publicidad

Nuevo plan de verificación

Nuevo plan de verificación

Un nuevo plan recomienda verificar el estatus de todos los trabajadores, inclusive los ciudadanos de Estados Unidos.

Apoyo bipartidista

Un nuevo plan que de ser aprobado aumentará el número de agentes de la patrulla fronteriza, obligará a los empleadores a verificar el estado migratorio de todos sus trabajadores y sancionará a aquellos que contraten indocumentados fue entregado el miércoles en ambas cámaras del Congreso.

El proyecto también elimina la posibilidad de legalizar a los 12 millones de indocumentados y deja la puerta abierta para que el departamento de Seguridad Nacional (DHS) incremente las redadas en los centros de trabajo, estrategia que fue investigada y criticada en un completo informe divulgado por el Consejo Nacional de La Raza, el principal grupo hispano de Estados Unidos.

La iniciativa, que cuenta con respaldo bipartidista, se conoce como 'Secure America with Immigration and Enforcement' (SAVE Act) y es patrocinada por los senadores demócratas Mark Prior (Arkansas) y Mary Landrieu (Luisiana), y el representante Heath Shuler (demócrata de Carolina del Norte).

También cuenta con el respaldo del representante Tom Tancredo, republicano de Colorado, entre otros legisladores de ese partido.

Pryor dijo que la nueva propuesta tiene como objetivo limitar la inmigración ilegal, pero reconoció sin embargo que el plan aún necesita ser trabajado para mejorarlo.

En resumen, SAVE Act aumentaría la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) e incrementaría la puesta en vigor de leyes a solicitantes de empleos con números incorrectos de Seguridad Social, además de imponer fuertes sanciones a quienes contraten inmigrantes sin estatus legal de permanencia en el país.

publicidad

Anuncio anticipado

A principios de noviembre, Shuler dijo, durante una explicación del proyecto, que los autores del plan habían "dejado la política de lado" para apoyar lo que definió como "un proyecto con sentido común que será bueno para Estados Unidos".

"Los estadounidenses estamos insatisfechos con nuestro gobierno por no hacer nada (con los indocumentados), y tenemos derecho de estarlo", añadió el congresista.

Shuler ganó en noviembre de 2006 su escaño por Carolina del Norte con una fuerte oposición a los indocumentados.

Prior, en cambio, explicó que el Senado y la Cámara de Representantes recibieron propuestas similares y que "necesita trabajarse", y dejó entrever que el debate y votación de ambos proyectos no ocurriría en la sesión legislativa que está por terminarse este año.

Fuentes cercanas a la oficina del líder del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada) dijeron a Univision.com el jueves que no respaldarán las iniciativas.

Detalles del plan

El SAVE Act permitiría la contratación y formación de miles de agentes fronterizos con armas, helicópteros, vehículos y sofisticado equipo de vigilancia con el fin de sellar las fronteras al tráfico indocumentado.

Un segundo componente exige que se implemente a nivel nacional un programa piloto que ahora revisa los números de Seguridad Social que presentan nuevos trabajadores o solicitantes a sus empleadores.

publicidad

El gobierno del presidente George W. Bush anunció en agosto nuevas normas, dando a los empleadores 90 días para verificar los números de Seguridad Social de sus trabajadores.

Objetivos oficiales

El plan gubernamental reveló que las prioridades del gobierno son:

  1. Reforzar las fronteras.
  2. Mejorar el cumplimiento de la ley dentro del país y en los centros de trabajo.
  3. Simplificar los programas existentes de trabajadores invitados (empleos temporales).
  4. Mejorar el actual sistema de inmigración y ayudar a los inmigrantes recientes para que se asimilen lo antes posible a la cultura estadounidense.


Verificación de empleo

En cuanto a las regulaciones sobre verificación de empleo contenidas en el proyecto SAVE Act., exige que los empleadores despidan a aquellas personas que no puedan verificar que tienen los documentos legales para trabajar en Estados Unidos.

Pero sobre este tema en particular, el gobierno sigue pendiente del avance de nuevos esfuerzos para activar el programa de verificación luego que un juez federal dictaminara en octubre que el sistema quedaba en suspenso tras una demanda interpuesta por agrupaciones sindicales.

El recurso señaló que la base de datos federal de Seguridad Social tenía errores que le hubieran costado el empleo a muchos trabajadores legales, y que el gobierno no estudió apropiadamente los efectos que las leyes tendrían en el comercio.

Criminalizar la estadía

publicidad

El SAVE Act también convierte en delito federal el transportar, dar albergue, ocultar o proteger a un inmigrante indocumentado, recomendación que ya había sido ventilada a finales de 2005 por la Cámara de Representantes cuando aprobó el proyecto de ley HR 4437, patrocinado por el republiano James Sensenbrenner (Wisconsin), que criminalizaba la estadía ilegal, por ahora una falta de carácter civil.

Pero la nueva medida incluye una cláusula para proteger a aquellas personas que ayudan a inmigrantes ilegales mientras trabajan en organizaciones religiosas sin fines de lucro.

Pese a ello, la forma en que está redactada la propuesta no parece proteger a trabajadores de otras organizaciones no lucrativas ni a médicos, algo bastante criticado en la medida migratoria HR 4437.

Millones de chequeos

La verificación de empleo forma parte de las políticas de seguridad del gobierno federal para combatir la inmigración indocumentada.

El 17 de septiembre la USCIS activó 'en línea' el programa E-Verify, sistema que revisa las fotografías de las autorizaciones de empleo y de las tarjetas verdes o green card de los trabajadores foráneos y las compara con su base de datos.

Para poder verificar la identidad de un trabajador, el empleador debe llenar un Formulario I-9 y solicitar al gobierno que revise los datos de identidad del empleado.

Por ahora el plan se encuentra en una fase experimental, pero el gobierno fijó el 26 de diciembre como fecha máxima para que los patronos completar un formulario por cada uno de los trabajadores extranjeros contratados en sus empresas.

publicidad

Quien no cumpla con este requisito podrá ser sancionado, advirtió el servicio de inmigración por medio de un comunicado.

Nueva forma I-9

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS)  precisó que el registro debe hacerse por medio del nuevo Formulario I-9, el cual fue revisado y ampliado para ajustarlo a los nuevos requerimientos de seguridad.

"Todos los empleadores están obligados a completar el Formulario para cada uno de los empleados contratados en Estados Unidos", apuntó la agencia.

En cuanto a la supervisión de la orden, Dan Kane, portavoz nacional de la USCIS, dijo a Univision.com que esa tarea estará a cargo de la Immigration and Customs Enforcement (ICE), "agencia que se encarga de esas funciones".

E-Verify es la segunda parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEVS, por sus siglas en inglés) que fue aprobado por el Congreso en noviembre de 2003, activado en respuesta a los ataques terroristas de 2001.

Como si no bastara, un segundo sistema fue habilitado en julio por el DHS. Se trata del ICE Mutual Agreement between Government and Employers (IMAGE), otra "herramienta" del gobierno para hacer más riguroso el control sobre los centros de trabajo y fortalecer la batalla que éste libra en contra de la inmigración ilegal.

Un tercer plan, impulsado por el DHS, se basa en el envío de cartas a empleadores advirtiéndoles sobre reglas más severas a quienes contraten a indocumentados.

publicidad

Pero éste sistema, por ahora, se encuentra suspendido por orden de un juez federal de San Francisco.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad