excepción del Senador Lindsey Graham (Carolina del Sur), apoyaron tímidamente un plan bipartidista, pero en marzo rompieron la débil alianza obligando a los demócratas a justificar en reiteradas ocasiones el impedimento para dar cumplimiento a la promesa de Obama.

Pese a la demora de casi dos años y cuando la campaña electoral de medio tiempo entra en su etapa final (el 2 de noviembre los electores acudirán a las urnas para renovar la totalidad de la Cámara de Representantes (435 asientos) y 34 senadores (de un total de 100), el lunes el Senador Harry Reid anunció que presentará en el curso de los próximos días el proyecto de ley conocido como Dream Act, el que será enmendado a una ley de defensa.

publicidad

El proyecto, también conocido como Ley del Sueño, daría residencia temporal a miles de estudiantes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos y llevan un excelente promedio de notas. Una vez graduados de la universidad o si se enlistan en las Fuerzas Armadas, recibirán la residencia permanente y, cinco años más tarde, podrán iniciar el trámite para la ciudadanía.

Detalle clave

Pero el senador Reid no ha dicho si tiene los votos necesarios para su aprobación. Sin embargo, el presidente dijo el miércoles que "en el pasado, esta medida contaba con el respaldo de una mayoría de demócratas y republicanos” y que no veía “motivos por el cual no vuelva a ser el caso".

En el Senado, mientras, los republicanos liderados por Mitch McConnell (Kentucky) se mostraron inquietos por la inclusión de temas ajenos a la defensa nacional en la discusión y debate de estos en cualquiera de las dos cámaras.

Pese a la advertencia, los demócratas siguen adelante con sus planes de recuperar el debate y presionar a los republicanos para que apoyen un proyecto que, de ser aprobado, permitiría la legalización de millones de indocumentados e impactaría en la decisión de uno 10 millones de votantes hispanos.

El plan de Menéndez

Además del Dream Act, el miércoles el senador demócrata Bob Menéndez (Nueva Jersey) y sus copartidarios en la Cámara de Representantes Luis Gutiérrez (Illinois) y Nydia Velásquez (Nueva York), indicaron que presentarán en breve una propuesta de reforma migratoria, y que este jueves se reunirán con el Presidente Obama para lograr el respaldo de su Administración.

publicidad

The Associated Press reportó que algunos críticos sostienen que la iniciativa demócrata en el tema migratorio, ya a fines de año, sólo tiene motivación electoral cuando los comicios de medio término presidencial a efectuarse en noviembre se perfilan complicados para el partido del Presidente, debido a la frustración del elector estadounidense por la recesión económica y el desempleo.

Como lo ha hecho en reiteradas ocasiones, Obama responsabilizó nuevamente a la bancada republicana por el estancamiento del tema migratorio en el Congreso, al decir que "muchos de los 11 senadores republicanos que votaron a favor de esa reforma hace apenas cuatro años ahora se han apartado de ese voto".

Sin embargo, la totalidad de los 57 demócratas que se instalaron en enero de 2009 tampoco apoyaron los planes de legalización, por lo que la Casa Blanca ni el liderazgo encabezado por Reid nunca tuvieron los 60 votos necesarios para aprobar la reforma migratoria.

Líderes hispanos dijeron el miércoles que si el tema no es aprobado este año, por lo menos quedará sobre la mesa de discusiones un proyecto de legislación que debería ser parte de la agenda en 2011, cuando asuma la nueva legislatura.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad